Golpe a la caza furtiva en el norte santafesino
Coto de caza en el norte santafesino Crédito: Prensa Medio Ambiente
La Región
Redacción El Santafesino
05/08/2008
caza furtiva cotos de caza pumas

Golpe a la caza furtiva en el norte santafesino

Guardafaunas de la localidad de Tostado conjuntamente con Inspectores de Fauna Silvestre de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, apoyados por personal de Drogas Peligrosas y de la Agrupación de Unidades Especiales de la Regional XII de la policía de Tostado y personal de la Regional XIII allanaron la estancia LA PRIMAVERA, donde funciona un coto de caza de especies silvestres exóticas.

El coto de caza mencionado se encuentra ubicado en una zona rural del norte de la provincia, próxima a la localidad de San Cristóbal, la cual ha sufrido en los últimos años una intensa actividad de desmonte que ha dado como resultado la pérdida del hábitat de numerosas especies autóctonas entre las que se encuentran los pumas.

El allanamiento dio como resultado el hallazgo de 26 pumas en condiciones muy precarias de cautiverio, dentro de jaulas que se encontraban ocultas en una zona de monte de la estancia, distante unos 500 metros del casco.

Las investigaciones preliminares desarrolladas por los organismos de fauna daban cuenta de la sospecha de la tenencia en cautiverio de varios ejemplares de puma (Puma concolor), atento lo cual se solicito la medida judicial.

La localización de las jaulas pudo ser detectada por el personal que rastrillaba la zona debido al intenso olor a carne en putrefacción, que posteriormente pudo confirmarse que emanaba de restos de animales muertos. Los pumas eran alimentados con palomas, cotorras, patos silvestres y despojos de jabalíes, búfalos y ciervos, en su mayoría en avanzado estado de descomposición y que serían resultantes de la actividad de caza que se desarrollan en el lugar. Además, las jaulas donde se encontraban los pumas eran de reducidas dimensiones y construcción precaria, hallándose encerrados en las mismas hasta 10 animales juntos.

Cabe destacar que el puma es una especie que se encuentra protegida por legislación específica tanto a nivel nacional como internacional, estando prohibida su caza en todo el territorio de la provincia de Santa Fe.

La tenencia de estos animales dentro del coto de caza mencionado hace presumir que dichos ejemplares eran utilizados para ser cazados por las personas que contrataban los servicios del coto -suposición que se fortalece al secuestrarse en dicho Establecimiento varios cueros y cráneos de puma así como también de otras especies de fauna autóctona protegidas como pecaríes, corzuelas y carpinchos, que no tenían ninguna documentación que acreditara su origen-.

La caza furtiva es un delito penal, que tiene como sanción pena de prisión, resultando en el presente caso como agravante, el hecho de tratarse de una especie protegida.

Por su parte, el juzgado interviniente ha autorizado que los ejemplares secuestrados que se encuentren en condiciones sanitarias adecuadas sean liberados en ambientes naturales, en tanto que los demás sean trasladados a zoológicos para evaluar su estado sanitario y las posibilidades de su reinserción posterior en la naturaleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *