Argentina, la octava maravilla del mundo para volar en planeador
Vuelo por Los Andes, una experiencia única Crédito: Federación Argentina de Vuelo a Vela
Sin categoría
21/01/2004
FAVAV Los Andes planeador vuelos a vela

Argentina, la octava maravilla del mundo para volar en planeador

En el último mes, repetidamente, cayeron varios récords mundiales a manos de pilotos extranjeros que recorren hasta dos mil kilómetros en planeador. Pero lo más significativo es el récord mundial alcanzado por un piloto argentino que cubrió un recorrido triangular de 100 kilómetros en poco más de 24 minutos, volando a un promedio de 250 km/h, sin motor.

En el inicio de la década del 90′, un puñado de pilotos argentinos comenzó vuelos de exploración en la zona de la Cordillera del Viento, en los Andes Neuquinos, despegando de Chos Malal. En los primeros tiempos se exploró el lugar pero ya quienes volaban hablaban de extraordinarias condiciones térmicas y de ascensos ondulatorios en la alta montaña. Con los años, llegaría más conocimiento a los pilotos nacionales, y a partir de los récords mundiales efectuados por el alemán Klaus Ohllman, la fama mundial trascendió. Hoy no solo pilotos argentinos efectúan vuelos increíbles, sino que toda una legión de pilotos extranjeros vienen en noviembre y diciembre a volar en la cordillera argentina.

Desde los comienzos pasaron muchos años, algunos pilotos argentinos ya completaron pruebas de 1000 kilómetros de distancia, pero hace poco días Horacio Miranda, logró una marca para el recorrido triangular de 100 kilómetros de 250km/h en un planeador de quince metros de envergadura. La prueba consiste en trasponer una línea virtual de partida, pasar por dos puntos de viraje preestablecidos y regresar a la misma línea que oficia de llegada. La velocidad promedio se computa sobre todo el tramo. En este caso Miranda, o “Cholo” como se lo conoce en el ambiente, recorrió los tramos a velocidades que en algunos casos con respecto al terreno alcanzaron los 415 km/h por los fuertes vientos cordilleranos a favor. De todas maneras, cabe señalar que este vuelo se realizó a grandes alturas, superiores a los 5000 metros, donde es necesario utilizar oxígeno para respirar.

Como forma de verificar el vuelo realizado, existe un observador deportivo designado por la Federación Argentina de Vuelo a Vela (FAVAV), de acuerdo a las normas de la Federación Aeronáutica Internacional (FAI). No obstante, la documentación más importante es el registro de posicionamiento satelital que debe presentar el piloto. A bordo del planeador se llevan equipos de posicionamiento geográfico satelital que graban la trayectoria del vuelo. Con ese registro, mediante programas de computación adecuados, se verifica el cumplimiento de la prueba según lo fijado por el Código Deportivo Internacional. La marca lograda por Miranda pone no solo a la Cordillera de los Andes en primer plano del vuelo deportivo en planeador, sino además al vuelo a vela argentino. Resta la homologación de la FAI a la documentación presentada por el piloto neuquino.

Por otro lado, cabe mencionar el vuelo realizado en noviembre por el argentino Rafael Larghi, al cubrir una distancia también de 100 km, pero en ida y vuelta, a una velocidad de casi 260 km/h. Si bien el promedio es superior al logrado por el “Cholo” Miranda, este modalidad de prueba, en esta distancia, solo es reconocida en el ámbito nacional.

Fuente: Federación Argentina de Vuelo a Vela – www.favav.com.ar – favav@satlink.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *