Comunidad y autoridad
Comunidad y autoridad
Opinión
21/01/2004

Comunidad y autoridad

No cabe duda que, cuando la justicia o el sector policial con que cuenta cualquier población como Laguna Paiva, trabaja en pos de una mejor calidad de vida, produce en el ciudadano una tranquilidad que se trasunta en todos los actos que se desarrollen dentro de la comunidad.

Contar con hombres que son ejemplos en cada una de sus actuaciones, hace que el ciudadano común trate, en lo posible de no cometer ilícitos, que por más insignificantes que sean pueden mostrar a los demás que el comportamiento humano, no se trata únicamente de ser una persona mesurada, sino tener vocación de servicio, demostrar moral y buenas costumbres y, por supuesto, tomar conciencia de que todo cuanto se haga sea en parte para beneficio de quienes comparten nuestro diario vivir.

En verdad no es tan fácil, pero cuando los ejemplos cunden por doquier, en realidad son un beneficio para quienes por cualquier circunstancia nos toca vivir en esta zona, ya sea por razones de trabajo, o simplemente por estar afincados en ella y haber formado una familia. Es natural que se quiera muchísimo el terruño y se trate de defender con uñas y dientes la tranquilidad que se nos pueda brindar a través de quienes tienen la obligación de hacerlo.

No quiero con esta reflexión, hacer creer que estamos viviendo en un paraíso, sino simplemente en una sociedad que gracias a sus autoridades, tanto civiles como policiales, principalmente quien está a cargo de la comisaría local, el Sr. Carlos Coseani, hijo dilecto de esta ciudad, quien desde el mismo momento en que tomó posesión del cargo mostró su capacidad, idoneidad y gran profesionalismo, y con todo el personal a su cargo ha luchado por conseguir bienestar para toda la población, haciendo hincapié constantemente en la no proliferación de ilícitos, que son la verdadera causa de intranquilidad en la ciudadanía.

Es para nosotros, ciudadanos de Laguna Paiva, un honor poder contar con una personalidad como la de este oficial que, a pesar de todo lo que nos muestra diariamente la crónica policial de todos los diarios y revistas, incluso la TV y aún sabiendo que toda la sociedad está muy enferma por distintas causas, principalmente la económica. Comportamiento como el que nos brinda dicha autoridad nos llena de satisfacción y nos devuelve la fe y la esperanza que todo ciudadano bien nacido es merecedor, y que por supuesto tiene el derecho de ser protegido como la ley lo especifica.

Por eso es fundamental que toda la ciudadanía agradezca y preste la colaboración que este funcionario pueda requerir en cualquier momento. Solo así seguiremos contando con la vigilancia que esta ciudad debe tener, en bien de una convivencia normal en todos sus estamentos, y esperar como hasta ahora que la inmensa mayoría de los ciudadanos brinde ejemplos de civismo y democracia, como éticamente debe ser.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *