Dolor por el fallecimiento del ex presidente Alfonsín
Dolor por el fallecimiento del ex presidente Alfonsín
Sin categoría
Redacción El Santafesino
04/04/2009
democracia moderna Raúl Alfonsín universidades públicas

Dolor por el fallecimiento del ex presidente Alfonsín

Figura clave de la democracia moderna, Raúl Alfonsín fue homenajeado esta mañana por la comunidad universitaria en la explanada del Rectorado de la UNL. En la ocasión, se izó la bandera a media asta frente al edificio de Bulevar Pellegrini 2750, además de realizarse un minuto de silencio, en un acto que congregó a autoridades, estudiantes, docentes y no docentes a partir de las 8.30.

En memoria del ex presidente fallecido en la Capital Federal como consecuencia de una dura enfermedad, la Universidad Nacional del Litoral determinó adherirse a la resolución del Poder Ejecutivo Nacional que establece tres días de luto en el país. Por ello, se llevó a cabo esta ceremonia a partir de una resolución rectoral que pondera el carácter de ”de defensor de los derechos humanos” del estadista fallecido. También considera su “capital moral” y evoca la decisión de reintegrar la autonomía a las universidades nacionales poco tiempo después de haber asumido el 10 de diciembre de 1983.

Reconocimiento

Un profundo y sentido aplauso por parte de todos los presentes coronó las palabras enunciadas por el rector Albor Cantard, quien expresó que “su muerte causa mucho dolor”. “Pertenezco a la generación que, a principios de los ’80, nos acercamos a la vida política. Si no hubiese sido por el Dr. Alfonsín no lo hubiéramos hecho. Es un referente del sistema democrático. Nos ha marcado su trayectoria política”.

Cantard destacó la figura del “defensor de los derechos humanos”, su labor para la defensa de los detenidos políticos a fines de los ’70 y la creación de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep) a instancias de impulsar el histórico juicio a las Juntas Militares.

Sobre quien fuera honrado como Profesor Honorario de la casa de altos estudios, el rector valorizó al “demócrata” que supo en el 83 abrir el camino de ingreso del país al sistema democrático. Al evocar la relación de Alfonsín con la educación superior, subrayó dos hechos significativos: “haber decretado la normalización de las universidades nacionales” y su trascendente rol en la iniciativa “para llevar adelante la reforma constitucional de 1994 que tuvo como escenario principal el histórico Paraninfo”.

Vocación e igualdad

“Su honestidad, la austeridad, su sacrificio, su responsabilidad, su esfuerzo”, fueron los “dotes personales” remarcados por Cantard, quien en ese mismo aspecto remarcó que Alfonsín “entró y salió de la misma manera de función pública, no se sirvió de ella. Se fue con la tranquilidad del deber cumplido. Supo consolidar la unión y la paz social”, concluyó.

Fallecido a los 82 años, Alfonsín “optó por el camino del conocimiento de la verdad para establecer la condena ética de la sociedad y por el rigor de la ley y el ejercicio de la Justicia como piedra basal de la naciente democracia”, argumenta la resolución rectoral que cita las palabras del propio político: “No vamos a aceptar la autoamnistía, vamos a declarar su nulidad; pero tampoco vamos a ir hacia atrás, mirando con sentido de venganza; no construiremos el futuro del país de esta manera. Pero tampoco sobre la base de la claudicación moral que sin duda existiría si actuáramos como si nada hubiera pasado en la Argentina”.

“Su firme vocación republicana y sus más férreas convicciones democráticas –continúa el texto resolutivo- también marcaron el camino de las universidades públicas. En diciembre de 1983 dicta el Decreto 154 por el cual restablece el pleno ejercicio de la autonomía, garantizando la libertad académica como de asegurar la misión creadora de la universidad y afianzando el principio de igualdad de oportunidades y posibilidades, dejando atrás la universidad autoritaria, elitista y de absoluta mediocridad e iniciando el proceso de normalización”.

Atento a aquellas razones, el año pasado y a propósito de los 25 años cumplidos de la recuperación democrática, la UNL le otorgó al ex presidente el título de Dr. Honoris Causa. Dado su estado de salud, Alfonsín no pudo asistir a la ceremonia de entrega.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *