Galassi sostuvo que Lifschitz “será un gran gobernador”
Galassi realiza declaraciones periodísticas Crédito: Prensa Gobernación
Política
Redacción El Santafesino
13/07/2015
Corte Suprema delitos complejos narcotráfico

Galassi sostuvo que Lifschitz “será un gran gobernador”

El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi, sostuvo que “el amplio triunfo del gobernador Antonio Bonfatti en la elección de diputados provinciales -al obtener 765.000 votos y ganar en los 19 departamentos y en 50 de las 51 ciudades de Santa Fe-, implica no sólo un reconocimiento a su persona sino a la gestión que viene realizando”. En referencia a las últimas elecciones, también advirtió que el hecho de que no haya reelección en la categoría gobernador, “obliga a construir un nuevo liderazgo cada cuatro años. En esta oportunidad, nos costó instalar la figura de Miguel Lifschitz en todo el territorio, más allá de que su experiencia en otros cargos que ha ocupado indica que va a ser un gran gobernador”, sostuvo en declaraciones periodísticas el ministro, quien integró la lista encabezada por Bonfatti y será diputado provincial desde el próximo 10 de diciembre.

“A diferencia de otros dirigentes, como es el caso de Miguel Del Sel, a quien todos los santafesinos conocían por su trayectoria artística, a Miguel Lifschitz lo van a conocer por sus actos. Yo creo que entonces aquellos que todavía no tienen en claro su perfil verán en toda su dimensión a un gran dirigente, muy comprometido, muy trabajador, con ideas muy claras y que en muy poco tiempo y con una Legislatura con mayor representación propia, podrá avanzar en transformaciones muy importantes”, confió Galassi.

En cuanto a los resultados de las generales en Santa Fe, el ministro trazó una comparación con la situación planteada en la Ciudad de Buenos Aires y en Córdoba, “donde ya no se da una puja entre dos frentes o partidos. En la Capital ahora gobierna el PRO; el Justicialismo fue su principal oposición en las últimas elecciones, y apareció una fuerza nueva con Martín Lousteau. En Córdoba, el escenario electoral también se dividió en tercios, si bien no como en Santa Fe, donde hubo un resultado inédito y creo que irrepetible, con diferencias del orden de los 30 mil votos entre tres fórmulas”.

Al respecto, consideró que se da “una realidad nueva en el país, que implica que el electorado es consciente de cómo vota y que elige más allá de las fuerzas que compiten a nivel nacional. A nivel local hay una fuerza política que la ciudadanía apoya o no; en este caso ha apoyado al Frente Progresista como alternativa a los dos grandes bloques que se están instalando a nivel nacional”, describió.

Siempre sobre los resultados, Galassi también reconoció: “Entendemos que cuando las elecciones son tan ajustadas indican que hay cuestiones que revisar y seguir mejorando. En eso somos una fuerza que no elude la autocrítica ni la responsabilidad a la hora de hacer un diagnóstico correcto de los problemas a los que todavía no les encontramos solución”.

“Ni irregularidades, ni fraude”

Consultado sobre los inconvenientes que se presentaron durante el escrutinio provisorio en las elecciones primarias y el hecho de que desde la oposición se llegara a hablar de “irregularidades” o de “fraude”, el ministro de Gobierno advirtió que “ninguna de esas acusaciones son neutras, como tampoco lo fue la de “narcosocialismo” en su momento”.

“No hubo irregularidades en el escrutinio provisorio de abril, aunque sí hubo errores y los admitimos. Sin embargo, la lectura de los medios nacionales no fue igual en todos los casos”, marcó Galassi, y dio ejemplos: “El domingo pasado en la provincia de Córdoba todavía se manejaban con datos de bocas de urna a las 10 de la noche. En la Ciudad de Buenos Aires, en algunas comunas se registraron más votos de los que había en el padrón. Sin embargo, nadie habló de fraude o irregularidades en ninguno de estos casos. Creo que hubo algún ensañamiento de medios nacionales con Santa Fe y nos han hecho pagar los costos de lo que era un error, instalándolo como un caso de fraude o una irregularidad”.

Al respecto, el titular de Gobierno insistió en que en Santa Fe “hubo que escrutar 1.800.000 votos, multiplicados por las categorías de gobernador, senador departamental, diputado provincial, intendente, y concejal, y hacerlo en 6 o 7 horas. En ese marco, invariablemente surgen errores y por eso está previsto el escrutinio definitivo, que es el que tiene valor legal. También hay que decir que, incluso los errores que se detectaron, surgieron del propio sistema montado por el gobierno provincial, que permitía acceder a la información a cualquier ciudadano”.

De la misma manera, Galassi señaló que “el narcotráfico es un problema social de la Argentina vinculado a la seguridad y los delitos complejos, pero mientras en Santa Fe se habló de “narcosocialismo”, nadie habla de “narcomacrismo” ni de “narcokirchnerismo”, con todo lo que pasa en la Capital y en el conurbano bonaerense. En este caso, creo que hay que ser serios y responsables porque no se trata de conseguir un triunfo electoral en una determinada coyuntura, sino de qué país queremos construir, con qué seguridad y qué nivel de desarrollo e igualdad de oportunidades para nuestra comunidad”.

Sobre la seguridad

El ministro de Gobierno también se refirió a la cuestión de la seguridad y remarcó la necesidad de “trabajar seriamente entre las distintas fuerzas políticas” y de “articular acciones en los distintos niveles de gobierno, de arriba hacia abajo: Nación en primer lugar; luego, gobiernos provinciales y gobiernos locales. A la vez, es necesaria una coordinación horizontal entre los tres poderes, es decir, el problema también debe ser asumido por los legisladores, y el Poder Judicial, desde la Corte Suprema de Justicia hasta cada uno de los jueces”.

“Tiene que haber un compromiso de todos y una mirada estratégica común porque todos vivimos en Santa Fe o en Argentina, con nuestros hijos y nuestras familias, y queremos estar tranquilos”, añadió.

Galassi puso de relieve la “profunda transformación de la Justicia penal iniciada en Santa Fe, que entró en vigencia el 10 de febrero de 2014 y que va a dar resultados porque aún cuando uno pueda tener discrepancias con la resolución de los juicios, al ser orales y públicos podemos ser testigos de lo que pasa en cada proceso. Es un sistema más cercano y transparente”.

Asimismo, señaló que el gobierno ha designado “muchos fiscales y defensores, pero una transformación de esta magnitud no se hace de un día para otro. En este mismo momento hay pliegos en la Legislatura y tenemos un firme compromiso de aportar todos los recursos humanos necesarios”, aseguró.

“También estamos trabajando para mejorar la Policía -agregó el ministro-; creamos áreas específicas y especializadas y ahora estamos revisando la formación para ver si hay que avanzar hacia nuevas formas de instrucción para tener una fuerza capacitada y prestigiosa”.

“Ese compromiso está plasmado con los recursos que destinamos a estas políticas y no en vano, por tercer año consecutivo, el presupuesto de Seguridad es el segundo luego del de Educación. Hoy se invierte en equipamiento para la Policía como nunca antes se había hecho. Iniciamos un camino después de muchos años de desinversión y revertir esa situación va a llevar tiempo, pero nadie puede negar que hemos asumido el problema y estamos trabajando para que en el corto y mediano plazo podamos estar mejor. Hay indicadores que están mostrando un avance; hay que sostenerlos y seguir mejorándolos en el tiempo”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *