Estudiantes proponen una ordenación del territorio Mocoví
Estudiantes proponen una ordenación del territorio Mocoví
Cultura
Redacción El Santafesino
18/06/2009
Com Caia comunidad mocoví escuela bilingüe

Estudiantes proponen una ordenación del territorio Mocoví

Parcelar el territorio y asignar a cada fracción de tierra un uso acorde a la productividad del suelo respetando las particularidades de la identidad mocoví. Esa es la propuesta de estudiantes de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) para optimizar los terrenos cedidos por el gobierno provincial a la comunidad “Com Caiá”.

El objetivo es garantizar un desarrollo socioeconómico sustentable que contemple mejoras en la calidad de vida de la población, la optimización de la explotación y uso de los recursos naturales, la valorización del medio ambiente y el respeto a las peculiaridades culturales locales.

El proyecto es desarrollado como trabajo final de carrera de los estudiantes de Ingeniería en Agrimensura Vicente Cusinato, Horacio De Nardo y Lucrecia Martínez de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas (FICH).

El terreno asignado a los integrantes de “Com Caiá” (“Somos hermanos”) reúne alrededor de 320 hectáreas, ubicadas aproximadamente a 5 kilómetros al norte de la ciudad de Recreo, donde actualmente reside esta comunidad, en el barrio Mocoví. “Hoy ellos viven en 12 hectáreas que comparten con criollos, mientras que la superficie donada tiene casi las mismas dimensiones de la ciudad de Recreo.

Por lo tanto, en estas nuevas tierras tienen una posibilidad de desarrollo muy grande”, aseguró De Nardo. Y esto obedece tanto a la extensión del territorio como a sus condiciones naturales, ya que “posee las mejores tierras en cuanto a capacidad productiva del suelo, sirviendo perfectamente para actividades agrícolas y ganaderas”, subrayó Martínez.

El ordenamiento

En el proyecto, los estudiantes dividen el terreno en dos regiones: zonas urbana y rural. A su vez, dentro de la primera, determinan las zonas residencial, comercial, de establecimientos educativos, de espacio comunitario y de reserva (espacio conservado para un futuro desarrollo urbano). En tanto, el sector rural se divide en zonas avícola, de apicultura, huertas, ganado y forrajeras.

“A raíz del diálogo con la comunidad dedujimos que, si bien todos pretendían un espacio significativo para la producción, también querían reivindicar la identidad de pueblo. A su vez, como la institución más importante que tienen es la escuela primaria bilingüe y antiguamente el pueblo se dedicaba a la agricultura, se nos ocurrió crear una escuela granja para que las nuevas generaciones aprendan el uso de la tierra. Entonces, en base a esto, establecimos tres tópicos a desarrollar: la zona a urbanizar, la escuela y la zona rural”, resumió Cusinato.

Según los estudiantes, en estas tierras no existen antecedentes de proyectos que propongan ordenar el territorio en función de la actividad del suelo. No obstante, para desarrollar esta idea contaron con la orientación y el apoyo del Departamento de Cartografía y Agrimensura y la cátedra Ciencia, Tecnología y Sociedad de la FICH; la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales y la Escuela de Agricultura, Ganadería y Granja de la UNL.

Con este trabajo interdisciplinario que supera la instancia meramente técnica de la agrimensura, los estudiantes pretenden aportar a la comunidad “una base para que pueda desarrollarse, respetando su cultura”, concluyeron.

El proyecto

“Cuando leímos en los diarios que el gobierno provincial, de acuerdo a una ley del año 2002, debía ceder tierras a los pueblos originarios de Santa Fe, surgió la idea de hacer un trabajo final que planteara el ordenamiento del terreno destinado a la comunidad mocoví en Recreo”, explicó Cusinato. “Dialogamos con los miembros de la comunidad para saber cuáles eran sus necesidades y sobre esa base, considerando sus costumbres y su manera de pensar, propusimos un determinado ordenamiento”, aclaró De Nardo. “Además, plasmamos la veta social del trabajo del agrimensor”, agregó Martínez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *