El periodismo, por dentro
El periodista santafesino Néstor Fenoglio resaltó la trayectoria de El Santafesino. Crédito: Perfil de Facebook

El periodismo, por dentro

El escritor y periodista santafesino, Néstor Fenoglio, deja con su talento unas pinceladas sobre El Santafesino, en el mes de su 15º Aniversario.

Por Néstor Fenoglio (*)

Por estos días, mi hija menor, Chiara, cumple 15 años, justo en medio de estos tiempos difíciles.

Por estos días, el hijo mayor de Exequiel Kay, El Santafesino, cumple sus quince años también, en medio de estos tiempos difíciles. Exe, que es periodista de tiempo completo, y futbolero como yo (él es buen jugador, yo no tanto…), al ver la coincidencia de fechas, me dijo al toque: te la dejé picando…

Ver crecer a un hijo y a un proyecto periodístico se parecen: requieren atención personalizada sin distracciones, capacidad de rectificación, seguimiento artesanal, amor…

El Santafesino es una de esas publicaciones de referencia en nuestra provincia: quince años de recorrer una y otra vez nuestros pueblos hermosos, estar atentos a sus necesidades, potenciar sus logros y realizaciones, escuchar, estar a disposición.

Compartimos con Exequiel ese amor por estos pueblos nuestros, que son el pulso mismo, verdadero, de nuestra provincia, tanto o más que las grandes ciudades. Hemos compartido también largas horas y kilómetros, hemos trabajado juntos muchas veces y sé de la excelencia y dedicación de su tarea. En El Santafesino se nota ese amor y esa dedicación.

En las carreras de ciencias de la comunicación, no se muestran tanto estos esfuerzos, que son la suma total de la comunicación. No hay mayor aprendizaje de periodismo real que acompañar el trabajo que se hace en El Santafesino.

Pues, Exequiel es dueño, redactor, corrector, impresor, distribuidor, encargado comercial, vendedor sitio por sitio, encargado de logística… ¡todas las materias que en los grandes medios y en las facultades están separadas, aquí están amalgamadas y funcionando a pleno con coherencia y seriedad!

Siempre digo que es muy fácil o muy lindo ser contratado por un mega medio en el que el periodista sólo deba dedicarse a investigar y a escribir. Pero ello -un periodista o incluso un grupo al que se le dan días, medios y todas las ayudas para, por ejemplo, investigar- ocurre sólo en las películas.

Y la primera sagrada visión del periodismo, es, me parece, ver la realidad, comprenderla tal como es. El Santafesino es realidad pura. Si quieren ver cómo es Santa Fe, la Santa Fe profunda, El Santafesino es el medio, porque hasta su nombre lo representa en su esencia misma…

Así es que, querido Exequiel Kay (me la dejaste picando) esta semana los dos estamos de festejos. Y ambos, yo con mi hija, vos con El Santafesino, al mirar hacia atrás, sentimos esa mezcla de orgullo, satisfacción por lo hecho y responsabilidad, mucha responsabilidad, por lo que sigue. ¡Felices quince años!

(*) Periodista y escritor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *