El Cristo de la Hermandad distingue a Santo Domingo
El Cristo de la Hermandad distingue a Santo Domingo Crédito: El Santafesino
La Región
Redacción El Santafesino
17/07/2010
Cristo de la Hermandad Iglesia Católica Santo Domingo

El Cristo de la Hermandad distingue a Santo Domingo

A mediados del mes de abril de 2010 comenzó a hacerse realidad un importante proyecto de valor religioso y cultural para esta localidad de 2.000 habitantes. La iniciativa surgió de Hugo Bidart, quien motivó a la Escuela Agrotécnica “Los Colonizadores” y a la Comisión de la Iglesia Católica “Santo Domingo de Guzmán” a realizarlo. El mismo contó con el apoyo de la comuna y de toda la comunidad de Santo Domingo, que lo visitó asiduamente para observar paso a paso la obra que iba tomando forma en un terreno detrás de la iglesia católica.

El artesano-escultor Luis Javín Sissara (nacido en Chile y radicado en Argentina desde hace 30 años) junto a un grupo de lugareños, se encargó de trabajar el cuerpo de Cristo en un tronco de eucalipto colorado de unos 80 años de edad (de la Estancia “La Atalaya”) que entronizó sobre una gran cruz de 23 metros, también de eucalipto.

Pasadas las 12 del viernes 11 de junio, con el tañir de las campanas de la iglesia y bajo la mirada atenta de un centenar de personas, comenzó la ardua tarea de la grúa y de los colaboradores para colocar el Cristo gigante en un camión semirremolque que lo trasladaría luego hacia el lugar definitivo sobre el acceso a la localidad. El traslado no fue fácil y tras un tiempo considerable, de sortear un par de obstáculos y de la maestría que demostró el conductor del camión, este logró salir de las calles del pueblo para dirigirse al terreno donado por una religiosa de Santo Domingo.

Luego de las 14, el Cristo acompañado de una caravana de personas caminando, en bicicletas, en motos, autos y camionetas, llegó al predio para ser entronizado. Allí también ojos atentos de niños y adultos observaron cada movimiento a pesar del clima frío, del cielo nublado y del viento helado.

Otra grúa de gran porte fue la encargada de colocar en la base preparada para tal fin y con minucioso cuidado las 30 toneladas de peso que conforman el Cristo y la cruz. Algunos rayos de sol aparecían de a ratos para alumbrar la tarea terminada cuando ya eran las 15:30 y una vez mas la emoción se reflejaba en la cara de cada uno de los presentes, sentimientos hoy difíciles de describir.

El domingo 13 de junio se realizó la misa y bendición del Cristo de la Hermandad. A la hora 13:30 la gente se concentró frente a la iglesia católica para partir en caravana rumbo al Cristo.

De los distintos puntos cardinales llegaron unas 2.500 personas, de pueblos y ciudades vecinas e incluso de otras provincias entre ellas de Baradero (de la provincia de Buenos Aires) donde el escultor talló el Cristo número 36. En la ceremonia oficial estuvieron presentes el pastor Pablo Moute de la Iglesia Evangélica y los curas párrocos Gabriel Lauría, Fernando Chiariotti, Ricardo Colombo, Omar Rohrmann (los tres últimos de Santo Domingo, sólo faltó Fabián Gatti). Desde Franck llegaron integrantes del Club Ciclista Virgen de Luján de Franck con acompañantes ciclistas de Esperanza y Progreso, obsequiaron cinco plantas de nogales con el fin de reponer los cuatro eucaliptos que se usaron en la obra.

Dirigieron palabras al público el presidente comunal, Darío Riva, la hermana Marta Meier (oriunda de Santo Domingo, quien donó el terreno), el artesano Luis Sissara y María Teresa Dayer con un poema de su autoría. Y se entregaron presentes a la familia Meier, al Club Unión y a Javier de la Peña por la donación del terreno, de los eucaliptos para la cruz y del eucalipto para el Cristo, respectivamente. Una vez mas los sentimientos y la emoción se hacían presentes en cada uno de los concurrentes. Y así lo que una vez fue sólo una idea se hacia realidad. Santo Domingo tiene su Cristo Gigante, su Cristo de la Hermandad, el Cristo de todos… de todo aquel que quiera visitarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *