Bonfatti recibió al pedagogo italiano Francesco Tonucci
Fuente: Prensa Gobernación
Cultura
Redacción El Santafesino
14/09/2012
Consejos de Niños Honoris Causa Pedagogo

Bonfatti recibió al pedagogo italiano Francesco Tonucci

El gobernador Antonio Bonfatti recibió al prestigioso pedagogo italiano Francesco Tonucci, en un encuentro llevado a cabo en el salón Protocolar de Casa de Gobierno de la ciudad de Santa Fe.

Estuvieron presentes además la ministra de Innovación y Cultura, María de los Ángeles González; y el ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio.

Sobre el encuentro, Tonucci manifestó que “nos reunimos para repasar nuestros compromisos respecto al proyecto de Ciudad de los Niños que tanto interés había encontrado cuando Hermes Binner era intendente de Rosario, quien después fue gobernador y como tal abrió este laboratorio latinoamericano”.

“Este encuentro con Antonio Bonfatti fue para ver cómo seguir para adelante. El me sorprendió entregándome el primer decreto de su gobernación, que es justamente sobre infancia, comprometiendo todo el gabinete a trabajar en esta temática. Eso para mí fue una gran alegría, lo tengo conmigo y lo voy a difundir porque es el síntoma de que la provincia de Santa Fe sigue en esta política coherentemente, esperamos profundizar el tema y desarrollarlo aún más”.

Sobre su visita a Argentina, el pedagogo sostuvo que “es un viaje muy intenso con un momento muy importante para mí porque, además de los honores, nos encontraremos con la Red de la Ciudad de los Niños de la provincia de Santa Fe y esto para mí es el momento más importante”.

En la oportunidad, Francesco Tonucci fue declarado “Huésped de Honor” de la provincia de Santa Fe.

Tonucci recibió el “Honoris Causa” de la UNL

En el Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral el pedagogo italiano recibió la distinción “Honoris Causa” y brindó una conferencia pública sobre «La escuela que queremos y necesitamos: desde una escuela para pocos a una escuela para todos».

En esta ocasión, estaban presentes el gobernador de la provincia, Antonio Bonfatti; el decano de la Facultad de Humanidades y Ciencias, Claudio Lizárraga, en representación del rector de la UNL; el secretario de la universidad, Pedro Sánchez Izquierdo; el intendente de la ciudad, José Corral; la ministra de Innovación y Cultura, María de los Ángeles González; y el senador provincial Hugo Marcucci; entre otras autoridades.

“Estábamos charlando con Francesco y recordábamos aquel encuentro del año 1996. A Francesco lo conocíamos por la oreja grande, el hombre verde, la viñeta. Un día fue convocado a la ciudad de Rosario este hombre que se nos presentaba como un provocador en el buen sentido, que nos empezó a despertar aún más curiosidades, más inquietudes. Entonces nos propuso un programa que se llamaba el del padrino, esto es una ciudad que empezaba a tener rejas en las ventanas y en las puertas que no conocíamos y Francesco nos decía ‘no hay que poner rejas, hay que poner los chicos que ganen la calle’. Los chicos tienen que ir a la escuela y volver solos, porque si los chicos ganan la calle la ciudad es más segura”.

“Y los padrinos eran los comerciantes que ponían en sus vidrieras grandes carteles que decían “yo soy padrino”. Entonces cuando los chicos salían de la escuela o iban a la escuela, si tenían necesidad de ir al baño podían ir a ese negocio o frente a cualquier dificultad cualquier vecino estaba allí”.

“Después siguieron otros proyectos -continuó el gobernador-. El de la Ciudad de los Niños, el de los Consejos de Niños, escuchando sus enseñanzas que tienen que ver con los de la oreja grande, con escuchar. Hay que escuchar a los niños porque ellos no pertenecen a corporaciones, no tienen intereses sectoriales, tienen una enorme transparencia, un cierto dejo de ingenuidad y allí hay muchas de las verdades para resolver la vida cotidiana”.

“Tonucci nos decía que si éramos capaces de hacer una ciudad a la altura de los niños, una ciudad que pudiera ser apropiada por los niños estábamos haciendo una ciudad para todos. Y seguimos trabajando con Francesco. Hoy tenemos la Red de Ciudades en la provincia, que son 57, y seguimos sumando más. Tenemos una propuesta para trabajar en 2014 el Congreso de los Niños del Mundo y de los habitantes del mundo, que es un desafío muy interesante que nos propone”.

“Gracias a estas experiencias y a estas enseñanzas que nos ha brindado Francesco en todos estos años aprendimos a escucharnos y a escuchar a los demás. Y -prosiguió- permanentemente decimos que los argentinos y los santafesinos necesitamos dialogar, consensuar y esto es producto de respetar al otro y de ponerle la oreja al otro. Porque todos tenemos razones o fundamentos para las distintas visiones que tenemos. Y en ese sentido también aprendimos mucho de la diversidad y del pensamiento plural del que tanto hace hincapié Francesco. Aprendiendo a mirar los niños podemos aprender a vivir mejor”.

“Por eso creo que nunca también entregado como hoy un ’Doctor Honoris Causa’. Agradecerte Francesco por tu perseverancia, por recorrer el mundo, por seguir insistiendo en esto de la Ciudad de los Niños”, concluyó el gobernador Bonfatti.

Por su parte, Tonucci agradeció al Honorable Consejo Superior de la UNL la distinción y sostuvo que “me siento especialmente honrado”.

“En ocasiones como estas, que por suerte son varias, me siento siempre incómodo luchando entre el sentimiento de no merecer tanto y el agradecimiento por el reconocimiento del trabajo”, sostuvo el pedagogo al tiempo que agregó que “las propuestas que estoy trabajando hace tantos años son ideas de sentido común. Es de sentido común que los niños saben, son competentes, merecen nuestra atención y escucha, tienen derecho a ser protagonistas de su recorrido formativo. Creo que es también del sentido común recordar a intendentes y gobernadores que en una ciudad viven niños y niñas y que no tiene sentido ponerlos delante de una pantalla por horas, que los niños tienen derechos y que hay que respetarlos”.

A su turno, Lizárraga manifestó que es “un inmenso placer y honor la concreción de esta distinción, que significa la máxima distinción académica que otorga nuestra universidad”.

“La distinción fue promovida por la facultad de Humanidades y Ciencias el otorgamiento de este reconocimiento, por considerarlo pertinente, no sólo por lo que atañe a la figura de Francesco Tonucci, sino también por lo que representa en el campo de la pedagogía y la educación”, precisó el decano.

Lizárraga señaló que el trabajo de Tonucci “logró conjugar seriedad, profundidad y humor. Sus ideas, propuestas y experiencia invitan a la confluencia de su investigación y la cuantifican. Logró conjugar la ciencia con el arte”.

Por último, el decano destacó el “proyecto de la Ciudad de los Niños”, por ser “interdisciplinario, crear conciencia ciudadana y ambiental” y recuperar “el espacio del juego”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *