La canasta básica alimentaria para los hogares argentinos ascendió a $38.154 en enero de 2022
La canasta básica alimentaria quedó $6.154 por debajo del salario mínimo vital y móvil. Crédito: Focus Market

La canasta básica alimentaria para los hogares argentinos ascendió a $38.154 en enero de 2022

Con un incremento del 4,2% en el mes de enero de este año, la canasta básica alimentaria quedó $6.154 por debajo del salario mínimo vital y móvil de $32.000.

De acuerdo a un informe de la consultora Focus Market cada uno de los hogares argentinos necesitó de $38.154 para cumplimentar la canasta básica alimentaria. El relevamiento realizado vía Scanntech (lector de código en 670 puntos de venta de todo el país), contiene Índice de Precios Canasta Básica Alimentaria Consumo Masivo con los datos sobre lo que necesitó cada uno de los hogares para cumplimentar la canasta, incremento promedio e interanual de precios, lo que más subió y bajo en forma interanual y desestacionalizada.

Su director, Damián Di Pace, indicó que “con un incremento del 4,2% en el mes de enero la canasta básica alimentaria quedó $6.154 por debajo del salario mínimo vital y móvil de $32.000. En el mes de febrero se ajustará a $33.000 por lo cual quedaría a $5.154 por debajo. Es decir, aún estaría un 13% por debajo sin considerar los aumentos que estamos relevando durante este mes que vienen en la misma línea que lo observado en el primer mes del año”.

“El mes de diciembre de 2021 fue el mes de mayor emisión monetaria para asistir el déficit fiscal por un monto de 450 mil millones de pesos. Esa emisión actúa con rezago en la variación de precios de los alimentos que estamos viendo en el primer mes del año y estaremos observando en los próximos meses. Si bien el gobierno intenta morigerar el impacto con el programa de precios cuidados por fuera del programa en este mes hubo varias categorías básicas de alimentos que tuvieron aumento de dos dígitos”, afirmó el economista Damián Di Pace.

“En un contexto ampliamente inflacionario el mes de enero de 2021 comienza de acuerdo a PAETAC con una suba de más del 8% en la estructura de costos del transporte de carga. La suba más fuerte desde el mes de julio del año pasado cuando había aumentado un 9%. Puntualmente patentes, peajes, impuestos indirectos sobre ventas y costos financieros se ubican dentro de los que más han pegado sobre el indicador general. Estos aumentos impactan directamente sobre el costo de distribución de los alimentos y bebidas influyendo en el precio en el eslabón final de la cadena de comercialización”, sostuvo finalmente el director de la Consultora Focus Market.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *