Trabajadoras municipales de Rincón tendrán licencia por violencia de género
Uno de los encuentros presenciales del Espacio de formación en género y derechos humanos. Crédito: Municipalidad de San José del Rincón

Trabajadoras municipales de Rincón tendrán licencia por violencia de género

La Municipalidad de San José del Rincón reglamentó la Ordenanza N° 135/18, que otorga una licencia especial para mujeres víctimas de violencia y alcanza a personal de planta y practicantes.

La Municipalidad de San José del Rincón reglamentó la Ordenanza N° 135/18 que otorga a trabajadoras de planta y practicantes una licencia especial por violencia de género. Para su tramitación, se estipula el cumplimiento de diversos procedimientos y requisitos, entre los que se destacan informar la situación al área de Recursos Humanos municipal, la presentación del informe por parte del equipo interdisciplinario de género municipal y la entrega de documentación.

Sobre esta iniciativa, la directora de Género y Diversidad Sexual del municipio, Belén Inalbón, planteó que el objetivo es “despatoligizar la violencia, entender que no es una enfermedad sino una problemática social”. Entonces, se pretende que las mujeres “no ocupen su licencia médica en relación a este problema social, y puedan contar con días y meses inclusive para poder gozar de tiempo y de una licencia para poder abordar y trabajar todo lo que implica atravesar una situación de violencia: desde trámites administrativos, desde el cuidado de nuestra salud, desde ver a dónde me voy a vivir o si tengo que ir a juicio o no”.

En ese contexto, la funcionaria detalló que con esta licencia se busca dar espacio a “distintas cuestiones que no están muy visualizadas y se cree que lo único que tiene que ir a hacer la mujer es la medida de distancia y punto y, en realidad, la violencia condiciona la vida cotidiana de nosotras cuando atravesamos una situación”. En ese sentido, señaló que “la idea es poder acompañar, en su condición de mujer trabajadora, también a las compañeras. Estamos más que contentas porque creemos que, como Estado municipal, lo adeudábamos. Ya hay un decreto reglamentario y ya las mujeres de esta municipalidad cuentan con la posibilidad de tener esa licencia”, aseguró.

La Ordenanza que reglamenta la licencia especial fue impulsada por iniciativa de la concejala Carmen Cornaglia.

Noviembre violeta

Belén Inalbón informó que finalizó el Espacio de Formación en Género y Derechos Humanos después de un arduo trabajo colectivo de cinco meses: “En dos talleres presenciales trabajamos sobre identidades y disidencias, pudimos compartir propias historias de vida y todas las personas que están cursando están realizando su trabajo final, que es uno de los objetivos que tenía este espacio de formación, la construcción de una vida libre de violencias, que depende de tejer redes y del trabajo colectivo que podamos hacer. En ese sentido, el trabajo final propone juntarse con al menos una persona de otro espacio de este territorio y construir alguna propuesta en relación a la temática”, explicó la funcionaria.

A través de esta iniciativa formativa impulsada por el municipio gracias a un convenio con el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, se busca repensar qué es la perspectiva de género y diversidad sexual en clave de derechos humanos, en la vida cotidiana y en el encuentro con el otro. Con ese objetivo, participaron agentes del Estado, integrantes de organizaciones sociales e instituciones de la ciudad.

Mujeres rinconeras

Se lanzó el video “Mujeres rinconeras” que invita a reflexionar acerca de las violencias de género y machista, sobre los espacios que aún siguen sin ser ocupados por las mujeres, la necesidad de implementar políticas públicas integrales desde todos los niveles del Estado y de repensar la organización de las tareas de cuidado.

Participaron de esta iniciativa funcionarias municipales y concejalas, trabajadoras municipales y del Concejo. También integrantes de CAF N° 10, de la Biblioteca Popular Domingo Guzmán Silva, de la Mesa Ni Una Menos Rincón, del Taller de Costura de Nueva Oportunidad, y de merenderos de San José del Rincón, como así también el colectivo de la diversidad.

“Estamos muy contentas por el resultado, tuvo una participación enorme, con 40 personas”, destacó Camila Mosset Iturraspe, coordinadora municipal. También, planteó que busca “tratar de demostrar cómo podemos, a través de acciones cotidianas, ir haciendo una sociedad más libre y menos violenta”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *