Avanza en Emilia la primera etapa de la obra de extensión de la red de desagües cloacales
Inicio de la obra de cloacas en Emilia. Crédito: El Santafesino
La Región
Redacción El Santafesino
16/06/2021

Avanza en Emilia la primera etapa de la obra de extensión de la red de desagües cloacales

Conlleva una inversión de más de 80 millones de pesos. Se trata de un proyecto fundamental para el saneamiento medioambiental. Cuáles son las características del sistema para entender sus bondades.

Avanza en la localidad de Emilia la obra de extensión de la red de desagües cloacales. Esta es una obra que se habría presentado en el Ministerio de Obras Públicas de la Nación y que se financia a través del programa 2929 del Banco Interamericano de Desarrollo, mediante el cual el gobierno nacional recibe un crédito y este deriva el monto de inversión como subsidio a la Comuna de Emilia.

“La obra se inició hace aproximadamente un mes y consiste en su primera etapa en la extensión de la red de cañerías y las conexiones a las viviendas, la construcción de las bombas elevadoras y la pileta de tratamiento de efluentes. Nuestra intención es abastecer a 420 bocas domiciliarias y si se puede ampliar un poco más, porque en el transcurso de los siete años que llevó la tramitación seguramente hay más lotes” explicó Esteban Panigo a El Santafesino.

La Comuna de Emilia hoy tiene tres servicios: la recolección de residuos diferenciados, el agua potable y pronto cloacas. Además gestiona la obra de gas natural y la reforma del sistema de agua potable que ya cuenta con casi treinta años.

“La obra en sí fue licitada en 63 millones de pesos. Hoy ya está aprobada la redeterminación de precios y asciende a 83 millones. De eso, el vecino no pagará absolutamente nada. Es una obra que Nación se la da a la Comuna. Y el vecino, tendrá no sólo el beneficio de la obra en sí sino además la valorización de su vivienda. También es un servicio que prestará la Comuna, que no será tercerizado ni privatizado, por lo tanto no será un cargo excesivamente caro” aclaró.

Panigo destacó que esta obra se encuadra en una verdadera política de Estado. “Son siete años, cuatro presidentes de comuna, los cuatro fueron de la misma línea política. Siempre remarco que es un equipo que trabaja junto para beneficio del pueblo, siempre seguimos una línea de grandes obras” destacó.

¿Cómo funciona este sistema?

Por su parte, el Ing. Pablo Zentti, asesor técnico de la obra, explicó que el proyecto de Emilia es similar al de cualquier proyecto de este tamaño de localidad. “Cuenta con un sistema de recolección de los líquidos cloacales de los domicilios, los líquidos residuales de la actividad diaria de los domicilios que antes iban al pozo negro, ahora irán a las cloacas. Luego de esa recolección son conducidos a un sistema de tratamiento para depurar esos líquidos y después volcarlos al medio ambiente sin causar un impacto negativo” señaló.

En Emilia se colocarán nueve mil metros de cañería para cubrir casi la totalidad del éjido urbano. Son cañerías de 150 mm de diámetro y los colectores de 200. La entrada a la estación es de 250 mm. “Luego -prosiguió- el sistema de recolección se dirige a un sistema de bombeo que impulsa el líquido hasta la planta de tratamiento que estará ubicada en el mismo predio donde hoy la Comuna hace la recolección de los residuos sólidos urbanos. Ahí se construirá un sistema de lagunas facultativas, son dos lagunas en serie, en estas se produce un fenómeno biológico de interacción entre bacterias, oxígeno, luz solar”.

“Así -completó- se hace un proceso biológico totalmente natural de degradación de la materia orgánica, para luego volcar el afluente al desagüe pluvial que termina en el bajo de Emilia y finalmente el resultado final en el rio Salado”. El profesional aclaró que en el proyecto se realiza un estudio impacto ambiental previo para ubicar la laguna en un sitio adecuado y tomar las medidas de liquidación de los efectos nocivos que pueda tener. En este caso está a un kilómetro de distancia del éjido urbano y tiene una cortina forestal que rodea la laguna.

“De todas maneras esas son cuestiones de redundancia -remarcó- porque no genera olores y es un proceso totalmente natural teniendo en cuenta el beneficio que trae a la localidad. Primero por el saneamiento urbano en la salud de la población y dejamos de contaminar el sistema. La obra de cloacas en sí es una obra de saneamiento urbano que trae por un lado beneficio para la salud de la población y, por otro lado la mejora en la calidad del medio ambiente, ya que dejamos de contaminar el subsuelo. Se cierra todo un círculo, se saca la contaminación interna, se la traslada a un sistema diseñado para el tratamiento y luego volcarlo al medioambiente” concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *