Con la consigna de no llorar la crisis, Perotti asumió como nuevo gobernador de Santa Fe
Fuente: Prensa Gobernación

Con la consigna de no llorar la crisis, Perotti asumió como nuevo gobernador de Santa Fe

Con la presencia del presidente de la Nación, Alberto Fernández, juró como primer mandatario ante la Asamblea Legislativa. Seguridad y pobreza son las prioridades. Y aseguró que no hablará de ninguna herencia recibida.

Omar Perotti juró este miércoles como gobernador de la provincia de Santa Fe, asumiendo el cargo en reemplazo de Miguel Lifschitz. Fue ante la Asamblea Legislativa, acto que contó con la presencia del presidente de la Nación, Alberto Fernández. «Juro por Dios, la patria, el pueblo de la provincia de Santa Fe y mi honor” expresó el flamante mandatario luego del juramento de su vicegobernadora Alejandra Rodenas, quien pasó a presidir la Honorable Asamblea Legislativa, y le tomó juramento a Perotti como gobernador.

En una jornada histórica para la democracia argentina, Perotti llegó a la explanada de la Legislatura acompañado de la vicegobernadora Alejandra Rodenas y sus familias. Fueron recibidos por el saliente gobernador Miguel Lifschitz junto a otros funcionarios. En una tórrida tarde, mientras caminaban saludando en los pasillos que conducían al recinto de Diputados volvieron sobre sus pasos para recibir al presidente de la Nación Alberto Fernández, quien había arribado en helicóptero a la ciduad para participar de la jura.

Con un marco imponente de invitados y cierto retraso en el inicio del traspaso de mando, Perotti pronunció un discurso donde sobresalieron aspectos vinculados al gasto, la pobreza y la inseguridad. Luego de las primeras palabras, admitió: «Y el pueblo de Santa Fe me enseñó a esperar y me enseñó que siempre hay que seguir aprendiendo. Yo no abandono nunca y sé que los santafesinos tampoco».

«Es bien sabido que estamos en medio de una profunda crisis económica y social a nivel nacional, y en esa emergencia los problemas que nos aguardan en Santa Fe son reales, son graves y son muchos. (…) Esa emergencia se expresa no solo en una mala situación fiscal, sino con niveles de pobreza que avergüenzan en el país y en la provincia. Se manifiesta en el alto desempleo, donde algunas de nuestras regiones, han presentan indicadores que nunca creímos que podían volver. Y por ende en una alta demanda alimentaria, a eso se suma algo de lo que muchos hablamos, lo que consideramos una la emergencia en seguridad» introdujo.

Reveló que en materia fiscal, el mes de octubre el resultado financiero deficitario ascendía a $ 9.129 millones, «como consecuencia que los gastos vienen creciendo en lo que va del año 9 puntos porcentuales más que los recursos. Este comportamiento implica una fuerte reversión con respecto al resultado del mismo periodo de 2018. Es decir, comparamos enero-octubre 2018 con enero-octubre de 2019 el resultado fiscal de la provincia se deterioró un 316%, no observándose en ese período un deterioro de semejante magnitud en ninguna provincia argentina. Si consideramos que aún falta computar los meses de noviembre y diciembre, más el pago de aguinaldos, es fácil deducir, por todos uds, que el déficit continuará creciendo de manera significativa.
Esto se torna más complejo aún, teniendo en cuenta que encontraremos un elevado nivel de deuda flotante (hablando en criollo Gastos realizados y no pagados), como por ejemplo certificados de obras, pago a proveedores, contratos de servicios, gastos de funcionamiento».

«No vamos a utilizar el tema de la pesada herencia como suele decirse» aclaró. «Nosotros sabemos que a las crisis no se las llora, a las crisis se las enfrenta y se las derrota. El pueblo santafesino si va a saber desde donde arrancamos, si va a saber cómo quedaron las cosas en esta provincia. Hablábamos de emergencia y decíamos, emergencia en seguridad. Sin orden no se pueden disfrutar las libertades. No se puede vivir en Paz sin un sistema de seguridad pública eficiente en la resolución de los conflictos sociales, las violencias y los delitos que tiene lugar en la comunidad. Ello requiere, entre otras condiciones, de una policía adecuada a la legalidad democrática y eficiente en el cumplimiento de sus funciones de protección ciudadana».
No hay posibilidad de afrontar de manera eficiente los desafíos que se nos presentan sin el compromiso mancomunado del poder ejecutivo, el poder legislativo, la justicia y la comunidad en su conjunto.

En este aspecto, quizás el más preocupante para Perotti, reconoció que la policía provincial «adolece de severas deficiencias institucionales en el cumplimiento de sus funciones de prevención delictiva y de investigación criminal. En gran medida, esas deficiencias derivan del deterioro en los derechos y las condiciones laborales de los y las trabajadoras policiales. La policía se ha divorciado de la sociedad, y ésta le ha perdido confianza. Tercero, la sociedad se ha replegado y se ha refugiado a los ámbitos privados, afrontando los riesgos con los medios a su alcance, no tenemos que perder de vista que las principales víctimas de los delitos son los pobres, los trabajadores, las personas de los estratos sociales que tienen menos protección del Estado y menos capacidad de protegerse a si mismos frente al crimen.  Una mención específica merece la cuestión de la criminalidad articulada en torno del narcotráfico. Este negocio se ha expandido al amparo de la desidia y la ignominia estatal» fustigó.

En tal sentido, el gobernador sostuvo que «debe haber una clara línea infranqueable que divida sin más a las instituciones estatales y la legalidad, de un lado, y el mundo delictivo, del otro. Hay que cortar los vínculos con el delito. Y es prioridad para vivir más seguros, que el Estado vuelva con toda la fuerza donde nunca debió retirarse. Con toda la fuerza de la Educación, de la Salud, del Deporte, de la Cultura, de la formación en oficios» propuso.

Como medida concreta, anunció un Programa Inclusión Educativa, «la primera reunión que vamos a tener fon todos nuestros presidentes comunales, allí trabajaremos con la información de quienes habiendo terminado la escuela primaria no se anotaron para la escuela secundaria. Vamos a ir a cada casa, vamos a hablar con los padres, vamos a acompañarnos a que se inscriban. Nosotros necesitamos a cuidar a cada uno de los santafesinos que tenga la oportunidad de iniciar el ciclo lectivo., Luego garantizar su continuidad». Y de inmediato anticipó que se pondrá en marcha el Programa de Boleto Educativo Gratuito.

Tras remitirse a su condición de «gringo que creció en el campo», y advertir que «las picardías y trampas de la vieja política ya no sirven», Perotti abogó por un acompañamiento de la nueva legislatura: «Espero con el acompañamiento para que las leyes necesarias que permitan que la voluntad de los santafesinos y santafesinas esté expresada en las correcciones que habrá que hacerle a ese presupuesto, que a su vez, más que nunca, debió haber esperado porque va a haber cambios importantes, no solamente en el presupuesto nacional sino en medidas nacionales a tomarse en un cambio de gobierno».

«Les propongo cuatro años de trabajo conjunto. Les propongo cuatro años de esfuerzo compartido. Les propongo cuatro años de trabajo serio y eficiente para hacer una Santa Fe digna de su historia. El desafío es hacer las cosas bien, con la responsabilidad que las circunstancias exigen. Si esto lo incorpora cada santafesino y cada santafesina y lo hace suyo. El futuro no es lo que va a venir, no es lo que va a pasar. Sino lo que juntos seamos capaces de realizar. Viva Santa Fe, viva el pueblo santafesino» concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *