El gobierno de Santa Fe quiere recuperar autonomía fiscal
El gobierno de Santa Fe quiere recuperar autonomía fiscal
Política
Redacción El Santafesino
14/08/2008
Ingresos Brutos recaudación tributaria Reforma Tributaria

El gobierno de Santa Fe quiere recuperar autonomía fiscal

El gobierno provincial presentó el proyecto de reforma tributaria que elevará a la Legislatura y “que apunta a tener un sistema tributario más estable y más sólido, para el mediano y largo plazo, en la provincia de Santa Fe”, explicó el ministro de Economía, Ángel Sciara, en la apertura de la conferencia de prensa realizada en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno.

El proyecto fue explicado, mediante una presentación en power point, por la subsecretaria de Ingresos Públicos, Teresa Beren, y por el secretario de Finanzas Públicas, Carlos Fernández, quienes destacaron que el mismo promueve inclusión social; equidad tributaria y equilibrio intersectorial; contribución al crecimiento de la infraestructura social; desarrollo sustentable; y nueva relación Estado – ciudadano.

Al inicio de la presentación los funcionarios explicaron que el proyecto surge a partir de “la necesidad de resolver el problema estructural por el que atraviesa la provincia y que provoca la pérdida de autonomía fiscal”.

“Desde hace mucho tiempo nosotros habíamos diagnosticado aspectos vulnerables en el sistema tributario de la provincia de Santa Fe y en la composición de sus recursos”, dijo Sciara. “Hablábamos de una doble vulnerabilidad de la recaudación tributaria de la provincia: por un lado, de una dependencia cada vez más acentuada de recursos federales”. Esto se ve reflejado hoy, “en el primer semestre de 2008, con los recursos propios que significan apenas el 35% del total de los recursos de la administración provincial, donde el 65% provienen de jurisdicción nacional”.

“De ese 65%, un 45% son recursos coparticipados y el otro 20% son fondos, algunos relacionados con los impuestos coparticipables y otros no, que tienen cierto margen de discrecionalidad en su entrega”, agregó el ministro de Economía. “Al mismo tiempo, señalábamos que, de ese 35% el 70% depende de Ingresos Brutos, es decir, un impuesto típicamente cíclico, que crece con la bonanza y decrece con la depresión”, y esto se potencia al estar “en un mundo en el cual no tenemos ninguna manera de atemperar el ciclo económico”, dijo Sciara.

Federalismo en baja

En este sentido, el ministro señaló que “en los últimos meses se ha notado una tendencia similar a ésta en otras provincias argentinas. Algunos estudios están señalando que el federalismo se resiente cada vez más: en tanto Nación aumenta su recaudación total”, ese aumento no se refleja en los recursos coparticipables.

“Se aduce con frecuencia que los tributos de la provincia tienen sesgos, particularmente Ingresos Brutos, y uno podrá asentir o disentir acerca del carácter de éstos, de su carácter distorsivo, el aumento de la inflación, la pérdida de competitividad. Yo creo que estos sesgos son fácilmente relativizados. No hay impuestos que en el modelo que predomina, el neoliberalismo, que no sean distorsivos”, explicó Sciara. “Para el neoliberalismo todos los impuestos son distorsivos, en consecuencia, para hablar de la distorsión de los Ingresos Brutos habría que contextualizarlo y ver qué es lo que distorsiona”.

El ministro de Economía explicó que “la provincia se maneja, básicamente, con tres tributos”, y que eso tiene una relación directa “con este federalismo atenuado que estamos teniendo en nuestro país. Mientras la Nación tiene una paleta enorme de tributos disponibles a los que puede acceder para captar excedentes de la actividad económica, las provincias tienen un tercio de la totalidad de esos tributos que tiene el Estado Nacional”, dijo Sciara, al tiempo que manifestó que “en Santa Fe hay tres tributos, y son los mismos que tiene Córdoba y Buenos Aires”.

La provincia de Santa Fe, continuó el ministro, percibe “Ingresos Brutos y el Impuesto Inmobiliario, los dos tributos más importantes, y Sellos, que sería el tercero”. En el caso de “las patentes, si es que lo podemos considerar un tributo, estaríamos hablando del cuarto”.

“En consecuencia –prosiguió Sciara– no podemos mejorar la capacidad de disponer de más recursos propios, si no es a través del manejo de estos tres recursos de los que disponemos hoy en la provincia de Santa Fe. Seguramente podríamos estar, y lo vamos a hacer, avanzando en una reforma integral, cambiando y mejorando los tributos, pero esto tiene complicaciones tan grandes desde el punto de vista técnico e institucional que evidentemente requerirá mucho tiempo hasta que podamos cambiar Ingresos Brutos por un impuesto que sea menos cuestionable que este”, dijo Sciara.

Cambio estructural

En este contexto, “es que nosotros queremos ofrecer esta reforma tributaria, no como una respuesta circunstancial, a una coyuntura que podrá ser más o menos benigna, sino una reforma que promueva un verdadero cambio estructural”, destacó el ministro.

“La estructura de los recursos en la provincia tiene claros signos de distorsión, de descomposición a lo largo del tiempo, producto de no haber modificado los tributos en muchos años. Hoy nos encontramos con serias dificultades para poder recomponer y reformarlos, tanto Ingresos Brutos, y sobre todo Inmobiliario por la tremenda distorsión en la valuación de las propiedades. Por esa razón hemos encontrado algunos atajos, algunos caminos, que facilitan este tipo de reforma”, planteó Sciara.

“En ese sentido –continuó el ministro– nosotros queremos señalar con énfasis, que la propuesta no es para obtener recursos rápidos e inmediatos, sino que apunta a tener un sistema tributario más estable y más sólido, para el mediano y largo plazo en la provincia de Santa Fe”.

Este sistema sólido “parte de tres puntos o premisas importantes: primero, recuperar la justicia tributaria. Este no es un tema menor en un sistema que pretende perdurar a través del tiempo; un sistema tributario tiene que ser justo”, afirmó el ministro, y agregó que, para lograr dicho objetivo, es necesario “hacer alarde de una justicia tributaria permanente, y esa justicia tributaria tiene mucho que ver con la capacidad contributiva: el que más tiene más paga”, sentenció Sciara.

“En segundo lugar, en tanto se reforme el sistema y esto se haga con un sentido estructural, hay que revisar la estructura de los gastos. Una reforma estructural del régimen tributario tiene que ir acompañada, también, de una revisión de la estructura de los gastos”, dijo el ministro. “En este sentido, nuestra propuesta apunta, desde el régimen tributario, a componer un sistema de tributación legítimo, y un sistema de tributación se legitima cuando el contribuyente percibe que sus tributos son aplicados en beneficio de la comunidad, aumentando la calidad de vida y mejorando la competitividad de su actividad económica”.

Finalmente, el ministro señaló que “además de tener un sistema justo, que se legitime, tenemos que tener un sistema que reparta la carga tributaria, que reparta la presión, y eso tiene que venir dado no sólo por el régimen tributario, sino por el control de la evasión y la elusión impositiva. Este es otro punto, que ya veníamos señalando desde nuestro programa de gobierno; una política tributaria siempre tiene dos aspectos: por un lado, la reforma del sistema y, por el otro lado, la administración tributaria. En este caso particular también estamos avanzando en un replanteo de la administración tributaria en la provincia de Santa Fe”, afirmó Sciara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *