Cuánto perderá el campo…
Fuente: El Santafesino
Economía
Redacción El Santafesino
24/05/2009
Confederaciones Rurales ganadería lechería sector agropecuario

Cuánto perderá el campo…

Un informe de Confederación Rurales Argentinas calcula cuánto perderá en sus ingresos la producción agropecuaria durante el año 2009, a causa de la sequía y la errática política agropecuaria del Gobierno Nacional, comparándolo con 2008.

En cuanto al tema agrícola, sobre la base de los últimos datos publicados por la SAGPyA -recordando que por la intervención del Gobierno Nacional desde hace meses no se publican números relacionados a la actividad- a una menor producción de granos, hay que sumarle un precio inferior de los mismos, lo que provocaría una merma en los ingresos para la producción primaria del 44 % en el año 2009 con respecto al 2008.

Ganadería

El sector ganadero es uno de los más complicados. En cuanto a las mermas que tendrá este año ocasionadas por la sequía, hay que hablar de una menor tasa de destete. En este caso, se calcula una merma del 5 % en el porcentaje de destete por menor preñez hay zonas donde los datos superarían el 10 %- debido al estado corporal de las madres. Teniendo en cuenta las 22 millones de madres en Argentina, habría una reducción en la oferta de 1.100.000 terneros, lo que totaliza una cifra de $ 506 millones de pérdida.

Además un menor engorde pastoril, si se descuenta a la faena total del país (14 millones de cabezas) los animales engordados a corral (5 millones), las 9 millones de cabezas de diferencia son las engordadas con el sistema pastoril. Si el 70 % del área de engorde tiene problemas de humedad, significa que alrededor de 6,3 millones de cabezas producen menos ganancias diarias por falta de pasto. Con una merma en el engorde – por falta de pasto – de 300 grs. diarios, el déficit en la producción de carne se ubica en 1.890.000 de Kg./diarios, lo que significa una pérdida de engorde anual de 689.850.000 Kgs. de hacienda en pie; a 2,5 $/Kg, la pérdida es de $ 1.724,62 millones.

El informe habla también de la mortandad, teniendo en cuenta datos de las provincias ganaderas, corroborado por la vacunación antiaftosa, la mortandad por sequía es de un millón de cabezas. Considerando a los animales muertos como conserva, el monto de pérdida es de $ 350 millones.

En cuanto los perjuicios originados por el Estado Nacional, la merma en los ingresos por diferencia de precios, el informe de CRA asegura que para calcular esta pérdida se tiene que considerar la disminución en el valor del animal en pie en la Argentina en el último año por la intervención negativa del Gobierno ROE rojo, cuotificación de las exportaciones, con manipuleo de los datos por parte de la ONCCA – al producir una sobreoferta de carne en el mercado interno. Esto provocó una baja en el precio del kilogramo de todas las categorías de hacienda en pie en alrededor de un 20 % es decir 0,50 $/Kg el índice novillo bajó de 3 $/Kg. a 2,5 $/Kg. que, multiplicado por los kilogramos de hacienda en pie faenados en el 2008 y suponiendo la misma faena para el 2009, el sector va a dejar de percibir $ 2.650 millones.

Lechería

El sector tambero atraviesa la peor crisis de su historia. En cuanto a las pérdida ocasionadas por sequía, que en nuestra zona pegó fuerte sobre todo en las explotaciones más chicas.

El informe de la entidad ruralista manifiesta que en los tambos es difícil calcular esta pérdida a través de la producción ya que es posible seguir manteniendo la misma -a pesar de una menor producción de materia seca (MS) por hectárea- compensando la faltante con una suplementación estratégica con grano o pasto seco producida fuera del establecimiento.

Observando las zonas de producción lechera con sequía, se puede afirmar que 1,5 millón de hectáreas dedicadas al tambo -70 % de la superficie lechera- tendrá una merma considerable en la producción de MS. En este cálculo están consideradas las 800.000 Has. de maíz para silo, de las cuales estimamos 500.000 en riesgo de una menor producción de MS.

Con los resultados obtenidos hasta ahora, con mermas de un 50 % en la producción de MS por hectárea de maíz y de un 30 % en pasturas y verdeos, la pérdida monetaria ocasionada por la sequía alcanzaría a los $ 910 millones.

Por otra parte, en relación a la merma en los ingresos por diferencia de precios, en la actualidad, el sector está cobrando 0,75 $/litro de leche; suponiendo que continúe cobrando el mismo precio y teniendo en cuenta el promedio cobrado en el año 2008 – 0,95 $/litro -esos 0,20 $/litro de diferencia implican que el sector dejaría de percibir $ 2.370 millones por la política de precios que lleva adelante el Gobierno Nacional.

Final negro

El informe como conclusión expresa que por una menor siembra a causa de la sequía y de las intervenciones del Gobierno Nacional que deprimieron los precios al productor agrícola (que incentivó el menor uso de tecnología), el país producirá 22.450.000 toneladas de granos menos.

Esta menor producción, sumada al menor valor de la tonelada del grano, produce una merma en los ingresos para la producción primaria agrícola de $ 35.300 millones. Esta baja en los ingresos incide en forma directa en la actividad económica de todos los sectores del país, con mayor impacto en los pueblos y ciudades del interior productivo.

Si se tiene en cuenta que un camión transporta 30 Tn. de carga, la caída en la producción implica la realización de 748.333 viajes menos, traducido en dinero a un promedio de 1.500 $/viaje- significa una facturación de $ 1.122.500.000 menos para el autotransporte de carga.

En cuanto al servicio de trilla, las 2.876.000 Has. menos sembradas significan que este servicio dejará de facturar a 150 $/Ha. – $ 431.400.000.

La baja en el ingreso ganadero para este año -comparado con el 2008- alcanza a los $ 5.230 millones, un 50 % de esta merma en el ingreso se debe a la sequía y el resto de mantenerse los actuales valores- a la política de precios implementada por el Gobierno Nacional.

En cuanto a las pérdidas en lechería alcanzan a los $ 3.200 millones, de los cuales $ 910 se deben a la sequía (27 %) y los $ 2.370 millones restantes (73 %) a la política de precios establecida por el Gobierno de la Nación. Esta menor producción de MS que -llevada a valores monetarios es del 27 %- hace que el costo de alimentación en el tambo sufra un incremento de igual magnitud.

El total de pérdidas en la producción agropecuaria para el año 2009 se puede estimar en, aproximadamente, $ 43.811 millones, es decir menos dinero circulante para todo el interior productivo.

Esta baja equivale al valor de 43.000 cosechadoras, 140.000 tractores, 350.000 camionetas 4×4, 150.000.000 rollos de alambre o el sueldo anual de 1.200.000 empleados de comercio.

El estudio finaliza con la disminución equivalente a la construcción según las últimas licitaciones suscriptas por parte de los Gobiernos Provinciales y el Nacional- de 30.000 escuelas, 8.600 hospitales de alta complejidad, 43.000 kilómetros de rutas o 430.000 viviendas.

Colaboración: José Zenclussen – E-mail: josezenclussen@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *