Cuenta regresiva para la decisión de Reutemann
Fuente: Prensa Gobierno de Santa Fe

Cuenta regresiva para la decisión de Reutemann

Las «visitas» marcaron una fuerte presencia menemista y eso logró agitar más de un fantasma. Como todos los días, Reutemann ingresó a la Casa Gris antes de las 7.00. Una de las primeras audiencias que concedió fue al histórico dirigente peronista, Hipólito Barreiro. El sexagenario fue funcionario de Juan Domingo Perón y por estos años simpatiza con la figura del pampeano, Rubén Marín, uno de los gobernadores más identificados con el menemismo. También Barreiro le pidió a Reutemann que sea candidato porque es «uno de los pocos con condiciones como para salvar al país».

Después ingresó el encuestador Hugo Haime. Llegó acompañado por el diputado provincial Jorge Giorgetti, otrora, integrante del entorno más íntimo del gobernador. Haime, quien aseguró haberle solicitado una audiencia a Reutemann, le trazó un panorama económico y social del país.

«Los números de las encuestas van y vienen de acuerdo a las circunstancias», dijo Haime con cautela, pero admitió que «Reutemann aparece como un hombre ético, honesto y trabajador». El encuestador admitió le «encantaría» trabajar en una eventual candidatura a Presidente del actual gobernador.

Giorgetti, por su parte, confió en que el santafesino tomará «la decisión acertada». Pero se quejó por «la presión» que ejercen los medios, sobre todo los nacionales, y le recomendó a Reutemann «tomarse entre un mes y un mes y medio más» para tomar una determinación.

«No es bueno presionarlo porque él siempre ha tomado sus decisiones en soledad, con tranquilidad y con mucha responsabilidad», dijo.

Otros se sumaron a la «caravana» de dirigentes. Estuvo el diputado nacional justicialista por Santa Fe, Julio Gutiérrez, y su par del Partido del Progreso Social, Héctor Cavallero, quien confirmó su candidatura a gobernador «con o sin Ley de Lemas».

Más tarde se sumaron a la ronda de consultas funcionarios de su propio gabinete, como el ministro de Hacienda, Juan Carlos Mercier, quien intentó definir los detalles del pacto fiscal que se firmará el miércoles en Capital Federal.

En tanto, la Subsecretaría de Información Pública de la provincia confirmó que el gobernador no presidirá mañana los actos por el Día de la Independencia, como es tradición, en la ciudad de Reconquista. En cambio, aceptó la invitación del Presidente Eduardo Duhalde, quien con insistencia, le reclamó su presencia en la ceremonia que se realizará mañana en la ciudad de San Miguel de Tucumán. La aparición en público del santafesino será una especie de termómetro para medir la reacción de la gente ante una eventual figura presidencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *