Dirigentes del ECAM visitaron la empresa de zanahorias Val-Mar
Corral y Adriana Molina visitaron la empresa de zanahorias Val-Mar Crédito: Prensa ECAM
La Región
Redacción El Santafesino
27/10/2018
biocombustibles CONICET hidroenfriadas UNL

Dirigentes del ECAM visitaron la empresa de zanahorias Val-Mar

En su carácter de presidente del Consejo de Gobierno del Área Metropolitana, el intendente de Santa Fe, José Corral, junto a la secretaria ejecutiva del Ente de Coordinación del Área Metropolitana, Adriana “Chuchi” Molina, recorrieron las instalaciones de “Val-Mar”, una empresa que no solamente se dedica a la producción de zanahorias hidroenfriadas, sino que acaba de inaugurar una planta procesadora del descarte de zanahorias, mediante la cual se transforman en un producto de gran valor agregado, como alcohol, biocombustible, productos de aplicación farmacéutica y alimenticios.

Bajo la dirección de su propietario, Mariano Soressi, Val-Mar desarrolló, junto a la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y el Conicet, subproductos en base a zanahorias de descarte. Se trata de una planta piloto ubicada en Santa Rosa de Calchines que a partir de la reconversión del descarte de zanahorias, elabora productos para las industrias de alimentación, farmacopea, combustibles y cosmética, en el marco de un consorcio público-privado en el que entre los organismos participantes se invirtieron $8.500.000.

La visita de José Corral y Adriana “Chuchi” Molina se enmarca en las recorridas que los referentes del ECAM realizan a los distritos que forman parte de esta organización integrada por 23 municipios y comunas y en cumplimiento de los ejes de trabajo trazados por el Plan Estratégico de la misma. En este sentido, la secretaria Ejecutiva del ECAM resaltó “el valor de la integración público-privada para llevar adelante proyectos de esta envergadura, siendo este tipo de empresas un símbolo de lo que queremos para nuestra provincia y nuestro país”. Y agregó que “el proyecto busca resolver una grave problemática para la zona donde por el cambio climático el porcentaje de descarte de zanahorias viene en aumento año tras año, generando la saturación de las tierras, a la vez que permite abrir nuevas perspectivas de negocios con industrias alimenticias, farmacéuticas, energéticas y cosméticas, generando mano de obra genuina”, concluyó “Chuchi” Molina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *