Desde la UNL sostienen que se privilegió la salud y el derecho a la educación pública
Facultad en barrio El Pozo Crédito: Prensa Universidad Nacional del Litoral
Educación
Redacción El Santafesino
13/04/2020
coronavirus educación pública pandemia UNL

Desde la UNL sostienen que se privilegió la salud y el derecho a la educación pública

El rector de la UNL, Enrique Mammarella, brindó un balance a un mes del comienzo de las acciones formales de concienciación, prevención y contención de la pandemia de coronavirus.

“Para concienciar, contener y prevenir la pandemia de Coronavirus COVID-19, en la Universidad Nacional del Litoral venimos trabajando en equipo, denodadamente, con el compromiso y la responsabilidad que caracteriza a la comunidad del Litoral”, aseguró el rector de la UNL, Enrique Mammarella, al brindar un balance al cumplirse un mes de la implementación formal de medidas institucionales en torno a la emergencia sanitaria generada por el COVID-19. En esta línea, remarcó que si bien resta camino por recorrer, los pasos dados son los correctos y, así, enfatizó: “Seguiremos en acción como hasta ahora, privilegiando el cuidado de la salud, el derecho a la educación pública, el compromiso institucional y la calidad educativa, asegurando el respeto y la tolerancia por la diversidad que impera en nuestra sociedad y en la heterogeneidad del sistema universitario argentino. No estamos de vacaciones, hace un mes comenzamos con estas medidas y seguimos trabajando con todo el compromiso y responsabilidad que caracteriza a la comunidad del Litoral”.

Universidad pública

En el balance del rector Mammarella, expresado en un documento oficial que puede descargarse de www.unl.edu.ar/coronavirus, expresa: “Desde inicios de marzo estamos haciendo muchos esfuerzos institucionales para continuar cumpliendo con nuestra misión como Universidad Pública en este contexto generalizado de excepcionalidad producto de esta pandemia que nos toca afrontar y, acompañando la política de las autoridades sanitarias nacionales y provinciales, tomamos todas las disposiciones administrativas necesarias para garantizar el cumplimiento de las medidas de aislamiento por parte de los miembros de la comunidad universitaria. No nos tomamos este período como vacaciones y por Resolución Rectoral 357/2020 del 9 de marzo, constituimos un Comité de Emergencia coordinado por la Secretaría General e integrado por representantes de las Secretarías de Planeamiento Institucional y Académico, de Desarrollo Institucional e Internacionalización y de Bienestar, Salud y Calidad de Vida, Direcciones de Salud, Obras y Servicios Centralizados y de Comunicación Institucional invitándoles a participar del Comité a los gremios docente a través de ADUL y no docente a través la APUL; a la organización estudiantil a través de FUL; y a la OSUNL”.

A partir de ese día, la Universidad participó de “reuniones con autoridades nacionales de los Ministerios de Educación y Salud de la Nación y de la Provincia de Santa Fe, organizamos reuniones periódicas con las decanas y los decanos, directores de Centros Universitarios y Escuelas, y responsables de las secretarías de Rectorado y, previo a las medidas de aislamiento social obligatorio dictadas por el Gobierno nacional, se decidió sugerir el resguardo y aislamiento voluntario del personal docente, no docente, personal académico temporario o visitante y terceros que presten servicios no académicos permanentes o temporarios de la UNL que tuviere más de 65 años o estuvieren comprendidos dentro de grupos de riesgo, así como también eximir de las obligaciones académicas por el período que permanezcan en situación de resguardo y aislamiento a los estudiantes mayores de 65 años o que estuvieren comprendidos en grupos de riesgo”.

Prevención, contención, concientización

A partir del trabajo coordinado con ADUL y APUL, se concretaron capacitaciones y se elaboraron protocolos de procedimientos de higiene para la prevención personal, para el egreso e ingreso a las viviendas y la convivencia con personas de riesgo, para la limpieza y desinfección para nuestros establecimientos. También se trabajó en torno a cuestiones vinculadas a la seguridad y la salud para trabajar desde casa. Se adquirió y distribuyó en todo el ámbito universitario jabón líquido, alcohol en gel y toallas de papel. Lo mismo sucedió con elementos de protección sanitaria individual para el personal afectado a tareas de salud, limpieza y vigilancia. En el mismo sentido, dentro de la UNL se realizó una campaña especial de vacunación antigripal para el personal que cumple tareas en el centro de salud, y de vigilancia y limpieza durante la emergencia dentro del ámbito de la UNL.

Educación de calidad, con apoyo virtual

“Asimismo, como resguardo de la Salud de nuestra comunidad, se modificó el calendario académico aprobado, difiriendo la fecha de inicio del primer cuatrimestre y disponiendo que el comienzo de las actividades académicas para las carreras de grado y pregrado sea bajo la modalidad virtual”, indicó Mammarella para luego completar: “A partir de ese momento y con un esfuerzo importante por parte de las secretarias y los secretarios Académicos, las coordinadoras y los coordinadores de Carrera, el equipo de la Secretaría de Planeamiento Institucional y Académico y docentes referentes, se conformó un equipo de trabajo que se abocó al diseño de una estrategia institucional académica, comunicacional y tecno-pedagógica apropiada para el desarrollo de un plan de virtualización acorde a las necesidades de estudiantes y docentes de las diferentes carreras que se dictan en la UNL y conforme a la arquitectura tecnológica disponible en el Sistema Institucional de Educación a Distancia (SIED) de la UNL, que cuenta con la acreditación de CONEAU, se han constituido ambientes virtuales distribuidos compuestos por aulas virtuales + conexión por zoom o dispositivos similares + micrositios, cogestionados por cada unidad académica”.

En esta línea, el Rector aseguró que “si bien esta estrategia -que con el esfuerzo mancomunado de todo el plantel docente de la UNL ya se puso gradualmente en marcha a partir del 1 de abril- no asegura poder reemplazar en todos los casos la necesaria presencialidad para algunas de las actividades incluidas en los programas de cada asignatura, sí brinda condiciones y oportunidades pedagógicas para avanzar en el desarrollo del cuatrimestre y posibilita que miles de estudiantes comiencen sus clases virtualmente. Para ello también hubo que prepararse y capacitarse, y seguimos día a día formándonos y aprendiendo para procurar garantizar el desarrollo de las clases y su calidad”.

Luego, Mammarella indicó que “en algunos casos y cuando la situación lo permita, se habrá de reprogramar algunas actividades presenciales para poder cumplir con todos los requisitos establecidos, pero en ningún caso se puede poner en duda la calidad educativa por el solo hecho de no poder hacer uso temporariamente de la presencialidad a la que estamos acostumbrados”. Finalmente, en esta línea, enfatizó: “Ir en contra de la virtualidad es ir contra del desarrollo pedagógico y los avances desarrollados por instituciones como la UNL que acumula ya 25 años de conocimiento previo generado por la modalidad de educación a distancia, la cual ha impulsado cambios en los modos de enseñanza y avanzado con experiencias significativas en la producción de materiales innovadores que complementan habitualmente la enseñanza presencial”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *