El voluntariado universitario promueve la educación en los barrios santafesinos
Estudiantes de la UNL participan como voluntarios en tareas de acompañamiento educativo. Crédito: Universidad Nacional del Litoral

El voluntariado universitario promueve la educación en los barrios santafesinos

Estudiantes de diferentes carreras de la UNL participan como voluntarios en actividades de promoción de la educación. Trabajan en conjunto con la organización “La Poderosa” acompañando a niños, niñas y adolescentes del barrio Chalet.

En el marco de las prácticas académicas solidarias, estudiantes de la UNL participan como voluntarios en tareas de acompañamiento educativo en el barrio Chalet de la ciudad de Santa Fe. Provenientes de diferentes unidades académicas, los estudiantes UNL se desempeñan como promotores educativos brindando apoyo escolar a niños, niñas y adolescentes. El trabajo surge como una iniciativa de la organización social La Poderosa y se lleva a delante con la colaboración de la Federación Universitaria del Litoral (FUL) y el programa de Extensión de Educación y Sociedad.

“Al nodo que tenemos en barrio chalet, que conseguimos con mucho esfuerzo, le faltaba una pata muy importante que era el acompañamiento educativo de niños, niñas y adolescentes. Por eso nos contactamos con la Universidad y rápidamente surgió la idea de hacer un voluntariado universitario de promotores educativos”, comentó Claudia Albornoz, militante y referente de La Poderosa.

“Para la universidad es una actividad muy importante, porque nuestra casa de estudios está convencida de tener un deber y un compromiso social, y en este momento de pandemia más aún”, expresó Maria Lucila Reyna, secretaria de Extensión Social y Cultural de la UNL.  En ese marco, Sabrina Rebollo, coordinadora del área Prácticas Académicas Solidarias de Extensión, explicó que  “desde la universidad convocamos a estudiantes de distintas carreras para asistir, acompañar y contener a los distintos chicos que concurren al sitio de la organización social”.

Destacando el valor del trabajo en conjunto, Albornoz subrayó “para nosotros es muy importante la articulación con la universidad, que sus estudiantes vengan al barrio para acompañar a nuestros jóvenes que de otra manera no podrían hacer sus tareas escolares y en estos momentos de pandemia quedarían fuera de la educación”.  Por su parte, Reyna sostuvo que “la virtualidad de la escuela ha generado dificultades, no solo por la falta de conexión sino también por la falta de acompañamiento; es en ese sentido que la universidad con sus estudiantes comprometidos pretende colaborar con los niños y niñas para acompañarlos, que no pierdan el estudio, puedan realizar sus tareas, puedan aprender y comenzar esperanzadamente un nuevo año en el que ojalá la escuela vuelva a la presencialidad”.

Como cierre de año, este viernes 18 de diciembre, el equipo de voluntarios participará junto con los niños, niñas y adolescentes de una jornada al aire libre. El playón del barrio Chalet será el escenario en donde podrán compartir juegos, actividades recreativas y una merienda.

Compromiso universitario

“Esta propuesta se enmarca en el compromiso social que la universidad sostiene año a año. En ese sentido la línea de trabajo con niñas y niños, siempre ha sido destacada para la Secretaría de Extensión, que mantiene un trabajo conjunto con diferentes organizaciones e instituciones”, explicó Rebollo. En esta convocatoria en particular, más de 25 estudiantes se presentaron, lo cual pone de relieve “el compromiso y la responsabilidad de los estudiantes universitarios”, resaltó Rebollo.

En tiempos de pandemia y aislamiento social, las actividades del voluntariado universitario fueron repensadas y adaptadas para respetar las disposiciones de restricción y, al mismo tiempo, sostener y desarrollar prácticas solidarias con la comunidad. De esta manera la iniciativa actual tiene como antecedente inmediato el trabajo que las y los estudiantes vienen desarrollando en el contexto de emergencia sanitaria. En ese sentido, se destaca la labor realizada en el Mercado de abastecedores y proveedores de la ciudad de Santa Fe y sus alrededores, donde los jóvenes voluntarios llevaron adelante medidas sanitarias de prevención y cuidado y relevamiento de control sanitario por COVID-19. Del mismo modo, resaltan las actividades de relevamiento de información de salud y asistencia a las personas mayores de 60 años de edad integrantes de la comunidad universitaria, desarrolladas por los estudiantes UNL.

Es necesario enfatizar que todas las tareas ejecutadas por el Programa de Voluntariado Universitario UNL se llevan adelante bajo las normativas de bioseguridad y prevención vigentes en nuestro territorio y enmarcadas en las disposiciones del Ministerio de Salud de la Nación.

La formación de la experiencia

En esta oportunidad, los estudiantes universitarios recibieron una capacitación previa al inicio de las actividades, que se pudieron sostener durante los dos últimos meses, pudiendo asistir y acompañar en las tareas y actividades en el cierre del año escolar.  “La experiencia es enriquecedora, al ser estudiante de un profesorado con este voluntariado puedo vivir día a día lo que en la facultad estudiamos desde la teoría”, expresó Camila Bertona, estudiante del profesorado en matemáticas. Y agregó: “creo que como estudiantes, de esta forma podemos devolver a la sociedad todo lo que vamos aprendiendo, pensando en cómo podemos colaborar con la sociedad desde nuestro rol y, al mismo tiempo, como futuros profesionales”.

Por su parte, Ludmila Arredondo, integrante de la FUL destacó que “entendimos que los estudiantes debemos cumplir un rol fundamental en esta pandemia, la universidad no debía ser una institución aislada sino que debía acercarse y atender a la comunidad con sus demandas y necesidades”. Y subrayó “nuestro papel como estudiantes es acompañar a las niñas, niños y adolescentes alumnos de primaria y secundaria, no solo en cuestiones escolares y académicas, sino también atendiendo a cuáles son sus necesidades sociales, culturales, afectivas”.

Relatando su experiencia, Agustina Diez, estudiante de Ingeniería Industrial, señaló que se trata de “una hermosa oportunidad para conocer otras realidades y aportar mi granito de arena, involucrarme con problemáticas de nuestra sociedad y crecer en lo personal”.

10 respuestas a “El voluntariado universitario promueve la educación en los barrios santafesinos

  1. VOLUNTARIADO UNIVERSITARIO:
    Se desempeñan como promotores educativos brindando apoyo escolar a niños, niñas y adolescentes. El trabajo surge como una iniciativa de la organización social La Poderosa y se lleva a delante con la colaboración de la Federación Universitaria del Litoral (FUL) y el programa de Extensión de Educación y Sociedad. (desde la universidad convocamos a estudiantes de distintas carreras para asistir, acompañar y contener a los distintos chicos que concurren al sitio de la organización social”).
    En tiempos de pandemia y aislamiento social, las actividades del voluntariado universitario fueron repensadas y adaptadas para respetar las disposiciones de restricción y, al mismo tiempo, sostener y desarrollar prácticas solidarias con la comunidad.
    Nuestro papel como estudiantes es acompañar a las niñas, niños y adolescentes alumnos de primaria y secundaria, no solo en cuestiones escolares y académicas, sino también atendiendo a cuáles son sus necesidades sociales, culturales, afectivas”.
    Para la universidad es una actividad muy importante, porque nuestra casa de estudios está convencida de tener un deber y un compromiso social, y en este momento de pandemia más aún, es muy importante la articulación con la universidad, que sus estudiantes vengan al barrio para acompañar a nuestros jóvenes que de otra manera no podrían hacer sus tareas escolares y en estos momentos de pandemia quedarían fuera de la educación.
    En esta oportunidad, los estudiantes universitarios recibieron una capacitación previa al inicio de las actividades, pudiendo asistir y acompañar en las tareas y actividades en el cierre del año escolar. La experiencia es enriquecedora, al ser estudiante de un profesorado con este voluntariado puedo vivir día a día lo que en la facultad estudiamos desde la teoría”. Es una oportunidad para conocer otras realidades y aportar un granito de arena e involucrarse con problemáticas de nuestra sociedad

  2. LA BRECHA DIGITAL EN LA SOCIEDAD.
    Forzados por la pandemia, miles de estudiantes y docentes universitarios tuvieron que acoplarse a la digitalización de la educación.
    Hay muchos factores que influyen en la falta de acceso a la educación virtual como la velocidad de internet y el acceso a infraestructura y conexiones de cada provincia y ciudad. Además, se suma la cantidad de dispositivos por hogar y por persona; en algunas casas son varias personas que deben compartir un único dispositivo. Para contrarrestar esto, algunas universidades (como la Universidad del Nordeste) están otorgando becas de ayuda económica para ayudar a los estudiantes a pagar internet wifi o datos móviles.
    Además de la brecha digital existe otro gran problema: hay carreras que tienen una alta formación práctica. Este es el caso de medicina, ingeniería, odontología, y tantas otras. La interrupción de las clases afectó a muchos estudiantes que se encontraban realizando sus residencias o prácticas.
    En la mayoría de los casos los alumnos dependen del acceso a internet de cada profesor para saber si tienen o no clases. Muchos docentes tuvieron que invertir dinero de su propio bolsillo para comprarse una notebook o pagar internet wifi. Además, fue de máxima necesidad que todos aprendieran a usar las plataformas digitales por su cuenta, ya que no hubo tiempo para capacitaciones.

  3. Entre muchos profesionales que pueden ayudar a combatir la problemática social elegi dos.
    Psicólogos:
    Están capacitados y preparados para afrontar una terapia conjunta para ayudar al paciente a superar adicciones, abusos, o algunas secuelas traumáticas que pudieron haber sufrido.
    Asistentes sociales:
    El trabajador social es un facilitador y orientador de las personas en problemas de índole social de manera que éstos puedan hallar y utilizar los recursos y medios necesarios para superar sus dificultades y lograr sus objetivos.

  4. por problemas que surgieron por la cuarentena que es la ausencia de educación para niños y niñas de primaria o secundaria, alumnos de distintas academias de la UNL, la Federación Universitaria del Litoral (FUL), y el programa de Extensión de Educación y Sociedad. se ofrecen voluntariamente para asistir o acompañar a su educación o que de otra manera no podrían hacer sus tareas escolares y en estos momentos de pandemia quedarían fuera de la educación, en distintos barrios de santa fe.

  5. El voluntariado de la UNL promueve la educación, se ofrece a ayudar a los estudiantes en su educación, ya que a muchos les causó problemas la Pandemia .
    En tiempo de pandemia debieron adaptarse a respetar disposiciones de restricción y se tuvo que pasar por una nueva experiencia para llevar adelante la educación.

    1. Entre los profesionales que pueden combatir la problemática seleccioné a uno:
      Trabajador Social
      El licenciado/a en Trabajo Social es capaz de identificar, investigar, analizar y comprender los problemas e implementar estrategias que apunten a su modificación, superación o transformación

  6. La Brecha Digital: por causa de la pandemia hizo que varios estudiantes y docentes dependan de internet ya que es la manera de poder seguir los estudios.
    Hay personas la cuales tienen falta de acceso puede ser por problemas con el internet, por falta de dispositivos y otros.
    Y hubo varios problemas ya que muchas personas ya sea estudiantes o docentes no estaban capacitados y el uso de las nuevas formas, las plataformas era costoso.

  7. una de las problemáticas mas difícil de afrontar en época de pandemia y aislamiento social, fue la adaptación a la educación. Brecha digital: muchos hogares no cuentan con dispositivos ni acceso a internet y eso se hace mas difícil para acceder a la modalidad tomada en época de pandemia.
    La asociación «La poderosa» en conjunto de alumnos de la UNL formaron el VOLUNTARIADO, promoviendo al acompañamiento estudiantil de niños y niñas de barrio chalet. haciendo mas fácil para los niños y adolecentes la adaptación a la educación en general. En tiempo de pandemia y aislamiento social las actividades del voluntariado universitario fueron repensadas y adaptadas para respetar las disposición de restricción y al mismo tiempo sostener y desarrollar practicas solidarias con la comunidad.

  8. El voluntareado de la unl va a promover, aportar y ayudar a los niños, niñas y adolecentes de la sociedad que necesiten su ayuda para realizar tareas, trabajos y estudiar. Van a hacer tipo sus «tutores».
    Estos «tutores» van hacer estudaintes de la UNL que prestaran sus servicios para ayudar a estos chicos en los problemas que la pandemia les dejo, problemas tanto de no poseer conexion o no tener los medios para recibir dichas tareas, trabajos, etc.
    esta es una muy buena forma de poder ayudar con la educacion a los chicos de los distintos barrios de santa fe y de poder aportar granitos de rena para que ellos puedan tener un futuro mejor.

  9. Respuesta 2: La belleza es lo que agrada a la vista, La belleza es fundamental para crear las obras de arte, precisamente para lograr esa sensación que cautiva en quien lo ve. Siempre y cuando esa sea la intención del creador de la obra. Lo artístico no solo debe ser bello. El arte se puede manifestar de diferentes maneras con distintas intenciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *