Carta del gobernador Bonfatti a chicos de una escuela primaria
Balagué en la escuela primaria de Sauce Viejo Crédito: Prensa Gobernación
Educación
Redacción El Santafesino
11/04/2015
comedor escolar Papa Sauce Viejo

Carta del gobernador Bonfatti a chicos de una escuela primaria

La Escuela Primaria N° 1297 “Presidente Perón” de Sauce Viejo se reunió en el patio antes de la campana de salida porque esperaba la visita de la ministra de Educación, Claudia Balagué, quien -sabían- les traería un mensaje del gobernador Antonio Bonfatti.

En los bancos de adelante, los más expectantes eran los alumnos de cuarto grado, que en noviembre, cuando estaban en tercero, aprendiendo a escribir cartas, le dirigieron una al gobernador de Santa Fe.

“Escribimos para saludarlo y para invitarlo a que venga a conocer nuestra escuela y a almorzar con nosotros en nuestro comedor escolar. ¡No sabe las cosas ricas que preparan!”, le contaron los chicos, que también habían escrito una carta similar al papa Francisco.

“La respuesta del Papa nos emocionó a los más grandes, pero lo que hoy están viviendo los chicos es maravilloso, porque pueden palpar concretamente la respuesta de la carta que escribieron”, contó Silvia, la vicedirectora, conmovida por la alegría de los alumnos.

La ministra Claudia Balagué llegó con una carta del gobernador, que la directora, Mabel Liberatore, compartió con todos los alumnos y sus papas. “Hoy venimos para traer una cartita que les manda el gobernador a los chicos de cuarto, porque ustedes saben que toda carta siempre necesita una respuesta, así que le doy a la dire este sobre para que después la lean. Traje algo más de parte del gobernador”, dijo Balagué a los chicos que escribieron la carta. “¿Se les ocurre qué pudo haber mandado?”, preguntó.

Ante la caja que Balagué entregó a la directora, los chicos se apuraron a romper el papel y se encontraron con un televisor que también habían pedido para el comedor escolar, espacio donde se reúnen a almorzar en dos turnos, y donde realizan actividades artísticas y recreativas en horario de clases.

“¡Es gracias a nosotros!”, dijo una de las alumnas a la maestra que los acompañaba. Entre sorpresa y alegría, sacaron el aparato de la caja y lo pusieron sobre una mesa, a la vista de todos.

Balagué, que ya les había contado la historia de Franco, el alumno de Naré que en el Congresito de los Chicos había pedido que todas las escuelas estuvieran lindas y pintadas de colores, felicitó a los alumnos por la manera respetuosa de expresar sus deseos a través de las cartas.

“Bueno ya ven cómo todos los pedidos de los chicos llegan a donde tienen que llegar y que en el Gobierno de Santa Fe se escuchan las voces de todos los chicos”, les dijo Balagué, cuando ya estaban todos listos para la foto que los hará recordar especialmente este día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *