Ya se compactan vehículos en el ex Frigorífico Municipal
Compactación de chatarra en Santa Fe Crédito: Gobierno de la Ciudad
Política
Redacción El Santafesino
24/05/2009
chatarra contaminación vehículos retenidos

Ya se compactan vehículos en el ex Frigorífico Municipal

Se puso en marcha el proceso de compactación de unos 1.300 vehículos -entre motos y autos- que están en total estado de abandono en el predio del ex Frigorífico Municipal. La medida forma parte de las acciones que está desarrollando el Municipio para recuperar espacios que hoy están ocupados por vehículos retenidos y que nunca fueron retirados por sus dueños.

La decisión se fundamenta en lo tipificado por el artículo 8 de la Ley Provincial 11.856, que adhiere la Ordenanza Municipal Nº 11.216. Este artículo establece que chatarra son “todos los automotores y motovehículos que por su deterioro implican un peligro real o inmediato para la salud y el medio ambiente, y se presume que el mismo fue abandonado por su dueño”. Asimismo, otro de los argumentos se refiere a los excesivos gastos que le generan al Municipio los alquileres, seguridad y conservación del lugar.

Costos y beneficios

Respecto a la problemática generada por la gran cantidad de vehículos depositados en el ex Frigorífico municipal, el intendente Mario Barletta -que estuvo en el lugar para observar el inicio de los trabajos-, señaló que “la acumulación de automóviles viejos y motos generan un problema, ya que hay que tener cómo depositarlos porque provocan problemas de contaminación”, dijo. “Por ese motivo, la Municipalidad realizó un llamado a licitación a empresas que se dedican a esta tarea y hoy ha comenzado la compactación de alrededor de 800 vehículos y más de 500 motos”, aseveró el mandatario local.

En lo referente a los costos que esta acción de compactado demandará al Gobierno de la ciudad, Barletta se encargó de explicar que “para el Municipio esta operación no representa ningún costo, porque la empresa se lleva el material compactado para luego reutilizarlo, por lo que el Gobierno de la ciudad no abona absolutamente nada”.

“También es importante destacar que antes de compactar los automóviles, se hace un minucioso análisis para retirar todos los elementos que puedan resultar contaminantes y se las traslada a otro lugar fuera de Santa Fe para su disposición final”, continuó el Intendente.

Recuperar los espacios públicos

Durante la recorrida, que se realizó en el predio del ex Frigorífico para observar bien de cerca la marcha de los trabajos de compactación, Barletta afirmó “creemos que todo este proceso de ir ordenando las cosas de esta manera, nos permite ir recuperando espacios que están desaprovechados, o mal utilizados.

En este sentido, la próxima semana vamos a estar inaugurando el nuevo galpón que funcionará como depósito de vehículos, lo que nos permitirá vaciar definitivamente los Mercados Norte y Progreso para poder a trabajar en su recuperación.

El destino que se le dará a este lugar, donde antes funcionaba el Frigorífico Municipal, se compatibilizará con el proyecto del Parque Industrial, ya que es un lugar privilegiado, si tomamos en cuenta la nueva traza de la avenida Circunvalación, la cual le otorga una muy buena accesibilidad”, concluyó el Intendente.

Por su parte, el subsecretario de Control Público del Gobierno de la ciudad, Marcelo Toniollo, señaló que “estamos cumpliendo con lo que oportunamente nos pidiera el Intendente. Ya hemos entregado el corralón de Peñaloza, estamos muy cerca de recibir el corralón nuevo, con lo que se desalojarían los corralones de los Mercados Progreso y Norte, y con la compactación estaríamos entregando las instalaciones del ex Frigorífico”.

Consultado acerca de la cantidad de vehículos que se podrían compactar diariamente, el funcionario municipal, afirmó que “se calcula que, a un buen ritmo de trabajo, se compactarían alrededor de 100 vehículos diarios”. “Agregó también que se va a compactar un importante número de motos, ya que su grado de destrucción y deterioro es muy importante.

Por último, Toniollo se encargó de destacar que “todos los trabajos estarán supervisados por un escribano público que verificará que los procedimientos se ajusten a derecho y se realicen de la manera correcta desde el punto de vista normativo”, concluyó.

A compactar

La empresa que tiene a su cargo los trabajos de desguace y compactación de la chatarra es Scrap Service S.A., quien percibirá únicamente los productos y materias primas que pudieran resultar del proceso.

Es importante destacar que durante el mes de septiembre de 2008, el Gobierno de la ciudad realizó un informe referido a las condiciones ambientales en que se encuentra el depósito de vehículos retenidos en el ex Frigorífico Municipal.

Oportunamente, un estudio encarado por el Municipio permitió detectar la presencia de elementos potencialmente contaminantes, como fluidos hidráulicos, baterías, hierros y chapas oxidadas, caucho, plásticos, cables, lana de vidrio, goma espumas, etc.

Tal como se desprende de ese informe, existen en el lugar muchos elementos contaminantes del suelo y aire que inclusive pueden afectar napas de agua. Además, la chatarra existente en el lugar impedía un saneamiento básico, lo que implica proliferación de vectores productores de enfermedades (roedores, insectos, moscas, etc.).

Cómo se hace el trabajo

El proceso que se realizará para retirar los automóviles que están en estado de abandono en el predio del ex Frigorífico Municipal se compone de varias etapas.

La primera de ellas es el desguace, que consiste en remover los recipientes cerrados exclusivamente. Para esta etapa, el vehículo se traslada desde la pila de almacenamiento al Centro de Descontaminación, donde se remueven los recipientes cerrados que puedan existir, tales como los matafuegos o tanques de GNC.

Posteriormente se hace la descontaminación, que consiste en la remoción y almacenamiento de baterías y fluidos para su disposición final de acuerdo a la normativa vigente.

Una vez cumplimentado el tiempo de drenaje de los fluidos, el vehículo se transporta al equipo correspondiente para proceder a la compactación del mismo, el cual queda reducido a un paquete de chatarra. Una vez compactado, el paquete resultante es cargado en una unidad de transporte por medio de grúas, para su despacho a la planta de trituración.

Una vez en la planta, los paquetes recibidos serán tratados en un molino fragmentador, garantizando la total destrucción de los mismos, sus partes y sus piezas. El producto resultante del molino fragmentador es chatarra ferrosa de alta calidad, limpieza y densidad, apta para utilizarse como materia prima para la fabricación de acero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *