Cantoni: innovación hacia arriba
Montaje de grandes tanques Crédito: Gentileza

Cantoni: innovación hacia arriba

Tres tanques con capacidad de 30 millones de litros de gasoil. Toneladas y metros. Unidades de medida que suman. Su imponente presencia en cualquier emplazamiento fabril o central energética no prefigura para el común observador cómo se logró armar semejante estructura. Allí atrás, están los operarios y técnicos de Cantoni SRL, con sus invenciones alrededor de los gatos hidráulicos.

La empresa esperancina, revolucionó en la última década el montaje de tanques, para llegar al sistema más innovador y seguro del mercado. No es un slogan: el proceso de registro de la invención está comprobado en un 90 por ciento único en el mundo. Firmas como YPF, Axion Energy, Bunge, Techint, en Argentina, pero también otras en Uruguay, México y Paraguay, utilizan los servicios de Cantoni asociada a la vez en este desafío con otra esperancina, Fimaco, primera licenciataria del sistema en Argentina y Brasil.

Los primeros pasos dados entre ambas, dan otra muestra de la relevancia de la iniciativa. En 2012 participaron de una obra emblemática para YPF. Montaron un tanque de 20.000 m3 para una refinería. Tres empresas distintas montaron tres tanques en ese lugar, y mediante el sistema Cantoni lograron la meta en 45 días, utilizando sólo 20 personas, a diferencia de las demás empresas participantes que emplearon más de 50 trabajadores en 150 días.

El escritorio de Marcelo Cantoni, gerente de la firma, tiene detrás una fotografía inmensa de uno de esos tanques de 30.000 m3, con otras más pequeñas de los pasos sucesivos del montaje. “Ahora cotizamos un montaje en La Plata para un tanque de 50.000 m3” dice a Producción Santafesina con la expectativa de otro enorme desafío.

Los años de trabajo permitieron un perfeccionamiento del sistema. Atrás quedaron los servicios de grúa, llegaron los muy buenos resultados de la superación del sistema de montaje, los contratos de relevancia con firmas de Argentina y del mundo, la patente y ahora la posibilidad no ya de realizar los montajes, sino de vender los sistemas y su know how.

“En los últimos días se hizo un acuerdo con una empresa mexicana que nos compró el sistema y la capacitación para su puesta en marcha” revela el empresario que enumera que es la tercera operación que ya hicieron de esta naturaleza, Esperanza con Fimaco, con una petrolera uruguaya y ahora esta empresa en México.

“El convencimiento pasa por la sumatoria de factores que hacen que este sistema sea único en la reducción de costos, tiempo y riesgos de trabajo” resume Cantoni. Esto es, la utilización de gatos hidráulicos que permitieron invertir el proceso de montaje, comenzando desde el techo y finalizando en la base, automatizando el proceso y eliminando el riesgo de trabajo en altura. En ningún momento los elevadores tienen un anclaje soldado al tanque como era antes, permiten una distancia de 50 cms entre el piso y la virola, facilitando el ingreso y egreso del tanque en todo momento. No más andamios, sino cabinas robotizadas de soldadura horizontal.

“A medida que vamos haciendo, sumamos mejoras. Hay partes nuevas que hicimos hace 30 días con resultados maravillosos. A nadie se le había ocurrido antes” dice entre gestos de sorpresa y confianza, aquella que le da respaldo a sus años de trabajo en búsqueda de la superación permanente.

Cantoni asegura que esta invención “nos cambió la vida. Nos han llamado hasta de YPF, algo que no le pasa a cualquiera. Eso revela el resultado y el comentario entre las propias empresas sobre nuestro sistema. Nos supera el trabajo y eso es gracias a las ventajas de nuestro sistema” resalta.

“Haber llegado a esto es realmente un orgullo. El tiempo dará respuestas. Pero estoy seguro que a este sistema lo conocerá el mundo y las empresas lo adoptarán con facilidad” expresa Cantoni, en un plano más lejos de los fierros y más cercano al corazón. La reflexión cae como la tarde cuando también aflojan los golpes y las soldaduras. Pero queda latente en los fríos galpones hasta el nuevo día, cuando otra idea nazca y permita un escalón más de superación.

Las ventajas del sistema

Los dispositivos del método Cantoni permiten una reducción de la mano de obra y costos superior al 35 por ciento frente al método tradicional. El método comienza con la construcción y el montaje de la virola superior y el techo, para luego elevar el conjunto, mediante el uso de gatos hidráulicos, hasta una altura que permite armar y soldar la virola siguiente, proceso que se repite hasta terminar soldando la virola inferior al piso. Históricamente los tanques se montaban desde el piso hacia al techo, con andamios y alturas cada vez mayores en la medida que se avanzaba. Es evidente que esto representaba un riesgo elevado, valga el término.

El cambio ha sido radical. Hoy los dispositivos son los gatos hidráulicos automatizados con uñas extraíbles, bases de soporte que moldean la curvatura de las virolas, conformadores de chapa que permiten realizar todas las soldaduras verticales de manera automática y con un solo operador, cabinas robotizadas de soldadura horizontal, que mantienen al operador al resguardo de las inclemencias climáticas.

Elimina el trabajo en altura, un aspecto clave porque siempre ha sido una actividad de mucho riesgo. Reduce los costos y los tiempos. Mejora la calidad de terminación y la calidad de la soldadura. Utiliza chapas planas que se curvan in-situ, lo que facilita su traslado a la obra, se descargan y montan en un único lugar del obrador. No requiere movilización de maquinaria pesada alrededor del tanque en construcción, lo que constituye un ahorro sustancial de tiempo e inversión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *