El Municipio trabaja en la reconversión del comercio minorista
El Municipio trabaja en la reconversión del comercio minorista
Política
Redacción El Santafesino
09/04/2009
comercio minorista nuevas tecnologías polos comerciales recesión

El Municipio trabaja en la reconversión del comercio minorista

Frente a la crisis económica global, la caída de las grandes industrias y la desprotección del mercado nacional, los denominados negocios “chicos” sienten de cerca los vaivenes de la recesión.

Santa Fe no escapa a esa realidad. En ese contexto, el Gobierno de la ciudad -entre las estrategias que se impulsan para hacer frente a la crisis- lleva adelante un programa de reconversión del comercio minorista: la asociación, el trabajo conjunto y la capacitación, son las claves para revitalizar a un grupo tan importante para la economía local como son los pequeños y medianos comercios.

En esa línea, la Secretaría de la Producción y el Centro Comercial constituyeron un consorcio, que trabaja en conjunto, con un criterio de ciudad y complementariedad.

Para alcanzar los objetivos propuestos, se está trabajando con las asociaciones de calles, que son las que nuclean a los negocios de las principales arterias comerciales de Santa Fe: San Martín, Aristóbulo del Valle, General Paz, Avenida Freyre, López y Planes Blas Parera y Boulevard. Hasta el momento son más de 470 los negocios adheridos a esta iniciativa.

Estrategias

Una de las acciones impulsadas por el Municipio está relacionada con que los pequeños comerciantes incorporen nuevas tecnologías. Por tal motivo, se está desarrollando una página web donde estarán alojados en forma gratuita los comercios de cada una de las asociaciones. Allí podrán cargar ofertas y novedades. Y además, los clientes que ingresen al sitio tendrán importantes descuentos en espectáculos auspiciados por la Municipalidad. Estas acciones tienden también a la formación de redes entre comerciantes, proveedores y sus asociaciones.

Otra de las iniciativas es la creación de una Base de Datos de Proveedores locales, que permita el registro gratuito de emprendedores y comerciantes de la ciudad como potenciales proveedores, tendiendo a la conformación de una red que impulse las políticas asociativas y la integración de redes de empresas. También se trabaja en la generación de instrumentos de fidelización del cliente, como por ejemplo tarjetas de créditos que acumulen puntos con cada compra.

José María Chemes, secretario de la Producción, adelantó que se consolidó un calendario de fiestas y acontecimiento que se realizarán una vez por mes en cada uno de los centros comerciales a cielo abierto que se están gestando en la ciudad. “El primero de estos acontecimientos tendrá lugar en abril, y el escenario será Bulevar. El encuentro tendrá como eje central las artesanías, y además contará con una serie de espectáculos que se desarrollarán a los largo del paseo, que le darán color a ese sector comercial. Las actividades continuarán en el mes de mayo en López y Planes. La temática de ese festival serán las fiestas patrias. Cada mes del año contará con un festival en un sector diferente de la ciudad”.

Otro de los aspectos en los que trabajan el Municipio y las asociaciones comerciales está relacionado con el programa “Avenidas de mi ciudad”.

“El Gobierno de la ciudad promueve una cuadra modelo para que después, con la colaboración de las asociaciones y de los vecinos, replicar en el resto de la calle la recuperación de las veredas, luminarias, canteros y arbolado. Actualmente el programa se realiza en Avenida Freyre y en López y Planes”, sintetizó Chemes.

Análisis de situación

Para comprender la dinámica vinculada con el comercio local, el secretario de la Producción describió la situación que separa en dos categorías a los negocios minoristas de la capital provincial: “El Sector Comercial Minorista de la ciudad es un sector dual. Esta expresión resume una realidad que es la fragmentación de los comercios minoristas en dos grupos de competidores, con dinámicas absolutamente diferentes: por un lado, los competidores modernos, con altos niveles de inversión, rentabilidad y profesionalización, integrados a una economía competitiva. Por otro lado, otro grupo, muy numeroso, de comercios tradicionales con bajos niveles de inversión, administrados con criterios distintos a los de rentabilidad y con graves problemas de competitividad ante el avance de los competidores modernos, lo que se traduce en una pérdida, importante y constante, de cuota de mercado”.

Para preservar al comercio tradicional, la gestión del intendente Mario Barletta ideó un programa que abarcará acciones referidas a la capacitación de comerciantes minoristas y de sus recursos humanos, y generación de información básica acerca del sector. Y se trabajará en estudios de proyectos de actuaciones concretas que potencien las posibilidades que tiene la ciudad de Santa Fe de basar su competitividad en el fortalecimiento de su comercio minorista, convirtiéndolo en un centro de atracción regional.

En ese punto, cabe mencionar que la capital de la provincia es la cabecera comercial de una amplia zona comprendida entre Arocena por el Sur, San Justo por el Norte, Rafaela por el Oeste y Paraná por el Este, razón por la cual el Gobierno de la ciudad trabaja para aprovechar ese potencial y consolidar a Santa Fe como uno de los polos comerciales más importantes de la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *