¿Diabetes? No sabe, sí contesta
Controles para diabéticos Crédito: Gentileza ASDI
Sin categoría
Redacción El Santafesino
15/10/2007
ASDI diabetes enfermedades cardíacas insuficiencia renal

¿Diabetes? No sabe, sí contesta

La diabetes afecta a unas 194 millones de personas en el mundo. El 8% de los argentinos es diabético -es decir, tres millones de personas-, y la cantidad podría duplicarse en los próximos diez años. La enfermedad está experimentando una explosión demográfica sin precedentes y la Federación Internacional de Diabetes (FID) estima que la cantidad de diabéticos en el mundo podría pasar de los 194 millones actuales a 333 millones en el año 2025. También estima la FID que el 75% de los casos se registran en países en vías de desarrollo, debido a los rápidos cambios culturales y sociales y a la creciente urbanización.

Los costos sanitarios anuales de la diabetes a nivel mundial en pacientes de 25 a 79 años son superiores a los 153 mil millones de dólares. Esta enfermedad es la cuarta causa mayor de muerte en los países industrializados. En 2003, los cinco países con la mayor cantidad de pacientes diabéticos fueron India, China, Estados Unidos, Rusia y Japón.

Al menos un 50% de las personas padecen de diabetes y no lo saben. En América latina y el Caribe hay unos 28 millones de diabéticos. Se calcula que cada año mueren unas 330 mil personas en Latinoamérica y el Caribe a causa de trastornos provocados por esta enfermedad, según la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud.

Las gravísimas enfermedades que generan la diabetes -como ceguera, insuficiencia renal, enfermedades cardíacas, etc.-, están significando un enorme costo para los servicios sanitarios. Se calcula que la diabetes representa entre el 5% y 10% de los presupuestos nacionales en muchos países destinado a la salud: en Estados Unidos significa hoy el 15% de su presupuesto.

Saber es prevenir

Para prevenir una enfermedad hay que conocerla: sin conocimiento no hay prevención. Pero los primeros resultados de una encuesta a nivel nacional sobre cuánto saben los argentinos sobre la diabetes realizada el pasado año, explican por qué cuesta controlar un mal que se extiende exponencialmente. Las conclusiones arrojadas por esta encuesta nacional marcó con elocuencia que el argentino medio sabe muy poco sobre esta patología.

La ciudad de Santa Fe no queda al margen de esta desinformación generalizada. En el marco de la 2º Campaña de concientización sobre diabetes organizada por la Federación Argentina de Diabetes (FAD) y llevada a cabo por las distintas asociaciones miembros en todo el país, la Asociación Santafesina de Diabéticos (ASDI) realizó meses atrás una encuesta al azar en varios puntos céntricos de la ciudad. De ese relevamiento se obtuvieron conclusiones que revelaron un claro desconocimiento público sobre la enfermedad.

Sobre 200 personas encuestadas, se consultó sobre varias consignas para observar el grado de conocimiento general sobre la enfermedad. Una de ellas fue: “Las personas con diabetes tienen prohibido comer pan, azúcares y pastas”. La respuesta correcta es Falso. Los tratamientos para diabetes han mejorado y es por eso que hoy en diabetes son más los “si” que los “no” en el plan alimentario. Aún con diabetes se puede comer de todo, cuidando la cantidad, las proporciones y asociaciones de alimentos. Por eso es recomendable siempre que se realice una consulta al médico dejar bien aclarado cuáles son las recomendaciones a la hora de comer. Sino la consulta a una Licenciada en Nutrición también es recomendado. Apenas un 22 % respondió correctamente, mientras que el 78 % restante se equivocó en la respuesta.

Otra de las consignas sobre las que se generaron dificultades fue: “El aplicarse insulina puede generar trastornos en la vista, los riñones y el corazón de los pacientes”. La insulina es una sustancia natural que nuestro propio cuerpo produce y que en la diabetes tiene una producción disminuida. Al contrario muchas veces sucede que las complicaciones citadas aparecen más por demorarse en su uso cuando ésta es necesaria. El 45 % de los encuestados respondió Verdadero mientras que el 55 % escogió la opción Falso. “La poca diferencia entre los que contestaron bien y los que no hace suponer que falta más información sobre la enfermedad, y hay que aclarar que las personas con diabetes con los cuidados correspondiente pueden vivir una vida plena”, sostuvo ASDI en las conclusiones arrojadas por la tabulación de los datos del sondeo.

En otra de las consignas (“La diabetes se da sólo en personas mayores”), la respuesta más escogida fue la correcta (96 % Falso, contra 4 % Verdadero). La diabetes puede aparecer desde recién nacidos hasta de la tercera edad. Este punto casi el total de los encuestados contestó correctamente. No obstante, desde ASDI se reconoció a este medio que “las encuestas marcaron la pauta de que la sociedad está muy desinformada sobre la diabetes, sobre sus consecuencias en la salud, los cuidados y tratamientos médicos adecuados, etc.”.

La diabetes y los afiliados al Iapos

Uno de los condicionamientos por los cuales muchas personas padecen diabetes sin saberlo es la falta de una cobertura médica que incluya estudios y análisis que permitan detectar la enfermedad. Y a quienes reconocen ser pacientes diabéticos se les dificulta mucho controlar debidamente los niveles de glucosa, consultar regularmente al médico o acceder a las medicaciones requeridas, etc., sin contar con una obra social que cubra los tratamientos.

En este sentido, el pasado 13 de septiembre el Defensor del Pueblo de Santa Fe, Carlos Bermúdez, reclamó al director provincial del Instituto Autárquico Provincial de Obra Social (IAPOS), Eduardo Piaggio, el “estricto e inmediato” cumplimiento de la ley N° 12.196 “en cuanto a los beneficios para los afiliados diabéticos que contempla la mencionada norma legal, ordenando las medidas administrativas pertinentes tendientes a la efectiva cobertura de las prestaciones allí contempladas”. También el ombudsman requirió a la Ministra de Salud, Silvia Simoncini, que “inste el procedimiento administrativo tendiente a la reglamentación de dicha ley, cuyo expediente se encuentra en la Dirección General de Asuntos Jurídicos del Ministerio desde el 23 de febrero del corriente año”, sin movimiento posterior.

La solicitud de Bermúdez tiene en cuenta la trascendencia social de la problemática que afecta no sólo a los afiliados del IAPOS, sino a la totalidad de los enfermos de diabetes de la Provincia de Santa Fe, y a la “necesidad de contar con respuestas inmediatas a los requerimientos realizados, ya que desde el mismo Estado no deben omitirse o burocratizarse las herramientas técnicas, jurídicas o de política sanitaria que permitan un cumplimiento eficaz y directo de la legislación tendiente a dar una respuesta a este sector de la población”. La petición fue un gesto comprometido de parte del responsable del Defensor del Pueblo, aunque se espera que encuentre alguna respuesta satisfactoria desde las autoridades oficiales.

La Ley Nacional de Protección del Diabético (N° 23.753) auspicia la instrumentación de canales de concienciación y educación diabetológica como uno de sus puntos más importantes. Pero la realidad contrasta con el estado ideal que expresa una ley. Sería de espera que, ante una epidemia que afecta al 8% de los argentinos, los gobiernos –locales y Nacional- instrumenten canales de información y divulgación para brindar, desde el conocimiento y la comunicación social, las herramientas necesarias a la población para detectar y tratar debidamente la enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *