Detectan la contaminación observando las pulgas de agua
Detectan la contaminación observando las pulgas de agua
Cultura
Redacción El Santafesino
23/04/2010
desagües domiciliarios Helvecia pulga de agua Simocephalus

Detectan la contaminación observando las pulgas de agua

Seleccionaron este “bichito” conocido con el nombre científico Simocephalus después de identificarlo en una laguna semipermanente cercana a la escuela. “La pulga es un marcador de contaminación y el objetivo era usarlo para saber si el agua estaba o no siendo contaminada. Como indicador es muy sensible a las sustancias que evaluamos lavandina y detergentes, que tienen que ver con los desagües domiciliarios”, detalló Albana Marchesini, docente de la Facultad de Ingeniería Química (FIQ) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL). La investigadora trabajó con los chicos a lo largo de todo el proyecto en el marco del programa “Los científicos van a la escuela”, organizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

Si bien se trata de organismos tan pequeños que sólo es posible observarlos con una lupa o microscopio, la importancia del plancton es crucial en los ecosistemas acuáticos. “Si matamos ese primer eslabón de la cadena, nos quedamos sin peces”, enfatizó la investigadora.

En el laboratorio

Lo primero que debieron hacer fue reproducir las pulgas extraídas de la laguna en un acuario. “La temperatura y la cantidad de alimento fueron cosas que hubo que acomodar”, contó Marchesini. Luego se expusieron grupos de cinco pulgas de la misma edad a distintas concentraciones de los productos más comunes y tóxicos de uso domiciliario: lavandina y detergente, cuyo principal componente está en todos los champús, por ejemplo.

“Hicimos ensayos con lavandina, con detergentes y con dodecilbencenosulfonato de sodio puro (el principal componente del detergente). Pusimos concentraciones crecientes y, además, mantuvimos una muestra testigo. Evaluamos cómo la pulga se desarrollaba o no en ese medio hostil”, indicó la investigadora.

De los ensayos realizados, los chicos concluyeron que “la eliminación residual de ciertos productos masivos de limpieza -como el detergente o la lavandina- sin tratamiento al ambiente representa un alto riesgo para los ecosistemas acuáticos y, por ende, atenta contra el equilibrio ecológico de los cuerpos de agua dulce”, asevera el informe.

Ante estos resultados, la propuesta de los chicos fue iniciar una campaña de concientización para promover un uso racional de los productos de limpieza. “No podemos dejar de usarlos, pero sí manejarlos mejor. Hay gente que usa la lavandina pura y no sirve para nada; con tres tapitas en diez litros de agua te alcanza para todo lo que quieras matar”, aclaró.

Hacer ciencia

Lejos de los prejuicios sobre que la ciencia es aburrida y difícil, que son pocos los que pueden entenderla, con batas y guantes, los chicos supieron lo que es hacer investigación científica en carne propia. “Estaban muy enganchados, venían después del horario de clase y se comprometieron de una manera increíble”, destacó Marchesini.

“Respecto de los fines que estábamos siguiendo, que era que los chicos se entusiasmaran en un proyecto científico, que buscaran, investigaran, evaluaran resultados, el objetivo se cumplió”, contó. El trabajo desarrollado ganó el primer premio en la feria de ciencias provincial en su edición 2009.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *