Durante marzo, se detectaron más de 74 mil puestos de venta ilegal
Cuadro sobre puestos de venta ilegal Crédito: Gentileza CAME
Economía
Redacción El Santafesino
17/04/2015
comercio informal Saladitas venta ilegal

Durante marzo, se detectaron más de 74 mil puestos de venta ilegal

La venta ilegal sigue expandiéndose por todas las regiones del país. Durante marzo de 2015, se detectaron 74.150 puestos ilegales en 439 ciudades relevadas de la Argentina, con ventas mensuales por $ 3.638 millones, según reportó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Frente al relevamiento anterior, realizado en junio de 2014, se encontraron 17.365 puestos más. Gran parte del aumento en la cantidad de puestos se debió al incremento de espacios en Lomas de Zamora -Buenos Aires-, en el Camino de la Ribera, que el 8 de abril fueron desmantelados por la Policía bonaerense.

Pero un crecimiento importante tuvieron también los formatos de feria denominados Saladitas: en 124 de las 439 ciudades recorridas, se encontró un récord de 565 Saladitas, 26 más que nueve meses atrás.

El dato surge del nuevo sondeo de venta ilegal a escala nacional que realizó la CAME entre el 25 de febrero y el 20 de marzo, en 439 ciudades de las 24 jurisdicciones. Del mapa de la ilegalidad elaborado a marzo pasado se desprenden las siguientes conclusiones:

-Sólo en las 439 localidades recorridas se detectaron 74.150 puestos ilegales, de los cuales 46.606 fueron en Saladitas y 27.544, manteros en la vía pública.

-Las ventas ilegales de esos 74.150 puestos ascendieron a $ 3.638 millones al mes.

-Los puestos fijos en las 565 Saladitas realizaron ventas mensuales estimadas en $ 2.563 millones, mientras que los manteros de las 439 ciudades relevadas vendieron $ 1.074 millones ese mes ($ 894 millones fueron ventas de manteros ubicados en ciudades con Saladitas).

Nuevo formato: redes sociales

En el 73,3% de las 439 ciudades relevadas, los centros comerciales, federaciones o cámaras de comercio e industria consultados sostuvieron que los controles a la informalidad son insuficientes, plantea el informe.

Incluso, la mayoría de las ciudades sin Saladitas, pese a no tener ese problema, claman por mayores y mejores fiscalizaciones. Eso ocurre por las diferentes manifestaciones que toma la venta ilegal.

Si bien las dos modalidades más frecuentes de venta ilegal son los manteros y puesteros en Saladitas, hay otros formatos que preocupan por el impacto que tienen sobre el comercio. Al tradicional vendedor ambulante, que fue posiblemente una de las primeras formas de venta ilegal callejera, se suman en forma creciente los vendedores que aprovechan las redes sociales o plataformas como MercadoLibre, OLX o alaMaula, entre otros, para concretar ventas en negro.

La penetración de estos otros formatos de venta ilegal queda en evidencia en un dato: en el 73,3% de las ciudades relevadas, las entidades representativas de la industria y el comercio consideran que los controles a la venta ilegal son insuficientes y deberían incrementarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *