Cuando la información tranquiliza
Fuente: Foto Archivo
Cultura
21/01/2004

Cuando la información tranquiliza

La finalidad del proyecto «Formación de promotores de salud para promover el diagnóstico precoz y evitar los factores de riesgo de tumores ginecológicos», encabezado por la Dra. Mónica Muñóz de Toro, tiene como objetivo primordial la capacitación de ciertas personas para que brinden información y generar, así, conductas saludables, tendientes a disminuir el riesgo de tumores ginecológicos, particularmente el Cáncer de Cuello Uterino y Cáncer de Mama, y promoviendo el diagnóstico precoz.

La propuesta se desarrolla en el marco de las tareas de investigación que impulsa el LETH, a la vez que forma parte de un proyecto de extensión, dirigido por la Dra. Mónica Muñóz de Toro. El trabajo busca la formación de estos promotores con el objetivo de diagnosticar en forma precoz los tumores ginecológicos, evitando los principales factores de riesgo.

Poniendo el énfasis en lo que es la docencia y la capacitación de personas que conozcan cuáles son los factores que aumentan el riego de tener cáncer y cuáles los disminuyen, se trabaja en la prevención. Esta es la mejor manera de luchar, en la actualidad, contra el cáncer, porque independientemente del dinero que se invierte en investigar las causas que originan el cáncer y en el desarrollo de nuevos métodos diagnósticos y de estrategias terapéuticas, los avances son lentos. Con la prevención, el éxito es inmediato. Los promotores de salud son capacitados con el objetivo de incentivar un diagnóstico precoz de tumores en las mujeres. Se recomiendan dos prácticas sumamente sencillas como son el autoexamen de mama y el de citología cérvico-vaginal, conocido como Pap o Papanicolau. A partir de los cuarenta años, si la complejidad de la institución asistencial lo permite, se realiza además una mamografía.

Asimismo se busca que las personas que actúen como promotores de salud sean capaces de brindar información acerca de cómo influyen los factores ambientales y el estilo de vida en el riesgo de padecer cáncer, promoviendo conductas saludables.

En el año 2000 se formó el primer grupo de promotores, conformado por estudiantes de Bioquímica y Terapia Ocupacional. En aquella ocasión se trabajó en tres talleres, teniendo como eje central una pregunta en cada oportunidad: ¿Qué sabemos sobre el cáncer?, ¿Se puede evitar el cáncer?, y, por último ¿Sirve saber que tengo cáncer? Estos promotores de salud se incorporaron a tres Organizaciones No Gubernamentales: Fundación Hogar de la Esperanza, Orientación Para la Joven, y el Movimiento Los Sin Techo. Tres instituciones preocupadas en la educación para la salud, que realizan actividades en distintos barrios de la ciudad de Santa Fe.

Se ha generado material didáctico-informativo utilizando técnicas de comunicación visual y multimedia. En el desarrollo de esta actividad tienen un rol fundamental los becarios DGCV Lisandro Giménez Corte y Bioq. Susana del Río.

El cáncer de mama y el cáncer de cuello de útero se pueden prevenir y se pueden curar.

Las posibilidades de curación son mucho mayores cuanto más temprano sea su diagnóstico.

Es sabido que los tumores ginecológicos, y en particular los carcinomas de mama y cuello de útero, constituyen un permanente desafío para los equipos de salud. Las investigaciones en materia de biología molecular han posibilitado avances en lo relativo al conocimiento sobre el papel que desempeña la información genética, las alteraciones del ciclo de división celular, las hormonas, etc, en la aparición, diferenciación y crecimiento de estos tumores. El cáncer de mama y el de cuello de útero se pueden prevenir y se pueden curar. Las posibilidades de curación son mucho mayores cuanto más temprano sea su diagnóstico.

El miedo no debe inmovilizar, la preocupación necesariamente tiene que ser el motor que nos lleve a unirnos y a no ocultar nuestros temores. Porque si nos dejamos acorralar por el miedo o nos aislamos por el espanto de la desesperanza, seguramente nos va a costar asumir un problema, o afrontar una instancia de incertidumbre y en este caso vamos a demorar la toma de decisiones y disminuir las probabilidades de éxito de los tratamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *