Covid-19: es clave incentivar a la población para el rastreo y aislamiento de casos
Distanciamiento social y responsabilidad para combatir el Covid-19. Crédito: Gentileza Guillermo Vogt
Sociedad
Redacción El Santafesino
25/08/2020
camas de terapia contactos estrechos contagios Covid – 19 distanciamiento social

Covid-19: es clave incentivar a la población para el rastreo y aislamiento de casos

Es la advertencia de un investigador santafesino. Hace una proyección de 400 casos diarios para noviembre, solamente para el dpto. La Capital. Y advierte: "Cada persona ante el primer síntoma compatible debería aislarse y avisar a sus contactos estrechos de los últimos días que se aíslen hasta tanto haya un diagnóstico".

Autor: Dr. Ernesto Kofman (*)

En este informe mostraremos posibles evoluciones de las curvas de contagios y muertes para el Departamento La Capital para las próximas semanas. Las proyecciones se basan en un modelo SEIRD, que simula la dinámica de contagios del virus en función de un parámetro en principio desconocido (R) que representa cuantas personas contagia una persona contagiada. Este parámetro se ajusta mediante un algoritmo de optimización de manera que la curva que predice el modelo se parezca lo más posible a la curva real hasta la fecha en la que hay datos.

Utilizando datos correspondientes al Departamento La Capital hasta el 22/8, se obtiene que el valor de R que mejor ajusta desde el 2/8 hasta el 12/8 (última fecha observable con los datos utilizados, ya que hay un retardo promedio de alrededor de 11 dias entre contagio y diagnóstico) es R=1.55. Asumiendo que no hay cambios sensibles en el distanciamiento social, es esperable que este valor no haya cambiado mucho en los últimos días y que tampoco cambie mucho en las próximas semanas. Con este parámetro R=1.55 como variaciones de un 10% en ambos sentidos, el modelo proyecta las curvas de las Figuras 1 para las próximas semanas.

Gentileza del autor

Al no haber aún muchas personas fallecidas ni contar con datos certeros sobre la duración promedio de internaciones en terapia para hacer un ajuste, se utilizaron parámetros similares a los más recientes de CABA (2% de mortalidad, con 1.8% de los casos requieren terapia durante un promedio de 14 días). En la tasa de mortalidad, el modelo tiene en cuenta el tiempo promedio desde el diagnóstico hasta el fallecimiento.

Algunas conclusiones:

* La serie de datos es aún corta para establecer resultados confiables. Sin embargo es esperable que el comportamiento cualitativo se aproxime bastante a las curvas

* De corroborarse este número R=1.55 y de persistir en el tiempo, el modelo proyecta llegar hasta más de 400 casos diarios a principos de noviembre, con más de 100 pacientes en terapia intensiva en dicho momento y acumulando un total de más de cientos de fallecimientos hasta principios del año que viene.

* El distanciamiento social actual parece insuficiente. De persistir así, el costo humano sería muy alto. Además, de persistir esta velocidad de crecimiento, es probable que el sistema sanitario tenga problemas a mediano plazo.

* Cualquier medida de distanciamiento estricto que se tome tiene efecto en la curva de contagios recién 11 días después. Sin embargo, la curva de ocupación de terapia sigue creciendo hasta casi dos semanas de tomadas las medidas. Teniendo en cuenta que R=1.55 implica que los nuevos casos duplican cada 12 días, aplicar medidas con 50 camas de terapia ocupadas, implica irremediablemente llegar a más de 100 camas de terapia como mínimo (suponiendo que las medidas son lo suficientemente estrictas para llevar R por debajo de 1).

* Todas las proyecciones se hicieron asumiendo que el número de personas que expone cada contagiado es R=1.55. Es esperable que en cierto punto parte de la población, por conciencia o temor, comience a distanciarse frente el aumento exponencial de casos, reduciendo dicho factor. Esto puede modificar favorablemente la evolución de las curvas, retrasando el momento en el que ocurre el número máximo de contagios y bajando su valor de pico. Sin embargo, esto depende fuertemente de las estrategias comunicacionales.

* Por otro lado, los índices de mortalidad e internación utilizados son optimistas y basados en lo que ocurre en el AMBA. Es importante tener en cuenta que allí están en fase de aislamiento, algo que cumpliría buena parte de la población de riesgo (lo que explica la baja tasa de mortalidad y de internación). Para que estos indicadores se repitan aquí, es fundamental que haya medidas estrictas de aislamiento para la población de riesgo.

* Una propuesta importante es incentivar en la población a colaborar con el sistema de rastreo y aislamiento de casos. Cada persona ante el primer síntoma compatible debería aislarse y avisar a sus contactos estrechos de los últimos días que se aíslen hasta tanto haya un diagnóstico. De este forma, los contactos no tendrían tiempo de contagiar a nadie y así se cortarían gran parte de las cadenas de contagio.

(*) Investigador Principal CONICET | Profesor Asociado FCEIA-UNR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *