El rector de la UNL celebró este momento histórico
Fuente: Archivo El Cronista Regional

El rector de la UNL celebró este momento histórico

En un acto realizado en el Paraninfo, se promulgó la ley de traspaso de la Escuela de Servicio Social al ámbito de la Universidad Nacional del Litoral (UNL). El acto fue presidido por el rector de la casa de altos estudios, Albor Cantard y el gobernador de la provincia, Hermes Binner. Allí el gobernador entregó el decretó firmado por el cual se establece la promulgación de la ley aprobada por unanimidad en las cámaras de Diputados y Senadores de Santa Fe.

En el acto estuvieron también el Ministro de Desarrollo Social, Pablo Farías y la directora de la Escuela, Indiana Vallejos. Además, se contó con la presencia de todos los rectores de las universidades nacionales que están participando de la reunión plenaria del Consejo Interuniversitario Nacional; del Secretario de Políticas Universitarias, Alberto Dibbern, de autoridades provinciales y universitarias y de estudiantes y docentes de la Escuela.

El proyecto de ley, que fue elaborado por el poder Ejecutivo y la UNL, tuvo sanción definitiva de la Cámara de Senadores el 9 de setiembre, mientras que fue aprobado en junio en Diputados. La escuela, que dependía del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, cuenta con alrededor de 500 alumnos.

En el acto, el rector Cantard celebró el momento histórico y consideró muy importante “el aporte epistemológico que esta carrera tendrá tanto para la praxis social como para el desarrollo del Programa de las Ciencias Sociales en nuestra Universidad”. Y agregó: “Todos los actores sociales tenemos la obligación cívica y moral de desarrollar una lucha implacable, desde todos los frentes contra ese flagelo que suma al dolor cotidiano de la pobreza, mecanismos lacerantes de exclusión permanente”.

En este sentido, Cantard reconoce “en la Educación y en la promoción humana, factores de enorme democratización e igualación en nuestras sociedades. Y en el caso particular de la Educación Superior, porque es capaz de abrir nuevos espacios y posibilidades de desarrollo autónomo para el conjunto de los ciudadanos”.

En tal sentido, esta carrera viene a integrar una importante área de vacancia en la UNL; “seguimos apostando, entonces, a la formación integral de los recursos humanos promoviendo una alta solidaridad académica entre grupos con diferente nivel de desarrollo relativo. Este será, sin dudarlo, el ámbito para el crecimiento conjunto, donde los unos sean capaces de ‘dialogar’ con los otros, para desarrollar miradas más inclusivas, que fecunden en debates fuertemente transdisciplinares”.

Una lucha histórica

“Somos todos testigos de un momento histórico, porque después de setenta años de demanda hoy se está cumpliendo ese sueño en realidad”, dijo Binner. Sueño al que también hizo mención Vallejos: “celebramos el logro de un objetivo reivindicado históricamente, celebramos haber podido concretar aquello por lo que luchamos durante muchísimo años”. La directora expresó que “institucionalmente es un desafío importante porque nos enfrentamos a refundar lo nuevo sin descartar lo viejo, apostamos a reforzar nuestro campo identitario que es lo mejor que tenemos y transformarlo en todas las oportunidades que abre la Universidad, lo cual es difícil pero desafiante a la vez”.

Antecedentes

A finales de 2008 la casa de altos estudios y el Ministerio de Desarrollo Social firmaron una carta de intención para que la Escuela a partir de 2010 pase a formar parte del ámbito universitario. “Esta ley es consecuencia del convenio realizado en 2008”, dijo Cantard. En detalle el objetivo de ese acuerdo era constituir la comisión que durante estos años produjo un proyecto de factibilidad del traspaso, y que sugirió los diferentes pasos institucionales en torno a asuntos académicos, recursos humanos y recursos presupuestarios para llevarlo a cabo.

De todas maneras, los intentos de traspaso de la Escuela son de larga data: los antecedentes de esta intención se remontan a principios de la década del ’70 y se revitalizan con mayor fuerza desde 1985, año en el que se firmó un convenio de traspaso. Ninguno de los dos intentos se materializó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *