Basta de castigos a nuestra producción
Basta de castigos a nuestra producción

Basta de castigos a nuestra producción

Siguen los castigos para nuestro campo, contra el desarrollo del interior del país y su producción. Por este motivo, hacemos público nuestro pleno rechazo al incremento de las retenciones al agro aplicadas por el gobierno nacional a través erróneas medidas de neto corte confiscatorio.

Desde principios nos comprometimos a respaldar el trabajo de los productores, reconociendo su rol en la generación de actividad económica en Franck y la región; por eso sumamos nuestro apoyo para defender los intereses del sector, que son comunes a toda la sociedad.

El hombre de campo trabaja su tierra con esfuerzo y con grandes riesgos. Debe afrontar factores climáticos, valores internacionales de los que no participa, aumento de los insumos, condiciones de mercados y muchos otros que escapan a sus posibilidades de previsión.

Sumamos en nuestro país, intervenciones, cierre de exportaciones, incertidumbre en los mercados de futuro, imposición de medidas demagógicas con las que se procura mayor recaudación y se esconden argumentos inflacionarios. No se considera la realidad del campo sino que tremendas medidas son muestras claras de una visión unilateral donde la recaudación y el aumento de las arcas estatales son los únicos objetivos, aún en desmedro de la gente, del éxodo del hombre de campo, del deterioro de las economías regionales, consolidándose un modelo de acumulación y concentración.

Hoy vienen por la rentabilidad del sector, pero si gana la inacción y el campo -y la sociedad en su conjunto- no se pone de pie, mañana vendrán por el capital; y así, nos quedaremos sin producción. Porque estas medidas solo llevarán a la paralización de las inversiones por parte de los productores y con ello a la agonía y desaparición de las empresas que dan trabajo gracias a este sector.

Esta política anticampo ya demostró su fracaso: perjudica a los pequeños y medianos productores, y no beneficia a los consumidores. Tampoco regresa en obras para la provincia y la región en su justa medida.

Por lo expuesto, humildemente desde el lugar en el que estamos, manifestamos nuestro apoyo -el más insignificante quizás-, pero bajo ningún punto de vista podemos tolerar y mucho menos adoptar una actitud pasiva ante semejante y constante atropello del gobierno nacional, por lo cual rechazamos estas medidas y exigimos seriedad, previsibilidad y reglas claras para la producción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *