Son 155 los jóvenes santafesinos que realizan entrenamiento laboral
Jóvenes que participan del entrenamiento laboral en el mayorista Buen Sol Crédito: Gobierno de la ciudad de Santa Fe
La Región
Redacción El Santafesino
28/06/2016
Escuelas de Trabajo inserción laboral Oficina de Empleo

Son 155 los jóvenes santafesinos que realizan entrenamiento laboral

Con el objetivo de brindar a los jóvenes oportunidades para insertarse en el mundo laboral, el Gobierno de la Ciudad impulsa a través de las Escuelas de Trabajo una serie de iniciativas destinadas a santafesinos que tienen entre 18 y 24 años de edad. El programa Formación e Intermediación Laboral es uno de ellos y consiste en prácticas en ambientes de trabajo que incluyen procesos de capacitación, formación y orientación para enriquecer destrezas y habilidades.

Álan, Gastón y Javier son tres jóvenes que participan de esta iniciativa y están desarrollando su entrenamiento laboral en el mayorista Buen Sol. Para conocer más sobre sus experiencias personales, funcionarios del Gobierno de la Ciudad los visitaron en su espacio de trabajo ubicado en Santiago del Estero 2241.

Oportunidades genuinas

En este marco, la directora de Escuelas de Trabajo del Gobierno de la Ciudad, Cecilia Battistutti, reconoció y felicitó la labor que hace en este caso la empresa Buen Sol por “creer y formar parte de esta valiosa iniciativa que desde hace tiempo impulsa el Gobierno de la Ciudad junto al Ministerio de Trabajo de la Nación”. Luego, la funcionaria municipal aseguró: “También quisimos conocer la experiencia de los jóvenes que están en el Programa de Intermediación Laboral que están haciendo tareas en tres niveles: uno hace un entrenamiento laboral, el otro está en el proceso de inserción laboral y, el último, ya está en planta en la empresa. Se trata de un trayecto que recorrieron junto con la Oficina de Empleo que detectó la necesidad laboral de ellos y los vinculó con el Buen Sol que estaba necesitando jóvenes para sumar a su planta”.

Luego, Battistutti informó que “en la actualidad, hay 155 jóvenes que están en el programa de entrenamiento, de los cuales 70 están relacionados con el sector privado, en empresas como el Buen Sol que confían en la iniciativa”. El resto empezará a desarrollar sus experiencias en las próximas semanas. Se sumarán a empresas, a asociaciones civiles y a cooperativas de trabajo. “Es importante que toda la ciudadanía conozca la labor de ambos, tanto de los jóvenes como de la empresa. Está claro que se puede salir adelante, lo importante es sumar oportunidades genuinas que es lo que buscamos desde Escuelas de Trabajo”, finalizó Battistutti.

Experiencias

Uno de los tres jóvenes que está vinculado con esta empresa santafesina es Alan Otaduy. Tiene 21 años y es de barrio Centenario. Se encuentra en el Programa Jóvenes con Más y Mejor Trabajo desde 2013. En su paso por la Oficina de Empleo realizó el taller CIT (Curso de Introducción al Trabajo) y una capacitación de arreglo de electricidad domiciliaria. Desde 2015 se encuentra vinculado al supermercado mayorista El Buen Sol, en una primera instancia mediante un Entrenamiento Para el Trabajo de 4 meses y luego contratado por un periodo de 6 meses mediante un Programa de Inserción Laboral. A partir de su buen desempeño y responsabilidad, desde mayo de 2016 la empresa decidió dejarlo efectivo. “Es mi primera experiencia laboral. Estoy encargado de limpieza y ayudo al resto de personal en lo que haya que hacer. Para mi significa mucho porque es mi primer trabajo. Lo tomé muy en serie y quedé en planta. Estoy muy agradecido”, manifestó.

Por otro lado, Gastón Maximiliano Vallejos, tiene 21 años y es de barrio Escalante. Se encuentra en el programa Progresar desde 2015. En su transcurso por la Oficina de Empleo realizó el taller CIT (Curso de Introducción al Trabajo). Desde diciembre de 2015 a febrero de 2016 se vinculó al supermercado mayorista El Buen Sol mediante una instancia de Entrenamiento Para el Trabajo, y desde hace dos meses se encuentra en una instancia de Programa de Inserción Laboral.

Por último, Javier Diego Sosa, de 23 años y de barrio Belgrano, es el tercer joven que está vinculado con esta empresa. Se encuentra en el programa Progresar y desde junio de 2016 fue vinculado al supermercado mayorista mediante una instancia de Entrenamiento Para el Trabajo, con un alto nivel de desempeño en el puesto de trabajo. En este marco, dijo: “Se trata de una oportunidad muy buena porque la necesidad primaria es tener trabajo sino no se puede progresar y es una ayuda muy buena que se brinda a los jóvenes para poder hacer un país mejor y así salir adelante. Hace tres semanas que comencé a trabajar”.

Larga trayectoria

Por su parte, Lorena Rolón y sus hermanos, Andrés y Mariángeles, propietarios de Buen Sol junto a sus padres Horario y Angélica, contaron la experiencia y destacaron la importancia de estos programas. “Con estos proyectos podemos acercar necesidades desde la empresa y sobre todo desde la población. Estamos más allá del trabajo en sí, apuntamos cumplir con una responsabilidad social en donde se trata de insertar a estos jóvenes a su primera experiencia laboral. Entonces es un esfuerzo de todos los actores involucrados: el Gobierno de la Ciudad, nuestra empresa y también de los jóvenes. La oportunidad es importante ya que en muchos casos las posibilidades son nulas”, manifestó Lorena.

Supermercado Mayorista Buen Sol es una empresa de la ciudad con más de 22 años de trayectoria. Desde 2014 asumió el compromiso de ofrecer oportunidades laborales a los jóvenes de la Oficina de Empleo, para que desempeñen diferentes tareas. En este caso puntual, la intención es que los jóvenes aprendan a desarrollar las labores de carga y descarga de mercaderías que ingresen o egresen del establecimiento, la reposición de las mismas en las góndolas cumpliendo con la modalidad de presentación, controlar los faltantes, controlar el estado y fechas de vencimientos de las mercaderías, colaborar con las tareas de control de stock de los productos en depósito, en todas estas instancias están implícitas las tareas de limpieza y mantenimiento del orden de las áreas de la empresa.

Formación e Intermediación laboral

Vale destacar que dentro de los objetivos se destacan orientar a los jóvenes al mundo del trabajo y apoyarlos en la búsqueda de empleo: detectar intereses, necesidades y prioridades personales y articular con las propuestas de capacitación y con las demandas de empleo de la ciudad. De esta manera se trabaja con los programas de la Gerencia Nacional de Empleo.

Por otro lado se capacita en oficios, facilitando el acceso a la oferta brindada por las Universidades, Centros de Formación Laboral, Escuelas Taller, Sindicatos, Municipio y demás entidades de la ciudad que ofrecen instancias de formación de estas características. También brindar formación y capacitación en servicios sociales como cuidado de personas, limpieza e higiene de establecimientos, servicios turísticos y otros rubros que tengan demanda laboral.

Y por último están los entrenamientos para el trabajo: convocar al sector privado y público para propiciar prácticas formativas específicas y realizar acciones de vinculación con el sector productivo local de manera de desarrollar procesos que favorezcan la inserción de los jóvenes en el mercado de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *