Desde Esperanza, solicitan análisis y controles de las aguas del río Salado y el arroyo Cululú
Arroyo Cululú en Villa Paso de Las Piedras. Crédito: Archivo/Exequiel Kay
Ecología
Redacción El Santafesino
16/08/2020
Arroyo Cululú contaminación efluentes industriales río Salado

Desde Esperanza, solicitan análisis y controles de las aguas del río Salado y el arroyo Cululú

La iniciativa de concejales esperancinos, surge como consecuencia de las denuncias sobre presunta contaminación de los cursos de agua mencionados en los últimas semanas. Piden al municipio que interceda ante organismos provinciales.

Mediante un pedido de informes, los concejales de la ciudad de Esperanza, Guillermo Bonvín y Mariano Puig, pusieron en la agenda pública la problemática de la presunta contaminación de las aguas de cursos de agua del departamento Las Colonias.

En concreto, solicitan al Departamento Ejecutivo Municipal realizar las gestiones pertinentes ante quien corresponda, a fin de que puedan llevarse a cabo controles en el agua que arrojan al Río Salado, tanto las piletas de tratamiento de ASSA como industrias locales y de la zona.

El objetivo principal es verificar, por medio de estos controles, si se arrojan sustancias que pudieran causar alto índice de peligrosidad y contaminación en el agua, como así también en el Medio Ambiente, lo que provocaría, sin dudas, mortandad de peces y alteración del ecosistema.

Además, que la administración que conduce Ana Meiners, realice las gestiones pertinentes ante quien correspoda a efecto tal, de que puedan llevarse a cabo controles, estudios y análisis del agua en el “Arroyo Cululú”. Lo que se busca con ello, es detectar el origen de la contaminación que producen los fuertes olores y colores extraños que actualmente presenta el agua.

Los concejales del bloque Cambiemos, advierten además el problema de los residuos que se arrojan en el Río Salado. “Lamentablemente, esta problemática se debe a la falta de educación y conciencia por parte de muchos ciudadanos, quienes con este tipo de actitudes no hacen otra cosa que perjudicar al Medio Ambiente” señalaron y por eso solicitaron también controles y acciones que prevengan esta situación.

Lógicamente, piden además, que la Municipalidad de Esperanza remita al Concejo Municipal, un informe completo y detallado sobre los resultados arrojados de todos aquellos estudios y análisis pertienentes que se hayan realizado en las aguas del “Río Salado” como en el “Arroyo Cululú”.


Leer más: Vecinos y dirigentes de Las Colonias advierten contaminación en los arroyos Las Prusianas y Cululú


Los fundamentos

Considerando que el Río Salado debe protegerse por ser un lugar que tiene un importante valor ecológico, turístico y paisajístico único, tanto para las especies que allí habitan como para las personas que lo disfrutan, los ediles hacen referencia a las denuncias del Guardafauna Honorario Juan Martín Mastropaolo, que ponen a la luz la problemática en relación a la mortandad de peces, cuya causa principal serían presuntos actos de contaminación en las aguas del Río Salado.

Otra evidencia presentada es el aire del ambiente que “muchas veces se ha tornado irrespirable” en el Balneario Camping Municipal, precisamente a orillas del “Río Salado”, trayendo como consecuencia el retiro de la gente del lugar. Y sobre el tema de residuos en los cursos de agua, ponen acento en la participación ciudadana. “Sería importante complementar los controles mediante el uso de lanchas y otros vehículos por parte de particulares, que con buena voluntad quieran sumarse a trabajar junto a las autoridades competentes y evitar cualquier daño que pudiera producirse a la Flora y/ o Fauna”.

Asimismo, dan cuenta de los “fuertes olores y colores extraños” que presenta actualmente el agua del Arroyo Cululú, en especial a la altura de Villa Paso de las Piedras. Y puntualizan que el Guardafauna Honorario, Juan Martín Mastropaolo, presentó una denuncia ante la Fiscalía, la Guardia Rural Los Pumas y el Ministerio de Medio Ambiente de la provincia de Santa Fe sobre el particular.

“Se torna necesario convocar a la participación ciudadana en las decisiones que se adopten para promover el cuidado y control de nuestro Río Salado y del Arroyo Cululú, estando sus aguas contaminadas, deberán intervenir las autoridades competentes en el tema, a fin de que se deje constancia penal y judicial de lo que está ocurriendo, y con ello lograr que esta situación se investigue hasta el final. Y al tomarse muestras de aguas, se debe hacer presente un Escribano Público que constate en que estado se encuentra la misma, debiendo testificar si presenta algún grado de contaminación”.

Finalmente, recordaron el comnpromiso asumido por el funcionario de la gestión Meiners. En el mes de julio del corriente, frente a la presencia de desechos industriales en el Río Salado, el Secretario de Servicios Públicos, Aldo Vega, indicó de forma pública lo siguiente: “Esos desechos vienen de aguas arriba de Esperanza, esto hay que dejarlo bien claro porque no pertenecen a empresas de nuestra ciudad”.

Además el funcionario indicó que: “Más allá de eso, haremos las notificaciones correspondientes al área de Medio Ambiente de la provincia de Santa Fe como lo hacemos cada vez que observamos este tipo de situaciones”. Por último Vega explicó que: “Si se trata de efluentes líquidos o emanaciones, el poder de policía ambiental para las industrias corre por cuenta del Gobierno Provincial”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *