Fondo especial de beneficio a sectores comerciales y de servicio
Fondo especial de beneficio a sectores comerciales y de servicio
Política
Prensa Gobernación
21/01/2004
Agricultura comercio ganadería industria Obeid vandalismo

Fondo especial de beneficio a sectores comerciales y de servicio

El gobernador Jorge Obeid dispuso promulgar la ley registrada bajo el N° 12.188, sancionada por la Legislatura por la que se autoriza al P.E. a crear un Fondo Especial de Beneficio Único destinado a los sectores comerciales y de servicios, por las pérdidas ocasionadas por saqueos, actos de violencia y vandalismo ocurridos entre los 15 al 21 de diciembre de 2001 en la provincia.

La norma autoriza al Poder Ejecutivo a modificar el presupuesto vigente a fin de crear las partidas presupuestarias necesarias destinadas a atender las erogaciones que dicho fondo demande.

El instrumento legal sostiene que se crea un Registro de Damnificados con el objeto de asentar los detalles, características y montos de los beneficios solicitados.

Es condición necesaria para acceder a los beneficios de la ley. cumplimentar los siguientes requisitos:

a) copia autenticada de la denuncia radicada en sede policial o judicial del hecho acontecido.

b) la petición del subsidio deberá contener una declaración jurada respecto si han percibido o no ayudas, beneficios, liberalidades, indemnizaciones o seguros debido a los saqueos, hechos de violencia o vandalismo y, en caso afirmativo, valor de lo recibido por tales conceptos.

c) informe Certificado de la Superintendencia de Seguros de la Nación que el solicitante no ha percibido ningún monto superior al 25 por ciento del monto denunciado, en concepto de indemnización, por el daño efectivamente causado y hecho público por intermedio de la denuncia.

d) requisitos formales que se establezcan por vía de la reglamentación.

El ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio, será la autoridad de aplicación, quien deberá determinar los montos y forma de pago de los subsidios en relación directa con la petición prevista anteriormente.

El pago del beneficio establecido en dicha ley importa para el beneficiario la renuncia a cualquier eventual pretensión de indemnización de daños y perjuicios derivados de los saqueos, actos de violencia o vandalismo contra el Estado y, en su caso, el desistimiento de los reclamos o acciones indemnizatorias deducidas con anterioridad por el mismo concepto.

El valor de los subsidios máximos concedidos por aplicación del presente régimen no podrá superar en ningún caso la diferencia entre el valor del detrimento verificado y el importe de otras ayudas, beneficios, exoneraciones o aportes impositivos de gravámenes provinciales o de servicios, liberalidades de cualquier especie o indemnizaciones compatibles o complementarias que, por cualquier concepto pudieran fijarse por sentencia judicial o concederse por el propio Estado en sus diversas manifestaciones u otros organismos privados o públicos de otras jurisdicciones, nacionales o internacionales o que correspondieran en virtud de la existencia de pólizas de seguro o, en este último caso, la Administración podrá ejercer la acción subrogatoria con el objeto de percibir el monto del seguro hasta la cantidad que se abone por la presente.

El recibo a otorgar por los beneficiarios de los subsidios establecidos en el presente régimen, deberá contener la renuncia y, en su caso, el desistimiento a que se refiere precedentemente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *