Fonavi: Prometen más participación de comunas
Planes de vivienda en Santa Fe Crédito: Archivo
Política
Redacción El Santafesino
08/05/2008
Fonavi urbanismo vivienda

Fonavi: Prometen más participación de comunas

El ministro de Obras Públicas y Vivienda, Hugo Storero, anunció que el gobierno abordará a partir de ahora el tema de la vivienda desde dos áreas específicas, para garantizar un tratamiento más eficiente de la problemática. Asimismo, indicó que los municipios y comunas tendrán una participación más activa “en la administración de la cartera del Fondo Nacional de Vivienda (Fonavi)”.

Como parte de este nuevo ordenamiento, Gerardo Barro, que venía desempeñándose como titular de la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo (Dpvyu), pasará a estar al frente de la Secretaría de Planeamiento, en la órbita de la cartera de Obras Públicas; en tanto, el cargo que deja vacante será ocupado por Alicia Pino, ex subdirectora del Servicio Público de la Vivienda (SPV) y ex subsecretaria de Planeamiento de la Municipalidad de Rosario.

Storero explicó que estos cambios obedecen a que “estamos convencidos de que en el tema de la vivienda hay que trabajar en dos frentes: uno, el de la coyuntura y la urgencia; y el otro, la mirada más de largo plazo, de tipo estratégica, que a su vez también tiene que ver con el pasado, sobre todo con los compromisos que no ha asumido la provincia de Santa Fe”. Para eso, agregó Storero, “hemos desdoblado la tarea en dos campos de trabajo”.

Storero destacó que Barros “en su corto tiempo de gestión –de 5 meses– logró concluir varios planes de viviendas que estaban sin terminar, muchos sin la infraestructura, que quiere decir sin la habilitación de gas, agua, cloacas y electricidad, para ponerlos en funciones; como también ha logrado ubicar varios conjuntos de viviendas en el marco del Plan Federal II”.

La Secretaría de Planeamiento

El ministro explicó que “la Secretaría de Planeamiento se estaba abocando a una serie de cuestiones, básicamente a la búsqueda de terrenos aptos para ir construyendo sobre los mismos no solamente viviendas, sino también escuelas, hospitales y otros edificios públicos”. Pero a raíz de los cambios introducidos, “se le agrega este matiz de tomar la vivienda y su deuda pendiente, mirando para atrás. Esto es, por un lado, la escrituración, es decir, las cuestiones dominiales y catastrales; y, por el otro, los registros de las propias municipalidades”, agregó Storero.

Asimismo, se busca fortalecer “a los municipios y comunas a través de un proceso de descentralización, tanto de la percepción de la cuota como de la detección de los casos de ilegalidad que se dan en algunos conjuntos urbanos. Es por eso que nos parece apropiado el proceso de regionalización” para “avanzar hacia la descentralización”, subrayó el ministro.

Con esta decisión se toman “los municipios y comunas como agentes principales en lo que hace a la administración de la cartera del Fonavi”, explicó Storero. Con esos recursos los municipios podrán generar sus “propios institutos de la vivienda” o “el mejoramiento de los conjuntos urbanos”, expresó.

La decisión de separar las cuestiones del día a día en lo que hace a la planificación surge de la cantidad de compromisos en el tema de la vivienda que requieren ser abordados con urgencia. Esto obedece a que “durante muchos años no se avanzó en los procesos de escrituración, con los registros dominiales y con los títulos de propiedad de las personas que han pagado las cuotas”, sostuvo Storero.

“Tampoco se avanzó en un proceso serio de percepción de la cuota y hay una elevada morosidad”, dijo el ministro, “y este plan –continuó– sólo funciona si hay un principio solidario, que es el que lo sustenta. Esto es que la cuota de uno sirve para que otro tenga la vivienda”.

“Las cuotas van de 70 a 100 pesos, mucho menos de lo que sale un alquiler, y la vivienda es propia. Pero el mecanismo funciona siempre y cuando el adjudicatario de un plan responda con su cuota”, explicó Storero.

En este sentido, agregó, hay muchas deudas “por parte de la provincia: la falta de percepción de la cuota, de registro dominial, de registro catastral, de planos de aprobación por parte de los municipios y comunas y también a la falta de organización de un consorcio”. Esto se ve en el “estado degradado” que presentan “por falta de pintura, de organización para la limpieza de determinados conductos, cloacas y espacios verdes”, indicó Storero.

“Entonces nos parece apropiado que desde una mirada estratégica se tengan en cuenta todas estas cuestiones que son, creemos, la deuda del Estado”, aseguró Storero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *