Suben las cotizaciones del ganado para faena y los precios de la carne vacuna
En los feedlots hay poca hacienda y las recrías se alargaron por los problemas climáticos. Crédito: Prensa FIFRA
Agro
Redacción El Santafesino
18/02/2021
cadena cárnica carne vacuna consumo interno faena Feedlots Mercosur

Suben las cotizaciones del ganado para faena y los precios de la carne vacuna

Las cotizaciones del ganado para faena tuvieron la misma suba que tuvo la carne. La industria traslada todo lo que ingresa al valor de la hacienda. Los cambios en los precios en el mostrador dan cuenta de la preferencia de los argentinos por la carne bovina.

Los datos de la faena vacuna de enero dan cuenta de una fuerte caída. La baja fue del 14% respecto del primer mes del año pasado y del 17% con relación a diciembre. En los feedlots hay poca hacienda y las recrías se alargaron por los problemas climáticos.

Hubo menos faena y los precios aumentaron aunque a menor ritmo que en diciembre. De todos modos, en el último año acumulan una suba de más de 75 a 78% para las categorías que se destinan al consumo interno que es el mayor cliente de la cadena cárnica.

Con respecto a la evolución de los precios de la carne vacuna, en el último informe elaborado por el Instituto de la Promoción de la Carne Vacuna Argentina se destaca el incremento interanual de la vacuna que fue de 73%, el mismo que tuvo la hacienda vacuna. En definitiva, todo el incremento que tuvo el precio en el mostrador fue trasladado al precio del ganado. Además, se destaca el interés de los argentinos por esta carne ya que sus precios aumentaron más que la carne de pollos y de cerdos.

En tal sentido el informe indica: “En los últimos doce meses, la carne vacuna tuvo un precio relativo significativamente superior, (+22,1%), al registrado un año atrás frente a la carne aviar: en enero de 2020 podían adquirirse 3,03 kilogramos de pollo fresco entero con un kilogramo de asado y en el último mes de enero la capacidad de compra del corte asado (carne vacuna) en términos de carne aviar se incrementó a 3,70 kilogramos. Además, frente al corte de carne porcina, pechito de cerdo, el asado mostró un precio relativo significativamente superior, (+21,1%), y el poder de compra de la carne vacuna se incrementó de 1,21 a 1,46 kilogramos de carne de cerdo comparando los meses de enero de 2020 y 2021”.

Preocupa la pérdida de competitividad exportadora

Las exportaciones de carne vacuna se liquidan al dólar oficial a la que hay que restar los derechos de exportación. Mientras la economía se rige por un tipo de cambio más alto. Esto resta competitividad a las exportaciones y a toda la cadena. El kilo de novillo en gancho termina siendo el más caro del Mercosur.

Los datos relevados por el Instituto de la Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) dan cuenta de que el kilo en gancho del novillo es el más caro de los países de la región.

Esto es consecuencia de contar un tipo de cambio oficial en base al cual se liquidan las ventas al extranjero y al cual hay que restarle los derechos de exportación comúnmente llamados retenciones.

En definitiva, el dólar con el que se opera es 9% inferior al oficial lo que reduce ingresos en la cadena lo que implica contar con menos dinero para, entre otras cuestiones, pagar la hacienda.

En este contexto la Argentina pierde competitividad respecto de los países competidores de la región, como se observa en el cuadro adjunto ya que a los frigoríficos se les termina encareciendo la materia prima medida en dólares y por otra parte se les reduce la capacidad del ganado en pesos.

Una readecuación de la competitividad permitiría que las empresas dejen de perder dinero. Si en 2019 el negocio de la exportación dio buenos resultados, en 2020 la caída de los mercados internacionales en combinación con los problemas cambiarios locales que señalamos más arriba complicaron los negocios que en muchos casos se hicieron a pérdida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *