El camino de la desinversión
Laguna La Picasa desbordada Crédito: rufinoweb.com.ar

El camino de la desinversión

“Habría que preguntarle al Presidente a quién beneficia los vetos realizados. Sin duda, que al pueblo y a la producción nó”, acota Courel. “Es especialmente negativo el veto al artículo 68° que aportaba recursos adicionales para la realización de obras viales e hídricas de suma importancia para el país, en general, y para las distintas economías regionales, en particular”.

Expresa Courel que “este veto junto al veto del artículo 30°, que buscaba proteger a los recursos de los fondos fiduciarios, afecta en especial a las obras viales y a las obras hídricas imprescindibles para el país, ya que además de no asignar recursos necesarios toma recursos fideicomitidos en forma totalmente indebida, toda vez que estos recursos son específicos y extrapresupuestarios”.

“De esta manera nos veremos privados de realizar obras de vital importancia como la Ruta 158, Tramo Villa María-Río Cuarto, en Córdoba, o la nueva traza de la Ruta 38 en Tucumán, como así también el puente Reconquista-Avellaneda-Goya, en Santa Fé, y a obras hídricas de gran importancia para el Chaco, como el acueducto Centro Oeste Chaqueño, u obras de saneamiento imprescindibles para San Juan, como el Subsistema Cloacal Rawson, entre otras importantes obras a realizar, además, en Jujuy, La Pampa o Mendoza, por nombrar algunas provincias”, comenta Courel.

“El artículo 68° hacía posible también cumplir con la contraparte local a los créditos externos para programas como los Crema I y II, que comprende unas 70 mallas distribuídas por toda la geografía del país, y el programa Corredores Viales II, que comprende seis proyectos viales. Con el veto afectamos a casi el 50 % de los dos programas Crema (unos 5500 km) y a la totalidad del restante probrama”, explica el legislador nacional y Presidente de la Comisión de Obras Públicas.

“Como pueden deducir, el veto afecta a toda la economía nacional, al afectar obras viales distribuídas por todo el territorio nacional, que hacen al progreso económico y social, ya que el buen estado de las vías de comunicación es uno de los factores principales que evalúan los inversores a la hora de instalarse en un lugar, por su incidencia en la competitividad de sus productos”, acotó Courel.

“Si sumamos al recorte efectuado el despojo de los fondos fiduciarios estamos entonces ante el gran programa de la intensa desinversión nacional en materia de obras públicas, única fuente generadora de reactivación de grandes sectores industriales y comerciales y de empleo genuino. Esto se parece mucho al juego de la ruleta rusa”, concluyó Carlos Courel.

Fuente: Prensa Ing. Carlos Courel-Pte. Comisión Obras Públicas de Diputados de la Nación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *