Independencia económica como pilar de la construcción empresarial
Cooperativa Sol de Abril de Sunchales Crédito: El Santafesino
Panorama Empresario
Redacción El Santafesino
08/10/2015
cooperativismo desarrollo económico Sol de Abril Sunchales

Independencia económica como pilar de la construcción empresarial

Como parte de las propuestas impulsadas por la Incubadora de Empresas de la Casa del Emprendedor, la Municipalidad de Sunchales, desde su Secretaría de Desarrollo Económico y Cooperativismo, apostó por la concreción de un emprendimiento conformado en su totalidad por personas con discapacidad.

A través del Consejo de Inclusión para Personas con Discapacidad, la propuesta fue tomando forma —desde que se presentó como un proyecto por parte de Amipack, una empresa local de alcance nacional e internacional— hasta convertirse en una emprendimiento joven con futuro. Así, el 13 de abril de 2015 nació Sol de Abril, empresa que brinda diferentes servicios manuales a las firmas locales y regionales.

Bajo los valores de responsabilidad, disciplina y eficiencia, focalizan su trabajo (que se realiza en doble turno: tres operarios por la mañana y tres por la tarde, de lunes a viernes) en la terminación de productos mediante diversas tareas: confección y armado de bolsas y cajas, packaging en general, ensobrado de documentación, clasificación de documentación, armado de regalos empresariales y bolsones navideños, o el pegado de etiquetas.

Los integrantes de Sol de Abril comparten una visión de progreso con fines económicos-sociales y espíritu cooperativo, que consideran como la base para poder confiar en el avance colectivo de la iniciativa.

Inauguración

La presentación formal de Sol de Abril se realizó el miércoles 19 de agosto a través de una reunión que contó con la presencia de los seis integrantes del emprendimiento, sus padres, empresarios locales y autoridades municipales.

Durante la conferencia, el secretario de Desarrollo Económico y Cooperativismo de la Municipalidad de Sunchales, Samuel Delbón, reconoció que el trabajo realizado, a través del Consejo para la Inclusión de Personas con Discapacidad, “estuvo bien hecho”. Mencionó, además, la importancia de que “se esté consolidando un grupo”, ya que los seis integrantes actuales —comenzaron ocho— “se sienten representados por la firma”.

Por su parte el intendente municipal de Sunchales, Ezequiel Bolatti, ponderó a la acumulación de conocimientos como una forma de aprendizaje: “A través de este proceso se puede visualizar una forma alternativa legítima de potenciar, incluir y trabajar de forma satisfactoria”.

En este marco destacó la labor de su gestión, porque “apuesta a aprender de los errores propios y enriquecer las experiencias a través de las miradas ajenas”. Por este motivo, entiende Bolatti, “la Casa del Emprendedor acierta el camino al incorporar otras miradas, como las de aquellas industrias consolidadas”.

“La visión integradora y de trabajo en conjunto es clave para crecer y aprender”, analizó el mandatario, y agregó que “nunca se resuelve la cuestión en torno a cómo hacer sustentable la economía local”. No obstante, sobre este punto, apuesta a que “la construcción se logra cuando se está dispuesto a aprender de otras experiencias y tener la capacidad de transformarlas de acuerdo a las realidades locales”.

Esta política de apertura a experiencias externas posibilitó que, “durante los últimos cuatro años, se hayan financiado proyectos por casi dos millones de pesos, esfuerzo que posibilitó la concreción de 140 emprendimientos y de alrededor de 500 puestos de trabajo”.

“La Municipalidad de Sunchales confía en que Sol de Abril llegue a ser un emprendimiento a gran escala”, concluyó Bolatti.

Decisiones en asamblea

Desde hace 15 años, la Incubadora de Empresas intenta “generar emprendimientos y trabajo genuino”, con el fin de “dejar de lado el asistencialismo para que las personas emprendedoras puedan vender sus propios productos y servicios”, según las palabras del propio Delbón.

La necesidad que llegó al escritorio de este funcionario, como disparador para la conformación de Sol de Abril, fue la de intentar lograr una prestación de un servicio que no se podría realizar sin la ayuda del Municipio. Desde entonces, el emprendimiento le hace frente a las necesidades laborales y económicas de sus integrantes, involucrando además a las distintas partes de las instituciones que acompañan a esta joven firma. Así, y por ser planteada bajo una lógica cooperativista, la empresa Sol de Abril se reúne periódicamente en asamblea —una vez por mes— para trazar objetivos y ejes, y para analizar cómo vienen trabajando.

La apuesta inmediata de la firma es la de llegar a nuevos clientes. Para tal fin, se bosquejó un plan de comercialización y se pensó en estrategias tales como la elaboración de una carta de presentación o la difusión por redes sociales.

“Hay capacidad de trabajo y ganas de progresar. Como en todo emprendimiento, también existen desafíos, pero lo importante es que se enfrentan de forma conjunta”, explicó Delbón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *