Dar por tierra con el trabajo infantil
Fuente: El Santafesino

Dar por tierra con el trabajo infantil

Con el objetivo de sensibilizar y concientizar a la población sobre los riesgos del trabajo infantil, se realizó en la localidad de Monte Vera, una charla bajo la consigna “El trabajo no es cosa de chicos”, organizada por la Comisión Provincial para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil (Copreti) del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la provincia de Santa Fe.

El encuentro tuvo lugar en la Escuela Técnica Nº 324 “Los Constituyentes”, y contó con la presencia de Silvina de Valle y José Luis Bermúdez, como representantes de la Copreti, el presidente comunal de Monte Vera, Bruno Gatto, el delegado provincial de Osprera, Alberto Balbi, Viviana Man y Luis Midón en representación de Uatre, Luis Mathieu como delegado del Renatre. También se encontraban representantes de la Sociedad de Quinteros de Santa Fe y Apyme Recreo.

El auditorio estuvo conformado por productores, trabajadores rurales y sus familias, docentes, alumnos, comerciantes y público en general, de las localidades de Monte Vera, Recreo, Angel Gallardo y zona de influencia, que siguieron con atención la disertación de representantes de la Unión Argentina de Trabajadores y Estibadores (Uatre) y del Grupo Sesa-Select, quienes abordaron temáticas vinculadas al trabajo infantil, educación, niñez y familia. También se relataron experiencias vividas en otras provincias en torno a dichos ejes temáticos.

Consultada por El Santafesino, Silvina de Valle señaló que esta convocatoria se relaciona con la concientización y desnaturalización del trabajo infantil en el ámbito rural. “Junto con los miembros de la Copreti, particularmente con Uatre y el Grupo Sesa-Select, proponemos compartir con los productores, trabajadores y adolescentes, la noción de que el trabajo infantil genera y reproduce el círculo de la pobreza. El lugar para un niño y el adolescente es la escuela” aseveró.

De Valle admitió que en la zona rural “está muy instalado esto de que los chicos trabajen”, pero al mismo tiempo sostuvo que “para no caer en la impotencia, es necesario presentar alternativas. Hay modos de atenuarlo y por eso en esta presentación contamos una experiencia posible, donde en el ámbito rural, el adulto puede generar espacios donde los niños puedan quedar mientras ellos trabajan”.

En ese sentido, hay una experiencia concreta realizada fuera de esta provincia, que por ejemplo propone la creación de guarderías infantiles en los lugares donde hay cosechas o trabajo intensivo del ámbito rural, para dar por tierra el argumento de los adultos que dicen no tener donde dejar los niños. “Esto es entendible. Pero debemos generar las condiciones para que mientras el adulto trabaja, el niño tenga un lugar de cuidado, de resguardo y no esté expuesto en las tareas de campo, mucho menos ser explotado” explicó.

Mito y cultura

La realidad del ámbito rural, particularmente en la zona de quintas del cinturón hortícola santafesino, es compleja. Pautas culturales de otras épocas, deficiencias formativas y tecnológicas, ausencia de controles públicos, han conformado una trama difícil de romper en pos de una mejor calidad de vida. Contra esta realidad han colisionado más de una vez, las iniciativas tendientes a la radicación de trabajo infantil, sin juzgar en este caso sobre las metodologías empleadas para alcanzar este noble objetivo.

Consultada sobre estos esfuerzos con resultados relativos, De Valle dijo que “es cierto que no alcanza con el discurso. Es necesario mostrar ejemplos concretos que demuestren que es posible atenuar el problema. Porque erradicar el trabajo infantil, tiene que ver con generar trabajo para el adulto, y muchas veces esto requiere decisiones que no son provinciales, sino políticas públicas a nivel nacional” aclaró, sin desconocer la urgencia de “hacer algo con nuestros chicos en Santa Fe”.

“Es necesario que no haya trabajo infantil, pero debemos saber qué hacer cuando lo hay. Cuando vemos el mapa productivo de la provincia, observamos que hay producciones puntuales, como el cordón hortícola, que históricamente han tenido mano de obra infantil. Elegimos en este caso el cinturón verde de Santa Fe, con la idea de escuchar a los trabajadores y a los productores acerca de esta problemática” explicó la funcionaria.

La representante del Ministerio de Trabajo santafesino, advirtió que propuestas como la apuntada, pueden llevarse a cabo sin demasiados recursos económicos, pero con fuerte decisión y organización. “Los recursos económicos a veces, no son el problema, sino las cuestiones culturales. En el ámbito rural, es muy común que los adultos avalen la idea del niño trabajando. Y hay muchos mitos: dicen es preferible que un chico trabaje, porque sino está robando. Nosotros creemos que el chico debe estar en la escuela porque un niño que no se capacita en su momento, además de ser un derecho, está expuesto cuando sea adulto a reproducir la pobreza y también sea explotado”.

De Valle advirtió que la erradicación del trabajo infantil para la actual gestión de gobierno, “se enmarca en un concepto más amplio. Si no hay un adulto que tenga trabajo digno, lamentablemente vamos a seguir teniendo trabajo infantil” concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *