Barletta entregó documentación a 210 familias
Fuente: Prensa Gobierno de Santa Fe

Barletta entregó documentación a 210 familias

Con el objetivo de comenzar a regularizar la situación dominial de aquellos vecinos que habitan en terrenos que no les son propios, el Gobierno de la ciudad realizó desde el inicio de la gestión un relevamiento para concretar diferentes acciones que les facilite el acceso a la propiedad de la tierra.

En esa línea de trabajo, el intendente Mario Barletta encabezó el acto de entrega de certificados de cancelación de deuda y las constancias de ocupación para las primeras 210 familias, que a partir de ahora podrán escriturar las tierras a su nombre. En la oportunidad el mandatario estuvo acompañado por los secretarios de Desarrollo Social, Alejandro Boscarol; y de Planeamiento Urbano, Eduardo Navarro. De la ceremonia participaron también el padre Atilio Rosso -del Movimiento Los Sin Techo-, concejales y demás funcionarios.

“Este tema tiene una trascendencia que va mucho más allá de lograr conseguir los papeles que acreditan la titularidad de la casa que habitan. Hay muchos vecinos que pagaron las cuotas a través de diferentes planes -puestos en marcha por Municipio, Provincia o Nación-, y nunca se llevó adelante la tarea de resolver la situación dominial”, señaló Barletta.

El Intendente indicó que esta iniciativa no sólo le da la tranquilidad al vecino de sentirse dueño de su propiedad, sino que también permite ir regularizando la situación, en términos de las exigencias que las empresas tienen a la hora de prestar de un servicio. Según estimaciones y relevamiento, en la capital santafesina hay unas 6 mil familias que ocupan irregularmente terrenos que pertenece al Estado municipal, provincial o nacional.

Compromiso

Barletta recordó que antes de las elecciones, el padre Atilio Rosso reunió a todos los candidatos para dar cuenta de esta situación en la ciudad y comprometerlos a poner todos los esfuerzos para solucionar los inconvenientes. A su vez, el fundador del Movimiento Los Sin Techo dijo: “Me siento feliz de que se empiece a hablar en serio de los excluidos. La palabra comprometida por el Intendente se sigue cumpliendo. En medio de las dificultades, de la crisis que nos toca vivir, cuando uno ve estas cosas empieza a decir ‘sigamos trabajando’, porque mañana va a tener sentido el esfuerzo que se haga”.

Barletta explicó que las tareas de regularización de la situación dominial continúan en buen proceso de avance en los barrios Santa Rosa de Lima, Arenales, Barranquitas, Colastiné y en el norte de la ciudad. “Hay que hacer un relevamiento lote por lote, con mucha gente: asistentes sociales, técnicos, profesionales, trabajando con el Colegio de Escribanos”, explicó.

El mandatario recordó que se comenzó con todos los terrenos que están en la órbita municipal: “Pero hay casas ubicadas en terrenos municipales, provinciales, nacionales y privados”. En este sentido, Barletta hizo hincapié en el proyecto de ley presentado por el diputado Hugo Marcucci, para que la provincia transfiera al Gobierno de la ciudad los fondos necesarios para la regularización de todos los casos en los cuales las viviendas están en terrenos provinciales.

Qué se hizo

El trabajo que se realizó en San Lorenzo -que continúa ahora en diferentes barrios más- comenzó con la verificación de ocupación: por barrio se organizó un relevamiento lote a lote de las familias que viven en terrenos municipales, que fueron visitadas por un equipo de asistentes sociales y técnicos.

En ese marco, los vecinos que adquirieron un terreno municipal mediante un plan de pago en cuotas hasta abril de 2003 que fueron afectados por la inundación y continúan viviendo en el lugar, recibieron un “certificado de cancelación de deuda”.

Por su parte, aquellos que actualmente viven en terrenos municipales recibieron una “constancia de ocupación”. Con esta constancia, aquellas familias de escasos recursos, que no cuenten con otra propiedad y acrediten tiempo de residencia, podrán iniciar los trámites para la compra del lote.

La Municipalidad determinará el precio de venta del lote y el vecino podrá elegir un plan de pagos acorde a sus posibilidades económicas. Una vez elegido el plan de pagos se firma el boleto de compra-venta del lote.

A partir de la firma del boleto de compra-venta, se exime del pago de la Tasa General de Inmuebles por 5 años, y se podrán solicitar los servicios de agua, luz, teléfono, etc. a nombre del adjudicatario.

Finalmente, una vez concluido el plan de pagos o con el certificado de cancelación de deuda, se podrán iniciar los trámites para escriturar el terreno a nombre del adjudicatario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *