Comenzó el ciclo lectivo en la provincia de Santa Fe
Fuente: Prensa Gobernación
Política
Redacción El Santafesino
02/03/2009
ciclo lectivo enseñanza primaria Francesco Tonucci

Comenzó el ciclo lectivo en la provincia de Santa Fe

El gobernador Hermes Binner y la ministra de Educación de la provincia, Elida Rasino, presidieron en Rosario el acto de apertura del ciclo lectivo 2009 para el nivel primario.

El inicio formal de las clases se realizó en la escuela Nº 610 Republica de Bolivia, La Paz 3050, del barrio Parque en la ciudad de Rosario, con la presencia de docentes, padres y alumnos del establecimiento.

Estuvieron presentes, también, el intendente municipal local, Miguel Lifschitz; los senadores nacional Rubén Giustiniani y provincial Juan Carlos Zabalza (Rosario), diputados provinciales y autoridades del establecimiento, entre otros.

Con el inicio formal de las clases, 292.591 alumnos comenzaron a cursar en el sistema de enseñanza primaria pública en la provincia, a los cuales hay que sumarle otros 105.582 chicos que asisten a escuelas privadas.

En el caso de las escuelas públicas, 108.611 estudiantes corresponden a la regional Rosario (64.548 a la ciudad de Rosario) y 67.531 a la de Santa Fe (31.169 a la ciudad capital de la provincia).

Homenaje a la Ley 1420

En su discurso, el gobernador Binner expresó: “El proceso de aprendizaje es un momento fundamental para el ser humano. Por eso el inicio del año es un motivo de alegría para la ciudad y para la provincia. Cuando comienzan las clases –prosiguió–, comienza un nuevo humor en la gente. Comenzamos a construir la sociedad que necesitamos los santafesinos y los argentinos”. El mandatario santafesino felicitó a los docentes de toda la provincia, así como a padres y niños “por este momento tan agradable que nos hacen vivir en nuestras vidas”.

“Estamos confiados en que este momento es el que tenemos que desarrollar para el futuro social; momento en que los padres nos sentimos responsables, tenemos obligaciones y compromisos para que los niños puedan crecer y pensar”, agregó el gobernador haciendo referencia al pensamiento del pedagogo italiano Francesco Tonucci.

Por otro lado, Binner recordó la sanción de la ley 1.420: “La ley de los guardapolvos blancos, la ley que posibilitaba cubrir por igual a los hijos de los ricos y de los pobres. Onésimo Leguizamón –evocó– envió al Congreso de la Nación este proyecto con un mensaje en el que planteaba que la escuela debía ser el lugar donde se aprendiera a ser hombre. Agregaba que la educación permitía aprender a leer, pero también a ser parte de la sociedad. Era una visión que adjudicaba a la escuela la tarea de enseñar a pensar y también a ser miembro de una sociedad integrada”, resumió Binner.

El placer de enseñar

La ministra de Educación, Élida Rasino, dijo que “la escuela es un hacer cotidiano de risas, pasos, voces, gritos y también alegría. Es un hacer comprometido con la posibilidad de abrir los corazones para dar paso al conocimiento; de abrir el pensamiento para entender que es importarte estar juntos; de abrir las manos para construir el nosotros que tanto necesitamos”.

“Estamos aquí –expresó Rasino– para abrir paso a lo nuevo, a los niños que son el futuro de este mundo. A pesar de que las cosas no están bien, estamos juntos para hacer un futuro mejor y fortalecer la capacidad de crecer en las dificultades”.

Para finalizar, la ministra sostuvo: “Creemos que vale la pena dejar por un rato el malestar y darle paso a la esperanza y recuperar el placer de enseñar; una nueva educación es posible y vamos a sentir que vale la pena”.

Nuevo laboratorio

En la primera jornada de clases del ciclo primario, quedó inaugurado el Laboratorio de Ciencias Experimentales de la escuela República de Bolivia, materializado merced a los ahorros de la asociación cooperadora y aportes provinciales.

En este establecimiento educativo asisten en dos turnos cerca de 900 alumnos que cursan desde preescolar hasta séptimo grado. Durante 2009, la escuela celebrará los 80 años de su fundación.

La escuela República de Bolivia comenzó a funcionar el 15 de junio de 1929, en el Estadio Municipal, en una construcción con chapas. El establecimiento se creó ante la necesidad de cumplir con las necesidades educativas del barrio Parque, llamado en ese momento Barrio de la Vivienda.

Al poco tiempo, la escuela se mudó a dos casas linderas, ubicadas en Viamonte al 2900, y años más tarde se asentó en su sede actual de calle La Paz 3050. Como los terrenos fueron gestionados por residentes de la colectividad boliviana, el edificio, en el momento de la inauguración, comenzó a llamarse República de Bolivia, y hasta el día de hoy la vinculación con dicha comunidad sigue en pie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *