Hospital Geriátrico de Pilar: un delicado equilibrio sanitario en tiempos de pandemia
Personal sanitario en el Hospital Geriátrico de Pilar Crédito: Gentileza

Hospital Geriátrico de Pilar: un delicado equilibrio sanitario en tiempos de pandemia

El mundo se conmueve frente a la cantidad de personas que mueren tras haber contraído coronavirus en asilos de ancianos. La residencia geriátrica de Pilar se erige como una institución modelo en el cuidado de las personas de los adultos mayores.

La pandemia de COVID-19 representa un doble desafío para el Hospital Geriátrico “José Vionnet”: preservar la salud de un centenar de adultos mayores que residen en forma permanente y garantizar el servicio sanitario para la comunidad que habita la localidad de Pilar y su zona de influencia.

En diálogo con elsantafesino.com, la médica generalista y geriatra Melisa Perret precisó que “en una misma estructura funcionan dos hospitales porque tenemos el sector geriátrico y el sector destinado a la atención a la comunidad”. Cuando la pandemia de coronavirus llegó a nuestra provincia “tuvimos que hacer un bloqueo total del hospital porque la parte de medicina general atraviesa al geriátrico”.

En este contexto, se montaron postas sanitarias en el SUM Comunal y en el CAPS Barrio Norte donde se realizan diversas prácticas (vacunación, curación de heridas, controles de presión arterial o glucosa). Además, los consultorios externos se trasladaron a casillas sanitarias, una atiende a pacientes con síntomas asociados al COVID-19 y otra recibe a personas que demandan atención general (controles de embarazo, niño sano y enfermedades no transmisibles). A su vez, en el salón del Rotary Club se dispusieron nueve camas con oxígeno envasado para posibles internaciones de pacientes con coronavirus.

Atención integral

Con capacidad para albergar a 100 personas de la tercera edad y con una estructura de 145 empleados, el nosocomio público es el segundo más grande en la provincia de Santa Fe. “El criterio de ingreso es mayores de 65 años pero tenemos algunas particularidades porque es un hospital de enfermos crónicos”, señaló la médica en relación a la población de la residencia.

En dos sectores de un mismo edificio conviven hombres y mujeres con diferentes patologías. Cuando comenzó el aislamiento obligatorio, Perret suspendió la visita de familiares, las salidas transitorias y los juegos comunitarios, entre otras actividades. “Al principio fue muy duro pero después empezaron a entender”, contó la profesional y añadió que el personal colaboró en la tarea de explicar las decisiones adoptadas y concientizar sobre “la importancia de que se queden adentro porque todos son pacientes con factores de riesgo”. También se trata de una circunstancia difícil de asimilar para sus familiares pero “recibimos muchos agradecimientos porque entienden que es lo mejor” para sus seres queridos.

La geriatra comentó que realizan alguna salida al patio para que los residentes no pierdan el sentido del día y la noche. “En estas situaciones, hay que contener no solamente la esfera física sino también la emocional. Tratamos de hacerlo de la mejor manera posible”, expresó y sostuvo que “están contenidos porque tenemos especialistas en salud mental” que trabajan junto al equipo médico. Recientemente, convocaron “a la podóloga, la terapista ocupacional y otros actores del servicio de salud para que también ayuden en la contención emocional”.

Mayores cuidados

“En estos días tuvimos los primeros cuadros respiratorios”, indicó la médica y agregó que combaten “la patología todo el año pero desde que empezamos con el aislamiento vemos que se enferman menos y creemos que tiene que ver con la menor circulación de gente dentro del hospital y con la suspensión de las visitas”.

Asimismo, “tuvimos una cobertura total de vacunación antigripal en marzo. Eso quiere decir mucho, porque otros años se demoraba mucho y este año pudimos vacunar a todo el personal y a todos los residentes”, apuntó la directora.

Otro factor fundamental es que, en el marco de la emergencia sanitaria por coronavirus, recibieron un ecógrafo que no sólo garantiza la realización de los exámenes médicos sino que también favorece el aislamiento social de los pacientes.

Protocolos

El Hospital Geriátrico “José Vionnet” depende del Ministerio de Salud de la Provincia de Santa Fe y tiene convenio con PAMI. “Los protocolos se vienen cumpliendo y son dinámicos”, afirmó la médica generalista en relación a las medidas adoptadas para combatir la pandemia de coronavirus.

“Por ejemplo, comían en un comedor común y ahora estamos armando comedores adentro de las habitaciones. No puedo permitir más que se mezclen porque si llegara a haber un caso sospechoso y da positivo, tengo que aislar a los 18 pacientes que están en un pabellón. Entonces, tengo que armar dispositivos adecuados a la estructura física de nuestra institución”, describió la directora.

“El personal está vestido con equipos de protección personal todo el tiempo, es una línea de trabajo acorde con la pandemia y con un geriátrico”, señaló Perret y añadió que la exclusividad laboral de los trabajadores favorece la ausencia de contagios en Pilar. Asimismo, recordó que tienen dos médicos por turno y que sólo se encuentran habilitados para entrar al geriátrico los profesionales que no atienden casos asociados a COVID-19.

Proyectos

La médica Melisa Perret ejerce la dirección del hospital hace 8 meses. “Encontré muchas fortalezas porque confío en mi equipo plenamente”, reconoció y aprovechó la ocasión para agradecer el acompañamiento del presidente comunal Diego Vargas, las instituciones y las empresas.

“Queremos mejorar la atención de la persona geriátrica”, aseguró la doctora. Por esta razón, presentaron un proyecto para crear un nuevo edificio a efectos de descentralizar la atención general y que “este hospital que hoy funciona para todos sea realmente un hospital geriátrico”. Entre los fundamentos, mencionan “que la baja de las enfermedades infecciosas en los residentes tiene que ver con la disminución del flujo de gente”.

 

Por: Marina Trevisan

Una respuesta a “Hospital Geriátrico de Pilar: un delicado equilibrio sanitario en tiempos de pandemia

  1. LA LABOR QUE ESTÁN REALIZANDO » TODOS» Y DIGO TODOS, PARA NO OLVIDARME DE NADIE.ES MARAVILLOSA…SACRIFICIO PERSONAL,RESPONSABILIDAD,TRABAJO EN EQUIPO,ESTÁN DANDO SUS FRUTOS. …. LA PALABRA —GRACIAS—ES MUY PEQUEÑA…SE MERECEN LO MEJOR DE LA VIDA….LLUVIA DE BENDICIONES PARA TODOS USTEDES QUE ESTÁN ALLÍ,DICIENDONOS ¡¡¡ PRESENTE !!!…LOS APLAUSOS SON INFINITOS…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *