El intendente Jatón participó de la entrega de viviendas en barrio Jesuitas
Las viviendas fueron erigidas sobre un terreno cedido por la Municipalidad de Santa Fe. Crédito: Municipalidad de Santa Fe

El intendente Jatón participó de la entrega de viviendas en barrio Jesuitas

Las 20 unidades habitacionales fueron construidas en terreno municipal y edificadas por el gobierno provincial junto con el Movimiento de Los Sin Techo, mediante el sistema de autoconstrucción.

El intendente Emilio Jatón participó de la entrega de 20 viviendas en el barrio Jesuitas, en el noroeste de la ciudad de Santa Fe, junto al gobernador Omar Perotti. Las unidades fueron erigidas sobre un terreno cedido por la Municipalidad de Santa Fe, y edificadas por el gobierno provincial junto con el Movimiento de Los Sin Techo, mediante el sistema de autoconstrucción.

En la ocasión, el intendente dijo que siempre es un momento especial entregar viviendas en los barrios santafesinos. “Nosotros trabajamos con el Movimiento Los Sin Techo hace años, desde antes de la gestión. Estos terrenos son municipales y ahora ya están las casas, pero hay que poner la infraestructura necesaria para que los vecinos vivan dignamente”, dijo Jatón. En ese sentido, aseguró que “la ciudad empieza acá, nuestros esfuerzos están puestos en estos sectores de la ciudad”.

En consonancia, Jatón anticipó que “vamos a trabajar con cada uno de los vecinos para acordar proyectos comunes. Para nosotros es muy importante estar en este sector de la ciudad, concretando y proyectando infraestructura. Esta zona está cambiando mucho, pero hay problemas estructurales que vamos a resolver en conjunto con los vecinos”.

Por su parte, José Luis Ambrosino, referente del movimiento  Los Sin Techo, expresó: “Este acto es una celebración, estas casas las construye la gente, los propios vecinos. Hay un proyecto educativo, un crecimiento notable que se ve en los barrios. Ahora los vecinos le ponen flores a sus casas, cierran la galería con los manguitos que ahorraron”.

En ese sentido, el dirigente enfatizó que en actos como estos, la política pasa a segundo plano: “es un trabajo conjunto entre Los Sin Techo, provincia y municipio, donde todos juntos lo que hacemos es sacar a un pobre de la miseria, del dolor, acá no hay discusiones secundarias, lo que importa es trabajar por los pobres”.

Basta de ranchos

A la hora de entregar la documentación de las casas, Susana fue una de las más aplaudidas, “es un vecina histórica” aseguraban los presentes. “Estamos felices con mi marido y mi hijo, Lucas. Hace mucho que estoy en este barrio, vivía en un rancho, yo lo que quería era una casita, así que por fin ahora estoy feliz. Cuando tenés que estar en un rancho que se llueve, acomodando los tarros, no es para vivir así, menos con un chico con discapacidad, es un día especial, acá con mi hijo”.

Cristina y Rodrigo y el pequeño hijo de ambos, son una familia joven que también modificó su vida: “Hay mucha diferencia entre un rancho y nuestra casa, ya no pasamos frío, hay viento y no se te mueven las cosas, es un lujo la casa, esto es algo para mi hijo”, dice Rodrigo. En tanto, Cristina, sintetiza: “Estamos contentos, ahora tenemos agua y hay luz, podemos enchufar cosas y no se queman, el barrio está cambiando y cuando terminen las casas va a estar mucho mejor”.

Más viviendas

En 2017, la Municipalidad puso a disposición suelo vacante factible de ser urbanizado, a partir del cual se generaron 392 lotes: 220 fueron destinados a distintos programas de la Agencia Santa Fe Hábitat y 172, a planes de acceso al suelo y la vivienda de la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo.

Los planos de mensura de la urbanización también estuvieron a cargo de la Municipalidad, mientras que la provincia se comprometió a financiar las obras de infraestructura a ejecutar por el municipio. Estos trabajos contemplan la apertura de calles con cordón cuneta y ripiado, así como todo lo referido a servicios básicos: instalación pluvial y de red de agua con planta potabilizadora y distribución, red eléctrica de media y baja tensión e iluminación pública.

En cuanto a las nuevas viviendas, se suman a las 143 que la Municipalidad ya construyó, 113 de las cuales ya fueron entregadas a familias que debieron ser reubicadas por estar asentadas en zonas de riesgo hídrico, como La Tablada y el ex relleno sanitario. Otras 30 viviendas corresponden a la provincia como contraparte del financiamiento que aportó para las obras de infraestructura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *