Exposición de “Recuerdos de la industria en Santa Fe”
Fuente: Gobierno de la ciudad de Santa Fe
Cultura
Redacción El Santafesino
03/09/2012
agroindustriales Biotecnológicos desindustrialización

Exposición de “Recuerdos de la industria en Santa Fe”

El Museo de la Ciudad abrió sus puertas nuevamente en el Mercado Progreso (Balcarce 1635) para presentar “Recuerdos de la industria en Santa Fe”. Se trata de una muestra que presenta maquinaria, herramientas y fotografías con el objetivo de testimoniar el devenir industrial local a lo largo de los últimos siglos. La inauguración oficial se concretó el domingo 2 de septiembre en conmemoración del Día de la Industria.

Vale destacar que la exposición se completó con el aporte de empresas integrantes de la Cámara de Industriales Metalúrgicos y Autopartistas, como así también de la Unión Industrial de Santa Fe. Los participantes son Celulosa Moldeada SA, Cervecería Santa Fe, Erminio Martin SA, Establecimiento Metalúrgico Fridman, Facorsa, Joaquín Cutchet e Hijos, Merengo SA, Oblan, RCH Servicios Técnicos, Sidercon, Simes SA, Taboga Hnos., Trametal SRL y Trevisan Hnos. SRL.

Evolución de la industria local

En lo que es hoy el territorio de la provincia de Santa Fe, la industria siempre fue un componente de su economía, cuyo origen puede vincularse a las manufacturas artesanales del siglo XVIII. Pero es recién en la segunda mitad del siglo XIX, cuando la estructura industrial muestra sus primeras fortalezas y comienza un denodado camino para sustituir importaciones. Cuando se analizan las estadísticas surgen datos que presentan a Santa Fe como un espacio de profunda raigambre industrialista. Huellas urbanas testimonian que los santafesinos transitaron por décadas un paisaje de chimeneas, forjas y sirenas fabriles. Hacia 1932, dentro del ejido urbano santafesino existían 605 industrias, de las cuales 400 se arracimaban en el triángulo que delimitan Bulevar Gálvez, la avenida Alem y la calle Rivadavia. Poco a poco, el barrio Candioti fue transformándose en la clave de la industrialización de la ciudad. El ferrocarril constituía en sí mismo una verdadera fábrica integrada: talleres metalúrgicos, mecánicos, de electricidad, de carpintería metálica producían y reparaban equipos de avanzada tecnología. Los talleres ferroviarios eran la “escuela” en la que muchos santafesinos accedían a una nueva cultura laboral y aprendían oficios útiles que se volcaban beneficiosamente sobre la ciudad. Así, a comienzos del siglo XX, estos nuevos saberes adquiridos en los talleres ferroviarios cimentaron pequeños emprendimientos que hoy podrían catalogarse como Pymes.

Los años 1930 y 1940 vieron crecer a numerosas empresas santafesinas que, en un contexto económico y político favorable a la sustitución de importaciones ,compusieron un variado arco productivo, sobresaliendo entre ellas las de los rubros químico y metalúrgico además de las tradicionales industrias subsidiarias del modelo agroexportador. Así, en 1947, existían en el Departamento La Capital 1089 establecimientos industriales con un empleo de 10.590 operarios. Por rubro industrial el más importante era el de alimentos y bebidas, seguido por el de la metalurgia.

En “Artesanos e Industriales” fascículo correspondiente a la serie publicada por El Litoral “Los que hicieron Santa Fe”, Humberto Terrizazo, haciendo referencia a la irrupción militar en 1976, explica que la caída del gobierno constitucional trajo aparejada políticas neoliberales que en el terreno económico favorecieron la acumulación de renta financiera. Se inició un proceso de desindustrialización por efecto del cual establecimientos insignia del sector industrial santafesino cerraron sus puertas con el consiguiente costo social de desempleo generalizado. A pesar de la extendida recesión que impactó de lleno en el sector productivo cabe destacar el esfuerzo y la creatividad puesta de manifiesto por un grupo importante del empresariado local, dispuesto a superar el embate neoliberal. Esta misma actitud de resistencia volvió a repetirse en ocasión de la inundación de 2003.

El estallido del modelo económico neoliberal en 2001 abrió las puertas hacia un nuevo esquema de desarrollo económico, promovido desde el estado, con una fuerte base productiva donde la industria ha retomado un rol central. En este sentido la producción industrial ha tenido en el período 2002-2008 la expansión más importante y prolongada en los últimos 35 años. Este ciclo rompió con la tendencia recesiva derivada de la política económica del modelo neoliberal.

Actualmente, además de las industrias tradicionales, un amplio espectro de empresas santafesinas ligadas a los sectores biotecnológicos, agroindustriales, del software y de tecnologías de punta transitan promisoriamente el derrotero que, para la producción, señala el siglo XXI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *