El Ejecutivo provincial pedirá el tratamiento de un proyecto
El Ejecutivo pedirá el tratamiento de un proyecto Crédito: Prensa Gobernación

El Ejecutivo provincial pedirá el tratamiento de un proyecto

El gobierno provincial insistirá en sesiones extraordinarias para que el proyecto de la Ley de Suelo y Hábitat que fuera enviado en mayo de 2013 sea aprobado. Esta norma permitirá facilitar el acceso a lotes con servicios e infraestructura a precios accesibles por parte de familias que hoy no tienen techo propio, lo que para el gobierno provincial es la base del problema habitacional.

“La propuesta que elevamos a la Legislatura apunta a dotar a los gobiernos locales de herramientas que les permitan hacerse de tierras e infraestructuras necesarias para aquellos sectores sociales que tienen problemas habitacionales, garantizando una distribución más equitativa y solidaria del suelo urbano entre la población”, afirmó el secretario de Estado del Hábitat, Gustavo Leone.

En concreto, la Ley de Suelo y Hábitat “es un nivelador normativo entre los municipios y comunas de la provincia”, un conjunto de principios básicos comunes de aplicación en todo el territorio provincial, tendiente a resolver algunas de las contradicciones que hoy se visualizan en el territorio.

“Hay municipios con falta de suelo urbanizado, altos valores especulativos, en donde existe una expulsión a la periferia de los sectores medios y crecimiento de la informalidad. Por otro lado, localidades que han habilitado grandes urbanizaciones y nuevos desarrollos inmobiliarios, hoy cuentan con una gran cantidad de lotes vacantes y en “engorde”. No obstante, no han podido resolver en este proceso la demanda de un gran número de familias que se encuentran en lista de espera de planes habitacionales del Estado”, explicó el funcionario.

Por esto, para la Secretaria de Estado del Hábitat el objetivo de esta propuesta es redistribuir ingresos y recursos de aquellos sectores que ahorran en términos de bienes inmobiliarios, a aquellos sectores que aún no cuentan con su primer lote o vivienda propia.

Desde el gobierno provincial se entiende que la coyuntura actual es propicia para poner en discusión la propuesta. En este sentido, adelantaron que en los próximos días Leone mantendrá reuniones con legisladores provinciales con miras a explicar los alcances de la norma cuyo tratamiento ha sido requerido en sesiones extraordinarias.

“Todas las semanas surgen discusiones que pueden ser abordadas con la ley. Por ejemplo, en estos días algunos concejales de Rosario expresaron la preocupación por la falta de suelo urbano a valores accesibles para poder ofrecer a familias beneficiarias del Programa PROCREAR. Es una picardía que haya familias que cuenten con financiamiento otorgado para comprar su primer lote y construir su casa y que los fondos no le alcancen por que los lotes tienen los precios por las nubes”, mencionó Gustavo Leone.

“Necesitamos este aval legislativo de todos los sectores para acercar la tierra a las posibilidades que hoy tiene la gente, para seguir profundizando “Mi Tierra Mi Casa” como programa habitacional. De otro modo vamos a seguir incrementando la concentración del suelo y el déficit habitacional de los sectores de menores ingresos”, agregó.

Aporte de los municipios

El funcionario aprovechó la oportunidad para dejar en claro algunas cuestiones que hacen al debate de la norma. “Muchas veces se reclama desde los municipios la necesidad de que el déficit habitacional se aborde y resuelva desde los niveles superiores de gobierno, entendiendo que estos tienen los recursos y la competencia para hacerlo. Es fundamental que los municipios entiendan que gran parte de la solución depende de ellos. Cuando los cuerpos legislativos locales sancionan planes urbanos, planes parciales, cuando se habilitan nuevos usos del suelo, nuevas urbanizaciones o se autoriza mayores edificaciones, debe pensarse en la forma en que esto aporta a resolver el problema habitacional de los que menos tienen. La oportunidad de resolver la demanda de las familias registradas a la espera de planes habitacionales está en el buen uso de las normas urbanas locales y esto debe internalizarse. Las ciudades mas grandes tienen experiencia en esto, que debe profundizarse”, explicó.

En este sentido, la Ley de Suelo y Hábitat fija un abanico de herramientas para ser utilizadas por todos los municipios y comunas de la provincia. “Esto es algo que se aplica en otras ciudades de Latinoamérica. En Medellín, solo por poner un ejemplo, una habilitación de mayor edificación exige una compensación de hasta un 30 por ciento de plusvalor en construcción de vivienda social”, agregó Leone.

“En nuestra región observamos un proceso que va en sentido contrario, y que es muy contradictorio: se habilitaron miles de lotes en el último tiempo, gran parte de los cuales hoy se encuentran vacantes; y en este proceso no se logró retener el suelo necesario para resolver la demanda habitacional de las familias que siguen anotadas en los registros municipales a la espera de planes de vivienda. Se perdió allí una oportunidad histórica de brindar soluciones habitacionales, sin inversiones estatales cuantiosas, sólo con regulación y reorientando una pequeña parte del beneficio privado”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *