Construyen las nuevas defensas de las Ruinas de Cayastá
Fuente: Prensa Gobernación
La Región
Redacción El Santafesino
21/01/2014
Cayastá Parque Arqueológico Santa Fe la Vieja

Construyen las nuevas defensas de las Ruinas de Cayastá

Las nuevas defensas para la recuperación y protección del Parque Arqueológico de Cayastá y Ruinas de Santa Fe La Vieja, que lleva adelante el gobierno de la provincia, comienzan a tomar forma. Con una inversión del Estado santafesino de 127.934.978 pesos (a precios redeterminados al mes de octubre de 2013), desde la costa del río San Javier se observa el movimiento de arena y la colocación de los dados de hormigón, obra que permitirá dar solución a los continuos procesos erosivos que afectan al parque arqueológico y al ejido urbano de Cayastá.

La obra se enmarca en el programa de Prevención de Inundaciones y Drenaje Urbano (Pidu) y consiste en regular el caudal de ingreso al brazo Cayastá del río San Javier con el objetivo de mitigar el proceso erosivo actual y mantener activo el citado brazo para todas las condiciones de niveles de aguas. También involucra la protección directa de la costa en el Parque Arqueológico y en un sector de la zona urbana.

“Los trabajos permitirán defender el patrimonio cultural del Parque Arqueológico y la costa de Cayastá, al tiempo que brindarán un mejor contacto con el borde costero, recuperando una zona de esparcimiento en el centro de la localidad y posibilitando también la regulación del curso y la inclusión de playas, lo que brinda una proyección totalmente distinta a la localidad”, precisó el secretario de Finanzas del Ministerio de Economía, Gonzalo Saglione, a cargo de la Unidad Ejecutora del proyecto.

En cuanto a la fecha de culminación de los trabajos, a cargo de la empresa Dragados y Obras Portuarias, el funcionario señaló que “si las tareas se continúan realizando a ritmo sostenido y de acuerdo con los plazos estimados, estarán finalizadas para mediados de 2014”, y agregó que entre los avances, “se destaca la silueta de las nuevas defensas y crece la construcción de los terraplenes correspondientes a los cierres 1, 2 y 3”.

Parque Arqueológico

Entre los trabajos ejecutados hasta el momento en la costa del parque arqueológico, se destacan los 728 metros de mejora de la defensa: en este sector se realizaron tareas de refulado de arena para mejorar la estabilidad del pie de la barranca; se limpió el borde superior de la barranca y en el extremo norte del Parque, en la zona lindera con el barrio Sur, se realiza la compactación del suelo, la colocación de mantas de geotextil y la ejecución sobre las mismas de dados de hormigón de sección cuadrada.

En la zona de islas, en tanto, se ejecutaron los bordos (montículos de suelo) de contención para la ejecución de los terraplenes correspondientes a los cierres 1 (al extremo sur del Parque) y 2 (en el límite entre el Parque y el barrio Sur). Además, se ejecutó el refulado con arena para la conformación del terraplén correspondiente a este último cierre.

Por otra parte, en el extremo norte del pueblo, en proximidades del complejo Punta Arena, se ejecutaron los bordos en la isla, correspondientes al cierre 3.

Dentro del Parque se terminaron de construir los nuevos baños y se instalaron las estructuras de las 9 estaciones de recorrido. “Se espera que en las próximas semanas se completen las mismas con la colocación en estas de las infografías con información necesaria para los visitantes”, indicó el subsecretario de Proyectos de Inversión, Cesar Iza Farje.

Avances en la zona urbana

En la zona urbana, en tanto, en los 354 metros de intervención que comprende este sector, se están llevando adelante los trabajos de perfilado de la barranca, previos a la colocación de las mantas de geotextil con dados de sección cuadrada con los que se completa la construcción de la defensa.

Mientras tanto, en el obrador de la empresa se construyen las mantas con los dados que serán colocados y se están acopiando las rocas que serán utilizados para la protección de la barranca tanto en la zona urbana como en el Parque Arqueológico.

También se trabaja en el borde costero de la isla, adonde además de las tareas de ejecución de los cierres se han plantado ceibos y sauces.

Los trabajos

El proyecto denominado «Construcción de defensas del Parque Arqueológico Santa Fe La Vieja, Protecciones Costeras en Cayastá y Obras de Regulación», se desarrolla en la zona urbana de Cayastá y en el mencionado parque, incluyendo al tramo del río San Javier que fluye frente a ambos sitios y otros cursos cercanos como el arroyo Los Zorros, que forman parte de la red hidrográfica de la zona.

La obra de regulación se materializa mediante tres secciones de control y el dragado de brazos alternativos. Las secciones de control actúan cerrando parcialmente el cauce y restringiendo el flujo por la zona de isla aledaña. Esta obra se completa con el dragado del arroyo Los Zorros y el dragado de la vinculación entre este y la laguna Las Nievas. Los trabajos de defensa del Parque Arqueológico consisten básicamente en la ampliación transversal de la protección, de 728 metros de longitud, prolongando el enrocado existente hacia el fondo del río.

Finalmente, la protección costera de la zona urbana de Cayastá consiste en la protección de unos 354 metros de costa, comprendidos entre la bajada de lancha que se encuentra en el camping y la ubicada aguas arriba, más 26 metros hacia aguas debajo de la primera bajada de lanchas, en coincidencia con la casa del escritor Julio Migno.

La zona urbana se complementa con instalaciones y mobiliario urbano: barandas, veredas, bancos, cestos de residuos, escaleras e iluminación. Se incluye además la forestación con especies autóctonas resistentes a inundaciones (sauce, ceibo, palmeras, pindó y timbó).

El proyecto también prevé ejecutar un sector de playa en las inmediaciones del camping municipal y las dos cuadras subsiguientes aguas arriba, con una extensión de 180 metros sobre el frente costero.

Financiamiento

Los trabajos son ejecutados en el marco del Programa de Prevención de Inundaciones y Drenaje Urbano (Pidu) y cuentan con el financiamiento del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) –a través del Préstamo BIRF 7382–, del orden del 72 por ciento, mientras que el 28 por ciento restante es aportado por el Estado provincial, en carácter de contrapartida local a través de recursos propios.

La ejecución del proyecto de la obra se llevó a cabo de manera conjunta entre la Secretaría de Aguas del Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente; y la Secretaría de Finanzas del Ministerio de Economía.

Antecedentes

Los procesos erosivos que afectan la costa del Parque Arqueológico y la ciudad de Cayastá están relacionados con la evolución de la morfología fluvial que naturalmente presenta este tramo del río San Javier, el cual tiene la tendencia natural a producir meandros, que siguen una evolución natural.

Los meandros son las curvas que va describiendo un río en su recorrido y suelen formarse en el curso medio y bajo de los ríos. En general, se producen a causa de la pérdida de velocidad de la corriente, que busca el camino más fácil. El río excava en la orilla cóncava y acumula sedimentos en la orilla convexa, aumentando la curvatura del meandro, que puede llegar a estrangularse.

El meandro ubicado frente a la ciudad de Cayastá presenta un ritmo lento en su evolución, pero a su vez las características geotécnicas de la costa, donde predominan los suelos arenosos de baja resistencia a la erosión, conllevan un avance constante y paulatino del proceso erosivo.

De acuerdo al análisis cartográfico realizado en los estudios de la evolución de la costa, en el extremo norte de la planta de la primitiva Santa Fe “La Vieja”, ésta ha sufrido un retroceso de unos 330 metros, en el período comprendido entre 1573, año en que se fundó, y 1991, año en que se terminó la defensa, lo que da un promedio de corrimiento de 0,80 metros al año. Debido a esto se ha perdido parte de la trama urbana de Santa Fe la Vieja, adonde se encontraban importantes edificaciones, caras al patrimonio cultural de nuestra provincia y el país.

Las zonas intervenidas

Se intervienen principalmente dos tramos, cuyas características y situación actuales son las siguientes:

-Parque Arqueológico

Frente al Parque Arqueológico se encuentra una defensa de unos 728 metros de longitud, que se comenzó a construir en 1983 y se concluyó en 1991. Consiste en un paramento superior formado por un entablonado de maderas y un revestimiento inferior con enrocado del talud.

Al pie de la defensa se han producido procesos de profundización del cauce junto a la costa que suelen generar algunos deslizamientos de la protección de la piedra, por lo que la situación de la defensa a largo plazo puede considerarse como insegura en relación al patrimonio arqueológico que defiende.

-Zona urbana de Cayastá

La zona urbana de Cayastá y la costa a lo largo del meandro sufre los procesos erosivos al no existir estructuras de defensa, lo que lleva generalmente a la ejecución de protecciones improvisadas con empalizadas, colocación de neumáticos, chatarra, o el mantenimiento de vegetación arbustiva y arbórea sobre las barrancas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *