Recuperación del sector ganadero en San Cristóbal
Fuente:

Recuperación del sector ganadero en San Cristóbal

Tras el colapso de la ganadería como consecuencia de la emergencia sanitaria, el sector pecuario de San Cristóbal intenta reivindicarse sobre bases sólidas. La aftosa trajo aparejada durante el año pasado una pérdida superior a los 400 millones de dólares en exportaciones a los principales países de la Unión Europea (UE). Con el reinicio -bajo fuertes restricciones- de las colocaciones externas más la mejoría de precios al productor, se vaticinan perspectivas alentadoras para la producción de esta cuenca provincial, cuyo importante stock ganadero oscila aproximadamente entre las 680 y 700 mil cabezas (zona este) y 800 mil cabezas (zona oeste).

No desconocemos la importancia capital de la ganadería en el marco de la economía regional. Del total de las actividades agropecuarias, la producción mixta de leche y carne dentro del departamento San Cristóbal ocupa el 70% de su superficie y la producción de carne -invernada, cría y recría- el 20% (zona oeste). En la zona este, el 65 % de la superficie departamental se ocupa en la producción cárnica. El ganado es preponderantemente vacuno. Todo ello sin contar el avance de la agricultura manifiesta en los últimos años.

A pesar de la profunda crisis argentina, el sector cuenta con una plataforma de relativa estabilidad. Al respecto, el representante de la firma consignataria Benito Pujol en San Cristóbal Enrique Neffen, sostuvo: «Dentro de todo es un sector que se puede manejar mejor que otros porque sigue existiendo un mercado interno y externo para abastecer, esto comparado con la situación de hace algunos meses en la que aún existía la paridad peso-dólar. Estamos vendiendo mucho más barato que antes. Actualmente mucha gente está apuntando a invertir en esta área porque, amén de los riesgos a enfrentar, es una actividad redituable a corto plazo». Pero la imposibilidad de una mejoría en el sector ganadero que permita compensar las pérdidas de 2001 persistirá mientras no se haga una apertura del apoyo financiero. «La base fundamental para reactivar nuestra producción sería reabrir una línea de crédito que le permita al pequeño y mediano productor hacer una retención de sus vientres. Por ejemplo, fue un crimen lo que se hizo el año pasado vendiendo un ternero de 120 a 130 kilos, agregándole en apenas tres meses 100 kilos y mandándolo a faena sin importar si era macho o hembra, cosa que destruyó el stock de animales dentro de la producción departamental. Por eso, es muy necesario lograr una asistencia económica, sea del orden provincial o nacional, para que el productor pueda hacer la retención de sus propios vientres, recriarlos en su campo y darlos a servicio cuando sea el momento oportuno», dijo a El Cronista Regional Jorge Cachiolate, co-representante de la firma de remates antes mencionada.

Aftosa: el gran problema

Con relación a este tema, Cachiolate afirmó que «la campaña de vacunación se trabajó mal; no por culpa del productor ni de las delegaciones sanitarias locales, sino directamente de Senasa Nacional, que tenía que proveer de vacunas lo antes posible para realizar un trabajo coordinado, cosa que no fue así. Las vacunas llegaban cada 15 días y eran para vacunar apenas un 10 % del stock ganadero de todo el departamento, lo que en líneas generales está muy mal. Pero esto, repito, es responsabilidad de Senasa Nacional y no de sus oficinas locales».

En cuanto a las exportaciones. Neffen afirmó que «se está exportando, aunque no como en años anteriores, y esto ayuda muchísimo. Si no se exportara la vaca estaría regalada. Por eso hay que cuidar el tema sanitario», concluyó.

Esperanzas e incertidumbres signan los horizontes de la actividad ganadera en la región. Otros problemas además de los ya señalados, como la subfacturación, la faena sin habilitación y la evasión impositiva merecen atención y pronta respuesta desde los organismos oficiales. No obstante, así como abundan los tiempos de las «vacas flacas», no escasean las buenas iniciativas.

Informe: Luciano Andreychuk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *