Carsfe habló de un Estado arcaico con herramientas vetustas
Campos inundados en Ramona y Rafaela por las intensas lluvias Crédito: Prensa Gobernación
Política
Redacción El Santafesino
19/01/2017
Carsfe emergencia hídrica obras hídricas ruralidad

Carsfe habló de un Estado arcaico con herramientas vetustas

El gobernador de la provincia, Miguel Lifchitz, recibió en Casa de Gobierno a la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe) para analizar la Emergencia Hídrica que afecta a gran parte del territorio santafesino y encarar medidas que les permitan a los productores sobrellevar otro año negativo. El ministro de la Producción señaló que fue un encuentro positivo donde avanzamos sobre la problemática hídrica que afecta a la provincia”.

Estado de situación

Por su parte, el presidente de Carsfe, Gustavo Vionnet, indicó que “fue una reunión muy interesante. Vinimos a comentarle al gobernador un diagnóstico de la situación”, y junto a Sociedades Rurales de las zonas afectadas se expuso “la problemática y el tipo de pérdidas que está generando esta situación climática”.

Vionnet manifestó su “expectativa de que la Nación comprenda la realidad de la provincia, la pérdida económicas y el impacto que va a tener para la Argentina; que ponga el valor esta situación y acompañe los procesos hídricos entre provincias, ayudando a elaborar planes y conseguir financiamiento; y también con recursos extraordinarios, en virtud de que vivimos en menos de un año un doble golpe”.

Carta al gobernador

Los dirigentes de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe) le dejaron una carta al gobernador Miguel Lifschitz en la que expresaron algunas consideraciones a tener en cuenta por los gobiernos provincial y nacional.

“Las lluvias acumuladas en el territorio provincial desde el 23 de Diciembre pasado hasta nuestros días, en algunos lugares rondando los 600 milímetros, nos rememoran a los difíciles momentos padecidos en el cercano Abril de 2016 y cuyas secuelas aún perduran, sin darnos tiempo para reponernos”, manifiesta en su primer párrafo.

“Los productores santafesinos nos encontramos nuevamente en estado de catástrofe, con innumerables zonas devastadas. La ruralidad y las localidades del interior productivo de la provincia se encuentran golpeadas, desmoralizadas, con incertidumbre y desamparadas. Ante este panorama, lo urgente será atender a las familias afectadas y a aquellos productores en situación de desolación, restituyendo la conectividad caminera, y ejecutando acciones con criterio para procurar que el agua se retire”.

“No obstante la coyuntura, consideramos imperioso abordar lo estructural, pues estos fenómenos cada vez más recurrentes vuelven a dejar al desnudo las falencias que padece el Estado en todos sus órdenes: nacional, provincial y local. La producción del campo aporta en el desarrollo del país 1 de cada 6 puestos de trabajo, 1 de cada 11 pesos del Producto Bruto Interno, 1 de cada 10 pesos de la recaudación tributaria nacional de AFIP, 6 de cada 10 dólares de las exportaciones totales del país, según un estudio de la Fundación FADA, donde la Provincia de Santa Fe, por su matriz netamente agropecuaria contribuye con gran incidencia”, se detalla en la carta.

“Dichas variables sólo han sido posible por la vocación del hombre de campo, que ha persistido en su afán de producir cada día más, y para ello ha invertido recursos, ha incorporado tecnología, ha montado infraestructura adecuada, ha replanteado sus esquemas productivos, siempre persistiendo a los avatares climáticos y económicos, e indudablemente con la pasión que sólo despiertan el procurar el bienestar para su familia tanto para el hoy como para el mañana en conjunción con el apego a su tierra. En el campo no se produce de la misma forma que hace 100, 50 o 20 años, hubo cambios, y a la luz de los reiterados acontecimientos se hace evidente que desde el Estado no se han acompañado los mismos ni en inversiones, ni en nuevas soluciones tecnológicas, ni en infraestructura moderna y adecuada, ni en instrumentos financieros o de cobertura de riesgos para evitar o mitigar los daños”.

“Las lluvias dejan expuesto un Estado arcaico, con herramientas vetustas: La ley de emergencia se ha constituido en un paliativo acotado, insuficiente para brindar soluciones integrales ante las crisis. Se debe avanzar en la implementación de un sistema de seguro multiriesgo para todas las actividades, siendo tarea de los legisladores nacionales indudablemente, sin descartar su análisis para una implementación a nivel provincial; la red de caminos y rutas ha colapsado, por lo cual volvemos a sostener que resulta inconcebible que los distintas poblaciones y una de las cuencas lecheras más importante de Latinoamérica cuenten con los mismos caminos de tierra que hace 100 años cómo única vía de comunicación; la infraestructura hídrica requiere urgente replanteo y adecuación. Resulta imperioso el desarrollo y la ejecución de un plan sistémico hídrico provincial, que contemple las distintas regiones hídricas y cuencas, junto con la red de caminos y el mapa de aptitudes de suelos, y solicitamos la conformación de un Consejo Hídrico Provincial conformado por autoridades y productores donde se discutan pautas de planificación y que sea vinculante; la infraestructura energética es insuficiente y requiere inversiones urgentes para brindar un servicio respetable; la ayuda financiera es inadecuada, insuficiente, burocrática, anticuada. Se requieren herramientas ágiles y modernas para procurar que los productores puedan seguir produciendo pese a las crisis. Resulta vital el volver a contar con un agente financiero que preste servicios apropiados”, prosiguió el crítico escrito.

Finalmente, para cerrar la carta los dirigentes nucleados en Carsfe ponen una cuota de esperanza al culminar el escrito diciendo: “Sr. Gobernador, hagamos de esta crisis una oportunidad. Pretendemos que se trabaje con una visión a largo plazo, con políticas de alto vuelo que sienten los basamentos para un devenir promisorio, y no con una visión proselitista. Desde nuestra Confederación procuramos que se aborden los temas estructurales con responsabilidad, caso contrario aquellas metas que todos anhelamos, como lograr aumentar la producción, desarrollar mayor agregado de valor, fomentar más arraigo en el ámbito rural y garantizar la igualdad de oportunidades en todo el territorio provincial, serán sólo eso, simples deseos, y discursos de campaña”.

Sociedad Rural de San Cristóbal

En un comunicado la Sociedad Rural de San Cristóbal expresa que ha participado en asambleas de productores de toda la provincia nucleados en Carsfe.

En ese escrito, la entidad sostiene que “estas precipitaciones han dejado en evidencia la falta de obras hídricas y viales desde la inundación que sufriéramos en abril de 2016 a esta parte y la falta de inversión de la provincia desde hace más de 20 años en obras estructurales y sólo quedarse con obras coyunturales. A su vez, acompaña a Carsfe en todas las gestiones nacionales y provinciales en el desarrollo de un proyecto de estudio de las microcuencas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *