Cooperativa Guillermo Lehmann: una perspectiva de crecimiento en el año de su 70º aniversario
El complejo de la Cooperativa Guillermo Lehmann en Pilar. Crédito: Drones Max/El Santafesino

Cooperativa Guillermo Lehmann: una perspectiva de crecimiento en el año de su 70º aniversario

“Lo que rescatamos de los 70 años de la cooperativa es el desafío de seguir brindando lo mejor de cada uno de nosotros para que ese concepto de asociativismo tenga plena vigencia todos los días”, expresó Gonzalo Turri.

Las inversiones millonarias y el crecimiento en infraestructura de la Cooperativa Guillermo Lehmann, marcan su desarrollo institucional e inserción regional. Sin embargo, esta faceta tangible, imponente por momentos, guarda en su interior el espíritu de los pioneros. En paralelo, la gestión de los últimos años, desplegando otro abanico de acciones, en este caso con perfil social, pretende inyectar con sus valores primigenios a las nuevas generaciones de cooperativistas, productores y comunidad en general.

En esta senda, el gerente general de la Cooperativa, Gonzalo Turri, hizo un repaso de las vivencias de institución al cumplir su 70º aniversario. “De aquellas cosas que tenían valor y despertaban confianza, tanto de los fundadores como de aquellos que los siguieron, tienen la oportunidad de seguir teniendo vigencia y es nuestra responsabilidad mantenerlos presentes en los años por venir”, introdujo en diálogo con El Santafesino.

“Creo que en las construcciones colectivas como esta cooperativa y tantas otras instituciones, tienen mucho que ver con la impronta de quienes, generación a generación, supieron construir un legado, cómo ese legado uno lo va aggiornando en cuanto a tecnología y en cuanto a mecanismos de comercialización, pero aún así en la esencia, en el espíritu, mantenga estos atributos de los fundadores que el esfuerzo propio pueda servir para la ayuda mutua, como uno puede transitar su vida y sus negocios, pensando en lo colectivo, en nosotros, pensando en término de comunidad”.

Este concepto marca el 70º Aniversario: “lo que rescatamos de los 70 años de la institución es el desafío de seguir brindando lo mejor de cada uno de nosotros para que ese concepto de asociativismo tenga plena vigencia todos los días”.

Al hacer un repaso de la última década, Gonzalo Turri, sostuvo que “entiendo que cada etapa se condice con un montón de circunstancias que atraviesan a las organizaciones, en este caso una organización cooperativa que nuclea a productores agropecuarios. Uno tiene que mirar a la cooperativa Lehmann por el volumen de negocios, por la cantidad de cabezas que supimos comercializar, por las toneladas acopiadas, por las obras y las inversiones que pudo desarrollar, a lo mejor estamos en la presencia de lo mejor, pero evaluado solamente desde el punto de vista de volumen de negocios. Entiendo que cada una de las décadas o cada uno de los momentos de la cooperativa tiene que haber estado atravesada por distintas circunstancias. Cerrándolo en esas variables, seguramente estamos en presencia de la mejor década de la cooperativa”.

Cómo abordar la pandemia

Acerca del trabajo de la institución en esta época de pandemia, el dirigente afirmó que “tratamos de seguir cumpliendo los protocolos y ser una organización muy respetuosa con todo lo que nos está sucediendo como sociedad. Comenzamos el año desarrollando una encuesta totalmente anónima con todos y cada uno de los productores que tenían la voluntad de poder opinar sobre la marcha de la cooperativa, que cosas le inquietaban de la cooperativa y de su propia empresa. De las respuestas que pudimos obtener de esas encuestas anónimas que completaron los socios de la cooperativa, el Consejo de Administración pueda construir parte del futuro desempeño de la organización”, afirmó.

Restricciones de por medio, se llevaron adelante algunas acciones conmemorativas. En los primeros días del mes de mayo, la institución llevó a cabo por streaming y por las pantallas de Canal Rural, un remate de aproximadamente diez mil cabezas. Además, se ornamentaron las instalaciones y se hizo un sorteo entre todos los socios. “Quisimos despertar en ellos una sonrisa o una alegría de disfrutar algún presente o algún premio y en la sonrisa de estos siete ganadores, en conmemoración a los 70 años de la cooperativa, en la sonrisa de esos siete socios poder despertar una sonrisa en todos los productores. Y no mucho más que eso en un año que estamos más cerca de lo virtual que el contacto cara a cara con cada uno de los socios” comentó el gerente.

Balance y empleo

Al momento de hacer un balance de estos 70 años, trazó el desafío de la Cooperativa Guillermo Lehmann: “Si somos capaces de generar negocios y esos negocios nos permiten tener la posibilidad de obtener utilidades, en el destino encontrar la esencia del movimiento cooperativo. Los últimos diez años fueron muy buenos para la cooperativa, tuvimos la posibilidad de encontrarnos con resultados y esos resultados lo podemos ver plasmados en inversiones que buscan tener una devolución para con el socio de la cooperativa y en esa devolución en más y mejores servicios encontrar uno de los factores que socialmente, quizás ayuden a marcar la presencia de la Cooperativa Guillermo Lehamn como generador de empleo”.

El gerente general de la Cooperativa destacó que la institución hoy emplea a 215 personas como empleados permanentes, hay otros 200 colaboradores que ayudan los días de remates ferias, pero ya en la calidad de no permanentes. Vale destacar que hay 415 personas que son empleo directo que genera la cooperativa.

“También -detalló- nos vinculamos con 530 transportistas y con otros 700 proveedores. En esto también vemos que hay creación de empleo indirecto y en cada una de esas inversiones y cada uno de los negocios que podemos celebrar, la decisión de invertir los 3.500 socios, ya sea en agricultura, ganadería o en la producción de leche, la Cooperativa como un actor en medio de esa cadena de comercialización y producción de esos 3.500 socios nos da la chance de ser un creador de empleo directo para 415 personas, para 530 transportistas y 700 proveedores. Entonces la mirada social de la Cooperativa, por un lado la tenemos en un actor importante que es creador de empleo directo e indirecto y también todo el vínculo que podemos tener con el resto de las instituciones, que han mostrado su necesidad aún mayor en este momento de pandemia”.

“Usando todas las herramientas que la tecnología nos provee y cumpliendo con todos los protocolos en los remates, en la recepción de granos, en el despacho de insumos, en la fabricación de alimentos balanceados, sean todos cumpliendo los protocolos y a partir de ahí, con todas las tecnologías disponibles para poder relacionarnos y poder celebrar negocios, para poder comunicarnos con socios y proveedores, respetando esos protocolos y a partir de todos los beneficios. Si podemos hacer un remate de manera on line lo hacemos, si podemos pagar con un cheque electrónico o una transferencia, si podemos cerrar un negocio utilizando plataformas, comers o con un whatsaap, para que le saquemos provecho a estas tecnologías y al mismo tiempo nos estemos cuidando”, explicó Turri.

Sucursales e inversión

Gonzalo Turri destacó que en todas las localidades en donde hay una oficina de la Cooperativa se generan inversiones que generan utilidades para la región. “Creo que la cooperativa, en este año que estamos transitando, pudo concretar un plan de inversiones muy ambicioso, que suman los 5 millones de dólares a lo largo del año, que eso lo pudimos hacer con recursos genuinos, que en cada una de las sucursales en Rafaela, Pilar, San Agustín, Llambi Campbell -es la última de las incorporaciones que hizo la cooperativa-, en Sarmiento, en Felicia, en todos los lugares tenemos la posibilidad de encontrarnos con inversiones, que tienen la característica de ser utilidades que se generan en la región y que se reinvierten en la región y nos da la posibilidad de reforzar ese círculo virtuoso que se genera a partir del trabajo asociativo de 3.500 voluntades”, comentó.

Para finalizar, el gerente general afirmó que “nos tenemos que reinventar todos los días haciendo frente a las vicisitudes que puedan aparecer atravesados por las cosas que están atravesadas todas las actividades económicas en Argentina y que la Cooperativa Guillermo Lehmann, como un sector privilegiado que es el agro que ha podido seguir trabajando casi con normalidad, nos encontramos todos los días cada vez más cerca de la mejor versión que podemos ser como institución, para serle útil al productor agropecuario y en ese sentido aportar nuestro granito de arena para que en la mirada social, en modo armónico con el medio ambiente, podamos ser capaces de tener ese aporte de nuestro granito de arena”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *