Ahora los trabajadores rurales deberán tener su libreta
Luis María Mathieu, responsable del RENATRE Crédito: El Cronista Regional

Ahora los trabajadores rurales deberán tener su libreta

El Registro Nacional de Trabajadores Rurales para Santa Fe centro-norte desde los Dptos. La Capital, Las Colonias y Castellanos fue inaugurado el pasado 4 de octubre. La oficina está a cargo de Luis María Mathieu, delegado provincial del ente nacional cuyo directorio funciona en Buenos Aires integrado por cuatro representantes de las entidades que agrupan a los productores, CRA, Federación Agraria, Coninagro y Sociedad Rural; por cuatro representantes de la UATRE y un síndico participa en nombre del Ministerio de Trabajo de la Nación. Como delegado del RENATRE, Mathieu está recorriendo toda la provincia y tiene la responsabilidad de inscribir en el Registro a empleadores y empleados del sector agropecuario y entregar las libretas a los trabajadores rurales. Por ahora, las provisorias. “La libreta será como el documento de identidad de la persona”, anticipó el delegado a El Cronista Regional, asegurando que a partir de su presentación, el RENATRE extenderá el respectivo certificado de trabajo para iniciar el trámite para percibir jubilación.

La Ley 25.191 que establece la creación del RENATRE e instituye la Libreta del Trabajador Rural data del ‘99 y el Decreto Reglamentario fue firmado por Fernando De la Rúa en 2001. El Cronista Regional, en su edición de mayo de 2002, había advertido la necesidad de implementar estas normas vigentes en la provincia de Santa Fe. A principios del corriente año, el presidente Eduardo Duhalde ratificó su vigencia y en marzo de este año se instituyó el RENATRE, organismo auditado por el Ministerio de Trabajo de la Nación, ahora con delegación en Santa Fe.

A partir de marzo, el RENATRE dispone de un año para hacer un “censo” que dará cuenta de la cantidad de empleadores y empleados permanentes, temporarios o transitorios del sector. Mathieu adelantó que se abrieron bocas de entrega y recepción de formularios en diferentes localidades de la provincia, de manera que, los estudios contables que asesoran a los productores o los mismos empleadores, proporcionen la información correspondiente y llenen los formularios de rigor, que deben ser firmados por empleador y empleado

Esto permite extender las libretas a los trabajadores rurales, por ahora y hasta diciembre, de carácter provisorio. El responsable del Registro en Santa Fe aseguró que para fin de año se cambiarán por las permanentes y servirán como documento único laboral de quienes trabajan en el campo. En la libreta consta el lugar de trabajo, empleador, fecha de inicio y cese de actividad (en el caso de trabajadores transitorios) y haberes sujetos a retenciones percibidos por el trabajador.

En el centro-norte de la provincia, las bocas de expendio de formularios ya se han abierto en Avellaneda, Santa Fe, Calchaquí, Ceres, Coronda, Florencia, Gdor. Crespo, Hersilia, Humberto Primo, La Criolla, Las Toscas, Malabrigo, Pilar, Rafaela, Reconquista, Romang, San Cristóbal, San Guillermo, San Javier, San Jorge, San Justo, San Vicente, Santa Clara de Buena Vista, Sunchales, Suardi, Tostado, Videla, Vila, Elisa y Gálvez.

Pensando en la conveniencia o no de mantener trabajadores en negro, Mathieu no duda que los productores prestarán su colaboración “por una cuestión de costos, los empleadores se darán cuenta de la conveniencia de blanquear la situación de los trabajadores”. El Cronista Regional manifestó sus dudas en función de inspecciones que han dado cuenta de la situación lamentable que padecen muchos trabajadores rurales. Sin embargo, el delegado del RENATRE en Santa Fe insistió: “Se está buscando precisamente el blanqueo. Después de este empadronamiento voluntario vendrán las inspecciones, y serán bastante duras” advirtió. Según está estipulado, al 30 de noviembre de 2002, todos los trabajadores rurales deberán tener su libreta. Por Ley, a partir del 1º de diciembre el RENATRE estará habilitado para llevar a cabo las inspecciones.

Sobre las condiciones de vida de los trabajadores rurales, sobre todo de los llamados “golondrinas”, el RENATRE asegura que poco puede hacer por el momento. “Por ahora vamos a hacer el empadronamiento de las partes, luego implementaremos el fondo de desempleo. Después iremos atacando los problemas que se detecten. Por lo pronto, al menos se juntaron las entidades y el gremio. Ya es un gran avance y se está llegando a importantes acuerdos” destacó Mathieu.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *