El nuevo edificio del INCAPE abrió sus puertas
Ingreso a las nuevas instalaciones del Incape Crédito: Universidad Nacional del Litoral
Ciencia y Tecnología
Redacción El Santafesino
01/04/2015
Agrobiotecnología CONICET INCAPE

El nuevo edificio del INCAPE abrió sus puertas

Las nuevas instalaciones del Instituto de Investigaciones en Catálisis y Petroquímica “Ing. José Miguel Parera”, de doble dependencia UNL-CONICET, quedaron formalmente inauguradas mediante un acto realizado bajo la modalidad de videoconferencia, transmitida en vivo desde el Predio CONICET Santa Fe “Dr. Alberto Cassano”.

El acto fue encabezado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner desde el partido bonaerense La Matanza, y contó en Santa Fe con la presencia del ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, Lino Barañao; el rector de la UNL, Albor Cantard; el intendente, José Corral; el presidente de CONICET, Roberto Salvareza; la directora del CCT CONICET Santa Fe, Raquel Chan; el director del INCAPE, Ulises Sedrán; el secretario de Ciencia y Técnica de la provincia de Santa Fe, David Asteggiano, el diputado Omar Perotti y los investigadores Carlos Querini e Inés Tiscornia, repatriada en el programa Raíces, entre otras autoridades nacionales, provinciales, locales y universitarias.

Durante la presentación del INCAPE, el ministro Barañao destacó que la nueva sede tiene casi 2.000 m2 y que para su construcción se realizó una inversión de 23 millones de pesos, que son parte del programa federal de infraestructura para la ciencia y la tecnología. “Es un instituto que tiene una inserción muy importante en la producción y lo que se investiga puede aplicarse a la producción más ecológica de combustibles, derivados del petróleo, el uso de la biomasa, síntesis de compuestos químicos para la industria, entre otros”, destacó.

El edificio está estructurado en dos bloques de una superficie cercana a los 895 m2, destinados uno a las actividades de gobierno, administración, reuniones y docencia, y el otro a las actividades específicas de investigación, con dieciséis laboratorios en planta baja y dieciséis oficinas de los investigadores en planta alta. El INCAPE cuenta además con otros dos laboratorios especiales que están fuera de estos espacios.

La ciencia como catalizador

Barañao dijo que en las nuevas instalaciones van a trabajar 71 investigadores, 37 becarios, 17 técnicos y 3 administrativos y comparó el rol de la ciencia con una de las áreas de investigación del INCAPE. “Estamos haciendo que la ciencia y técnica tengan este papel de catálisis, de cambiar la realidad introduciendo el conocimiento como fuente de desarrollo económico”.

En esa línea también se expresó más tarde el rector Albor Cantard en declaraciones a los medios de comunicación, quien recordó que “el INCAPE es uno de los diez institutos de doble dependencia UNL-CONICET; y éste es el tercer edificio que en muy corto plazo estamos inaugurando, ya que a mediados del año pasado habilitamos los del Instituto de Agrobiotecnología del Litoral (IAL) y el del Instituto de Matemática Aplicada del Litoral (IMAL)”. Asimismo, destacó que “este instituto alberga a un importante número de docentes, investigadores y becarios que hacen que el INCAPE sea uno de los institutos más grandes, y con más años de trabajo. Se ha relacionado hace más de 40 años con YPF, nació en la UNL y después se hizo de doble dependencia con el CONICET”. Además, remarcó que las nuevas instalaciones se concretaron a partir de un proyecto ejecutivo de la Dirección de Obras de la UNL, y que el nuevo emplazamiento del INCAPE resulta “más conveniente para el tipo de investigaciones que se llevan a cabo y ofrece medidas de seguridad acordes a ellas”.

Estímulo para los que vuelven

Durante la videoconferencia, Barañao destacó además que la inversión en infraestructura y tecnología contribuye a la reinserción de investigadores que vuelven al país. Tras estas palabras, la presidenta habló con Inés Tiscornia, investigadora que realizó su doctorado en la Universidad de Zaragoza, España, y que retornó al país en el marco del programa Raíces, para incorporarse como investigadora del CONICET en el INCAPE.

“Estamos muy contentos de poder inaugurar esta obra en la provincia de Santa Fe, que es uno de los lugares donde más laboratorios e institutos de investigación y desarrollo hemos construido, y donde tenemos una gran cantidad de becarios e investigadores”, destacó la mandataria a continuación. Y afirmó que “el INCAPE es el instituto más importante de catalización de América Latina y lo estamos inaugurando en Santa Fe”.

Minutos más tarde, el intendente José Corral destacó a los medios de prensa que “la ciudad tiene un récord, ya que 5 de cada 1.000 personas que viven en Santa Fe son investigadores categorizados, lo que significa un potencial extraordinario y una realidad. Institutos como el INCAPE tienen no solo la capacidad de enseñar sino también de transferir conocimiento y convertirlos en valor económico y empleo”.

Un instituto que es el corazón de la FIQ

Creado en la Facultad de Ingeniería Química (FIQ) en 1969, sobre la base del Instituto de Catálisis que funcionaba allí, el INCAPE fue uno de los primeros institutos del país dedicado a las investigaciones en el área de química, petroquímica, refinación de petróleo y procesos catalíticos en general. Enrique Mammarella, decano de la FIQ destacó la importancia que implica este edificio para un instituto que está íntimamente ligado al corazón de la ingeniería química: “La mayoría de los investigadores del instituto han sido los responsables de las áreas de ingenierías químicas y de reacciones químicas de nuestra facultad, que hoy puedan ver plasmado el logro de tener su edificio propio para desarrollar actividades de investigación en el más alto nivel y en condiciones mucho más adecuadas que las que podían tenían en la facultad es un gran anhelo”.

El decano dijo también que el espacio que queda vacante será usado potencialmente por el área de materiales. “Esto nos va a permitir seguir trabajando y consolidando desarrollos de investigación que esperemos se plasmen en otros institutos de doble dependencia, que también puedan seguir siendo engendrados en nuestra facultad y dando lugar a nuevas disciplinas”.

El INCAPE se convirtió en instituto de doble dependencia UNL-CONICET en 1978 y desde 2012 lleva el nombre de su primer director, Ing. José Miguel Parera, fallecido el 10 de septiembre de ese año.

A lo largo de su historia se realizaron innumerables desarrollos tecnológicos y de aplicación industrial, así como también proyectos de investigación conjunta y de transferencia tecnológica con empresas. Tras un proceso de organización institucional, el junio de 2013 se designó como director al Dr. Ulises Sedrán, siendo el primer director elegido mediante concurso público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *